Maggie Cheung Vogue Italia (June 2008) ph. Peter Lindbergh

miércoles, 17 de febrero de 2021

Reverencia

 


Creo que es mejor que dejemos las cosas claras antes que esto llegue a mayores, tú dijiste, yo dije, los malentendidos, las disputas. No, lo de la rodilla no tiene nada que ver con esto, no mezclemos, me duele, sí, la derecha, a  veces, de caminar tanto, las carreras, total para no ganar nunca, lo importante es participar, mierda, lo único importante es ganar. Con esa idea empecé aquí y antes allí,  mucho antes escribiendo versos a las secretarias del laboratorio que, pobres, no entendían nada y, cierto, quería acostarme con ellas, no hubo manera. La cuestión es que  en el 2007 este rincón estaba lleno de voces que decían que sí, que bueno, que vaya, escribían con nicks como defensa, anónimos y nombres que me hacían salivar al leerlos, personas con las que logré una amistad de comentario, que es algo así como una amistad que sí pero no, nos contábamos al margen del texto diario, con algunas/os seguíamos por correos que iban y venían. Hasta aquí voy a seguir para que no llegue la sangre al río y se ponga todo perdido que con esto de la ecología medioambiental hay que tener mucho cuidado. Bueno, abrevio, pasaron los años y esto era un jardín de tú me das yo te doy, maravilloso, no sé de dónde sacaba tiempo, imaginación, ganas, el impulso para tropezar aquí cada día, sin promesas pero con constancia. Y, stop, de un día para otro, como quien deja de fumar de golpe, no vino  nadie. Pasaron meses, años, muchos y por aquí no pasaba ni dios (lo escribo es minúscula por si lo lee algún obispo sin vacunar y me excomulga que ya, si eso, me he excomulgado a mí mismo). Me acostumbre, a todo se acostumbra uno, como un estilita seguí sobre la columna compartiendo voces, roces, males y bienes, lo mío, sin desfallecer, era lógico, a quién coño le puede importar lo que uno escriba. Ya, ya, voy. Hasta hace dos o tres meses, tu tu tu tú (trompetas), esta página perdida ha empezado a recibir comentarios –muchas gracias- y, lo confieso, de corazón, en serio, no estoy acostumbrado,  apenas lo asimilo que no sé qué contestar y balbuceo, grubs, blafg, hork,  os pido paciencia, comprensión, cierta tolerancia, los señores mayores no estamos acostumbrados a tantas voces y se nos come la lengua el gato. Hay otra cosa, en el fondo uno tiene su corazoncito y en cierta manera esto es como cuando te deja una novia/o, te quedas resentido, desconfiado, te dices que esto no te vuelve a pasar. El miedo. Lo que quiero decir es que estoy como un niño con zapatos nuevos y agradezco este regalo diario y mis disculpas si tardo en contestar, si contesto raro, si a alguien le molesta lo que digo, si me quedo corto o si me paso. Estoy aprendiendo. Si a alguien no le gusta como escribo tampoco me voy a tirar por un barranco, de momento. Que eso, que muchas gracias a todas las personas que pasáis por aquí, comentéis o no, es igual, profundamente agradecido. Mi reverencia.

10 comments :

Moony-A media luz dijo...

Muchas gracias por esos agradecimientos pero no tienes por qué. El que viene y dice algo es porque quiere, no porque tenga obligación o deferencia.
Escribes muy bien, aunque eso ya lo sabes, y por tanto, nos gusta leerte.
Comentamos (comento) porque, simplemente quiero.
Y en estos pocos meses te he cogido cariño, eres de Bilbao como yo y eso marca mucho.

Un beso de buenas noches.

Luz dijo...

