.-Pedro M. Martínez-.



sábado, 3 de abril de 2021

Diógenes buscaba en vano.

 


Soy responsable de lo que digo/no de lo que entiendas dicen que dijo Bob Marley, a saber, sin pecar de egotismo, o pecando, he dicho eso mismo muchas veces, quizás lo he copiado de otros, corta y pega de manual, Manuel, la misma frase evoluciona a medida que nos alejamos del yo, de su anulación, del sentido heroico de entender al otro (entre nosotros no tengo demasiado interés) como Gide buscándose en sus sentimientos, en el excesivo  quererse a sí mismo que refleja en su Journal  (el resto de su obra, muy extensa, es insoportable, rara, antigua) o Kafka, a mí esta gente tan atormentada que ve bichos me da dolor de cabeza, me agobia, tío, agóbiate tú solo, pesado, es que mi padre no me quería (o su madre o una tía), vete a otro pueblo, deja Praga que hace un frío del copón (por cierto, cambiando el tema, antes de la pandemia era ya un parque de atracciones centroeuropeo, una pena), (espera, espera y lo de Reinhard Heydrich ¿qué?), (o Jan Saudek, qué fotos), (vale, que esto va de cinismo ¿no?, voy, sigo), estábamos (¿?) en Pavese que utiliza el yo en sus novelas y escribe su diario en segunda persona, con ese lío acaban como acaban, mal, con todos mis respetos, claro, el respeto es importante aunque me importe poco el reproche por mojarle la oreja a un Baudelaire (esa foto napoleónica de Nadar) del que pronto se cumplirán los 200 años de su nacimiento (de Baudelaire, no te líes) y era raro entonces y ahora, tétrico, da miedo, espero que no se enfade nadie que esto  de las bitácoras está lleno de tiquismiquis con sus vacas sagradas, que para qué queremos becerros de oro, que se magnifica la B con la A, BAH, que me he dejado a Stendhal (lo mejor, su síndrome) pero no sé si estoy confundiendo ironía con cinismo o mala leche con cinismo o resentimiento con cinismo o cinismo con narcisismo o nos sos vos soy yo o solo me queda (de momento) Sontag (Susan) de la que envidio ese mechón de pelo blanco y su cerebro adelantado (no su vida privada, tan trágica) porque si ahora me planto con la melena al viento, en pelotas,  digo que soy un perro, te apunto con mi cayado y te remito a Alcifrón para que te lo explique vas a empezar a enfadarte pensando en lo que entiendes, que no, no pienses, lee y sonríe, esto es un ejercicio de cinismo al estilo antiguo (nada menos que los siglos IV y III a. C.) que luego ya, como ahora somos más listos, unos listos, no queda más remedio que adaptarlo a este descreimiento de esos otros que decía antes (en realidad no recuerdo haberlo dicho) que hacen fiestas en plena escalada de contagios (solo se contagia lo malo, joder), los que se vacunan antes que nadie y en general de todos los que no piensen como yo, que a saber lo que saben para que no (me) entiendan, no pillen lo que digo, que no me llamo  Antístenes de puro milagro (como un servidor –de usted-  vestía con mantón, zurrón y bastón), tampoco me llamo Truman (Capote), ni Holden Cauldfield, ni Bartleby, ni leches, que cinismo es no creer en la sinceridad del otro/a y aunque me lo jures no has llegado hasta aquí ni borracho ¿ves? si hay que ser cínico a la fuerza. Por cierto, en honor a la verdad (la única de todo esto) es que  no tengo ni idea de quién ese Bob Marley.


Diógenes buscando a un hombre justo, de Jacob Jordaens (1642, Gemäldegalerie Alte Meister)


 Para compartir en:

https://varietes-ginebra.blogspot.com/

 https://lovelybloggers-alwais.blogspot.com/

 https://paraisodeletras-blogueros.blogspot.com/

 (Muchas gracias)

6 comments :

eli mendez dijo...

