.-Pedro M. Martínez-.



miércoles, 18 de agosto de 2021

Catherine Millet.

 


《Connie hizo una cosa que no había hecho desde hacía mucho tiempo: se desvistió totalmente y se contempló desnuda en el inmenso espejo. Ignoraba lo que quería ver exactamente, pero se acercó a la lámpara hasta que la luz cayó de lleno sobre ella.》 Sigue una larga descripción del cuerpo de la joven, que detecta, desolada los primeros signos de fatiga en la piel y llora por no conocer a un hombre que le revele su propio cuerpo. Estamos en el capítulo 7 de El amante de Lady Chatterley, Mellors aún no le ha enseñado la palabra 《coño》.

 

 Amar a Lawrence,

 Catherine Millet.

Traducción de Jaime Zulaika.


Decía Philip Larkin en su  “Annus Mirabilis “

…Las  relaciones sexuales comenzaron 
En mil novecientos sesenta y tres  
(Lo que fue muy tarde para mí) –  
Entre el fin a la censura a Chatterley 
Y el primer elepé de los Beatles…  

Lo que no es broma para un libro publicado por primera vez en 1928 (en Florencia). Lo leí hace tiempo (también “Mujeres enamoradas”) y tampoco me entusiasmó (¿por mi edad?). Por eso no sé  porque me he leído este ensayo de Catherine Millet (sí, la de “La vida sexual de Catherine M.”, ¿por eso?). Parece un libro de encargo y de auto propaganda de la autora. Es curioso, corto, más o menos entretenido, he aprendido algo y no me aburrido (que ya es bastante). No es nada del otro mundo, eso sí, recomendable para incondicionales y fans de D.W. Lawrence.

(Tendría que preguntarme porqué lo he terminado pero, la verdad,  no tengo tiempo)




Philip Larkin   

“Annus Mirabilis “

Las  relaciones sexuales comenzaron 
En mil novecientos sesenta y tres  
(Lo que fue muy tarde para mí) –  
Entre el fin a la censura a Chatterley 
Y el primer elepé de los Beatles.  

Hasta entonces lo único que hubo 
Fue un regateo,   
Discusiones por un anillo, 
Un oprobio que empezó a los dieciséis 
Y se propagaba en todo.   

De repente se acabó la disputa:   
Todo el mundo se sintió igual, 
Y el día a día se convirtió 
En un magnífico derroche,  
Un partido en que no se pierde. 

Así que la vida no fue nunca mejor que 
En mil novecientos sesenta y tres
(Aunque ya muy tarde para mí) – 
Entre el fin a la censura a Chatterley 
Y el primer LP de los Beatles. 


2 comments :

eli mendez dijo...

.."Tendría que preguntarme porqué lo he terminado pero, la verdad, no tengo tiempo)"...
jajajjajajaaj
cada vez me asombro mas...
tanta lectura la tuya que ya llegué a creer que el dia tiene mas de 24 hs...y además hay tiempo para ir a la playa..


Pedro M. Martínez dijo...

eli mendez me cunden mucho los días, madrugo. Aquí la playa es un privilegio de paisaje, aguas transparentes, cristalinas ¡muy frías!, más que baño es criogenización. Hay tiempo para todo. Besos.

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007

5.802 entradas

26.826 comentarios