No sé, hay algo de todo esto que no pega contigo: "persona mayor". Escribes joven, escribes nuevo y siempre estás naciendo. ¿Una rodilla? Qué es eso si camina, si abre sendero, si le da sentido a la pierna.
Creo que todos, sin edad definida, nos estamos desacostumbrando "a tantas voces", de ahí el automatismo al que sueles mentar.
Y que a ti te coma la lengua el gato, por dios, así está famélico.
La buena noticia es que sigues escribiendo, porque haces falta, mucha falta y tal vez esto te haya pasado desapercibido o no, qué sé yo.

eli mendez dijo...

jajajajajajajajajajajajajajajajaj
solo voy a decir...
Ayyyyyyyy que lindura!!!
Gracias a vos Pedro porque reconozco que muuuuuuuchas veces nos sacudes el cerebro !!!! y bien vale...viste ...cuando uno se va poniendo mayorcita...mejor estar espabilada x si el alemán jajajajja

mi reverencia con guitarra para ti(vos)

Pedro M. Martínez dijo...

Vamos a ver, Doña Moony-A media luz yo agradezco muy bien, he ganado premios de agradecimiento (sí, de acuerdo, a veces he quedado segundo, incluso una vez quedé cuarto, pero tampoco hay que airearlo) y agradezco a diestro y siniestro, me quito el sombrero y hago unas reverencias que para sí las quisiera el capitán Alatriste. Oh. Agradezco de corazón porque no sé si tú puedes imaginar lo que es que durante años (repito, años) nadie haya dicho ni media palabra a mis tonterías cotidianas. Escribo igual que practico otras muchas actividades (que tampoco es cosa de ponerse medallas pero si yo te contara)(o contase). Sobre todo practico un ideario que consiste en ser buena gente, sabiendo que no soy más que nadie y también menos que nadie, uno más (pero no sabes lo que sé de música). Te voy a decir una cosa, aunque no fueses de Bilbao te apreciaría igual. Un beso de media mañana.

Pedro M. Martínez dijo...

Luz soy terco, ingenuo, constante, currante, escribo por necesidad y solo soy un señor mayor por adherirme a una etiqueta (y por el DNI). La rodilla (me duele a veces) es lo menos que puedo tener por practicar tanto deporte (es igual, no hay quién pare al tiempo). Además de escribir tengo otras actividades, de una de ellas dejaré constancia aquí esta tarde (el famoso Continuará). Y me encanta hablar contigo, que lo sepas.

Pedro M. Martínez dijo...

eli mendez no digas lo de mayorcita porque parece que está prohibido, uno/a debe ser siempre joven aunque no pueda ni con el alma. Me encanta decir “soy un señor mayor” (mi hija se enfada cuando lo digo). Una confesión, cuando camino por el monte escucho música argentina que, en realidad no sé qué es música argentina. Este verano paseando por la playa coincidí con una pareja de argentinos que estaban haciendo el Camino de Santiago. Hablamos de muchas cosas, también de música, les dije mis preferencias argentinas, me contestaron “ah, sí, eso le gustaba a mis papas”. Pues eso, “A los bosques yo me interno a consolarme llorando” . Besos guitarreros (https://www.youtube.com/watch?v=nljPYWKPIM8)

eli mendez dijo...

jajajjajajajajajajajajajjaaj "eso le gustaba a mis papás"!!! me mato!!
No se si hay una música argentina porque lamentablemente no le hacemos mucho honor a lo nuestro que seria el folklore y también el tango y vamos mas por todo lo que viene de otros paises..Me incluyo porque me gusta casi toooodaaaaa la música según la ocasión , claro está..( no tanto un tun tun tun uniforme y muy de moda que si uno está un poquito mal de los nervios jajajajajjaja lo eleva por los cielos y/o los infiernos jajjaja)..
Pero usted siga igualmente internándose en los bosques que de la mano del Cuarteto Zupay es un honor..Usted no será lobo??? jajajaj

LA ZARZAMORA dijo...