Si se trata de un reto literario creo que has "superado el objetivo"!!!!
jajjajajaj
No se porque pero esto de Diógenes te ha venido como anillo al dedo, solo espero que no salgas por allí a hacer demostraciones a su estilo jjajja no sea cosa que recibas alguna reprimenda...Salvo que te vayas a la soledad de los montes..
Te cuento que aquí hay una experiencia que se hace con los niños pequeños de poner semillas de alpiste dentro de una media fina de mujer, cerrarla, hacerle ojos , nariz y boca .Rápidamente al germinar las semillas "le crece el pelo" cosa que ejerce una fascinación entre los pequeñitos.Se llama LOCOLOPE... Pues...asi quedé yo de leer y releer tu texto..jajaj Excelente sábado!!!

Pedro M. Martínez dijo...

eli mendez me has dado una idea, ese experimento de que crezca el pelo me interesa. Lo pongo en práctica. Solo necesito ideas, como este reto sobre cinismo que no sé si es una invitación o una venganza. Sobre lo que comparto nunca sé si logro plasmar lo que pienso (a veces lo que siento, a veces lo que miento) y mucho menos si alguien lo “lee”. Cuando la necesidad de escribir es imperiosa te da igual que alguien te entienda o que le guste, somos tantos perdidos en este espacio escribiendo soledades y anhelos, sueños y frustraciones que sería demasiado ingenuo esperarlo. Pues eso, no sé si he sido lo suficientemente cínico para herir a alguien (no, no creo que se den cuenta). En fin. Besos de sábado.

eli mendez dijo...

Pedro a mi me parece que ejercitar ese anhelo o necesidad de escribir va mas allá de si nos leen o si nos comprenden. A veces no nos comprendemos nosotros, por lo que suponer que nos van a comprender los lectores ya es demasiado! jajaj Aunque si..es cierto que algunas veces hay una partecita nuestra que sale a la luz en cada escrito.. Hablando de cocodrilos( o sea..nada que ver con nada..sabes que hace unos años conocí una mama del jardín de infantes muy jovencita que tenia el síndrome de Diógenes, tu escrito me lo recordó y también lo difícil que fue ese año con ese tema.
Ya comienza con el locolope..una idea te di jajajaj

Pedro M. Martínez dijo...

eli mendez ¡gracias por la tarjeta!
Escribir es malo. Se entiende. Te entiendes. Te pueden entender.
El llamado síndrome de Diógenes es justo lo contrario Esta denominación se debió a Clark et al. (1975) y se basa en el estilo de vida misantrópico y solitario del conocido filósofo griego, aunque estos pacientes están justo en el polo opuesto a su filosofía, ya que lo básico de este síndrome es el de no poder desprenderse de nada y acumular objetos. Diógenes propugnaba no poseer nada, no ser esclavos de las cosas y vivir libres de la naturaleza. Desde nuestro punto de vista la denominación de este síndrome es errónea, no siendo aceptada por la OMS, y consideramos que se está haciendo mal uso del término
Tener un blog es bueno, se conocen a personas como tú.

eli mendez dijo...

De nada!!! Espero estés pasando genial!
Lo del sindromne...clarooooo...es al reves..no voy a entrar en detalles de lo que te comente porque juro que no era para reírse en absoluto. Hasta ese entonces sinceramente desconocía el mal llamado síndrome....
Con respecto a los blogs..
También se conocen personas como tu que nos ofrecen a diario nuevos universos para incursionar, aprender, disfrutar, intercambiar.
Salir de nuestro ombligo es excelente. Besos de otoño y sol.

Pedro M. Martínez dijo...

eli mendez salir del ombligo es complicado para muchas personas, lo tienen tan grande que para cuando se deciden y lo intentan las capas del yo son tan intensas que cuando salen son otros y vuelta a empezar. El ombligo del ser humanos no está lo suficientemente estudiado, ni explorado, ni entendido. Hay trabajos de matrona tan exquisitos que son ombligos de exposición. Mira, he tenido una idea, (no me la copies). Voy a desarrollarla. Besos en un lunes precioso.

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007

5.802 entradas

26.826 comentarios