Este espacio es de los mejores que leí y sigo leyendo desde que abrí mi blog, "de luciérnagas y zarzamora", por aquel entonces, no tenía un teclado "español" y le daba a los acentos con circunflejos... ;9

Rinconcitos como el tuyo, merecen ser descubiertos, perooo sin ser colonizados, eres y tienes un blog único, escribes, piensas, (y coño, a mí, personal-mente, me gusta la gente que piensa, que deja lo que expresa, y no unos-as mentes que se descojonan por no haber leído, ni artística-mente alimentarse de críticas analfabetas -y cierro paréntesis-)

Contigo aprendí...

no a ser persona... y a sentir... eso me/nos llega de serie...
sino a crecer...

y eso, créeme, o no, muy pocos, lo logran.

https://www.youtube.com/watch?v=wTaj2HTa6jk

Agur, ojitos mentolados.

Pedro M. Martínez dijo...

eli mendez empecemos por el final, no soy lobo y mucho menos Caperucita (no sé si ahí se llama así). En el mundo (hala, casi nada, en el mundo) se decía música española a lo que solo era música flamenca, se asociaba una parte por el todo. Un error que cometemos muchos, yo asociaba vuestro folclore de la zona de Salta a la música argentina. Un día me puede delante del mapa de Argentina y me salieron los colores, pura ignorancia por mi parte. Aun así soy fan desde los Tucu Tucu (que gustaban a los padres de los de la playa) hasta los primeros Nocheros y desde el Polaco Goyeneche hacia atrás hasta terminar en Gardel (que le gustaba a mi abuelo). Buenas noches
Ah, por cierto, Goyeneche es un apellido vasco y cantaba cosas tan profundas como esto https://www.youtube.com/watch?v=xZAiF0oDPdw
Y ahora que estoy frente a ti
Parecemos, ya ves, dos extraños
Lección que por fin aprendí
Cómo cambian las cosas, los años
Angustia de saber, muertas ya
La ilusión y la fe
Perdón si me ves lagrimear
Los recuerdos me han hecho mal

Pedro M. Martínez dijo...

LA ZARZAMORA nunca he sido buen jugador de tenis pero sí buen pelotari, que cosas, restaba desde el ancho y me lanzaba de cabeza para llegar a las dejadas. Por eso me la he abierto tantas veces (la cabeza), por eso y por dejarme el corazón encima de una silla y olvidarlo, a veces cuando volvía a buscarlo ya me lo habían llevado. Sin cabeza y sin corazón uno se golpea en cualquier pared.
En tu caso, en nuestro caso, creo que hemos jugado siempre en el mismo equipo, con los mismos colores, cómplices, entendiéndonos a la primera, contándonos, apoyándonos, queriéndonos a nuestra manera, desde la distancia, respetándonos. Confieso que muchas veces te odio cuando te leo (que bien escribe esta tía, pienso con todo el respeto del mundo). Confieso también que muchas veces te envidio cuando leo a tu legión de seguidores (qué puñetera, pienso, pero no me extraña, y sonrío). Nos hemos contado mutuamente tantos secretos que si un día nos decidimos a sobornarnos el uno al otro no va a haber dinero para pagarnos. Nuestra complicidad está fuera de toda duda y seguro que los dos sabemos leernos cuando sí y cuando no, cuando corazón, cuando oficio, nunca beneficio. Pero sí, absoluto beneficio, nuestra amistad es una inversión a largo plazo, yo recibo los intereses cada vez que te leo. Muchísimas gracias.
Y paro, esta tarde he hecho demasiado ejercicio y además estoy muy sensible y esas cosas que piensas y te dejan removido y siguiendo con Manzanero (seguro que está en el cielo tocándole el piano a San Pedro) está versión de una canción italiana de los 80 que volvía locas a las niñas (y a mí, me lo tengo que mirar)
Mi historia entre tus dedos.
https://www.youtube.com/watch?v=ysdMoVm-oH8

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics

Vistas de página en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Así vamos

Aquí desde 08.02.2007

(Antes en Blogia desde 07.2004)

(Y mucho antes en "La tertulia en Mizar")

6.810 entradas