Batería de Urrutia / Punta del Boquerón /Playa de Camposoto./ San Fernando Cádiz

martes, 19 de junio de 2007

Carta del amante sentado en el aeropuerto.

Unto miel sobre pan
que a mi boca llevo.
Imagino el sabor de tu boca
en la vertical de mi cuerpo.

(Lina Zerón.)


Ben Webster sopla Soulville sobre la alfombra de ritmo que le preparan Ray Brow y Stan Levey; a veces Oscar Peterson toca el piano y Herb Ellis la guitarra.
Reclinado entre láminas de bacalao busco tu recuerdo con mis dedos como pinzas de langosta hurgando en un dibujo de tu sonrisa que guardo sobre una repisa de madera, al lado de una vértebra de cachalote. Toco tus dedos imaginarios recorriendo el mapa de Groenlandia sobre una mesa en la que se amontonan flores de pascua, un yogur y una tableta de chocolate negro - me gusta ese chocolate-. Y tú.

El gallo de la veleta gira y gira mientras una a una caminas por las siete calles del Bilbao que conozco y amo, por un paisaje de metales y piedra, de calles curvas y plazas estrechas, por las riberas tranquilas de la ría donde no llegan los icebergs de mis sentimientos flotando en las aguas turbias de tu ausencia. Crash, crash, estoy masticando tu fotografía. Como un funámbulo atrevido sigo la leve raya de tu perfil serio, de estudiosa, ricadueña, beldad, el gremio de zapateros prepara homenajes a tus andares decididos. Clavo arpones alegres en las ballenas de mi tristeza sin ti. Canto romanzas de zarzuelas que me contagió el abuelo Mariano. Escondo en un baúl indonesio tus últimas palabras antes de subir al taxi. Silbo descaradas melodías a la sombra de la catedral de Santiago hasta que los sacristanes me persiguen por los cantones colindantes. Compro arroz en el mercado de san Antón y me lo como - criimp, criimp - adobado con tus caricias secas que conservo entre las páginas de mi libro favorito - Rayuela -.

Me duermo en mitad del infinito y solo puedo soñar contigo. Me entretengo en soltar el nudo de las conspiraciones, ellos, los duendes, están decididos a esconder las llaves, malvados. Hay, sin embargo, una música que se ahoga en el aire de la noche, mi amada, ellos dicen qué eres un súcubo que me ha escogido para sus prácticas amorosas. Ahh, me golpeo con vejigas de toro infladas con helio, caracoles me suben por las piernas, un perro aúlla a los lejos, las horas siegan la noche con guadañas implacables pero tu no regresas y ahí, tumbado sobre el lomo de una vaca, espero ver la sombra de tu avión pasando sobre las antenas de televisión, sobre la paz del cementerio de Derio, sobre los gases tóxicos que emiten los miles de coches detenidos en el más espectacular atasco que recuerdan los cronistas oficiales porque todos hemos ido a esperarte, porque todos queremos recibirte con nuestros ramos de muérdago, con nuestros poemas recién salidos de los riñones, con nuestras verdades recién pintadas, con nuestras mentiras plantadas al lado de las inmensas estatuas negras de Chillida, de Moore, de cualquier escultor del vacío, como vacío está mi recuerdo, lo tomo en el cuenco de mis manos y lo bebo hasta no dejar de ti mas que esa gota temblando en la ambigua simetría del espejo donde nos miramos, amantes aún, con la marea del deseo flotando en nuestros cuerpos abrazados, confiados, desnudos, anhelantes.

Luego llegará el miércoles, mi avión a Madrid, el sábado el tuyo. Encontrándonos y desencontrándonos pasamos los días, las semanas, nadie comprende que en esta ausencia de aeropuertos no nos perdemos y ni siquiera tú y yo lo comprendemos. Se están cerrando las persianas de la tarde y aún no he recibido tu carta. ¿Has vuelto?


24 comments :

Coblenza dijo...

He vuelto.

Te releo, tengo el gusto en los dedos.
Buenas noches.
Te beso.

Atzavara dijo...

"(Escucho tu silencio.
Oigo
constelaciones: existes.
Creo en ti.
Eres.
Me basta.)"
Ángel González

Arthur dijo...

No pierdas la Fe, además, no puedo volver porque nunca me he ido, estoy acá con vos, aunque sea en esencia.

Ah, el Miércoles, el día en que será mi cumple.

Saludotes y abrazotes.

Sweet Dreams, de todo Corazón:
Arthur

Gusthav dijo...

Estoy seguro de que regresará, ya viste que yo esperé por años a que mi Mamá regresara de del otro lado del mundo, y finalmente regresó.

Y sí, es casualidad porque éste año mi cumple fue en Sábado, y el de Arthur será en Miércoles.

Saludos y abrazos

Nice Day, con toda mi Alma:
Gusthav

ybris dijo...

Como en casa, amigo.
Suena la música de tu lista mientras tecleo (Todavía Fritz Lang en mi retina).
Gracias por repetirme la asombrosa foto aquí.
Y por hacerme evocar sabores sobre la vertical de mi cuerpo.
No merezco que alabes mis comentarios. Hay blogs y blogs y luego el tuyo: música, vídeo, fotos incontables y bellísimas, citas incisivas, prosa y poesía tenaz y diariamente constante.
Pasarme por aquí es todo un reto a mi capacidad de serte justo, de ser justo con el esmero con que haces lo que haces y mantienes tan por encima de la fugacidad con que otros blogs se dan de baja.
Te sigo leyendo:
Una música de fondo, recuerdos como dedos espigando, paisajes, cuerpos, palabras, sueños...
Desencuentro de vuelos solapados sobre el cuenco de unas manos vacías en que beber deseos...

Han pasado doce canciones de tu lista cuando te dejo un admirado abrazo.

Margot dijo...

Ummmm hay tantas imágenes que no sabría con cual quedarme, el hecho de haber madrugado demasiado lo hace aún más difícil.

Ummm, en los aeropuertos dejan practicar la técnica del vaciado y luego esculpir? y hasta 100 ml. de corazón creo que permiten llevar pero siempre se les puede engañar... Te cuento formas?

Besosssss, mi veleta gira al ritmo de Webster y juraría que le gusta. Siempre fue muy lista, la jodía.

Pedro M. Martínez dijo...

No sabía que te habías ido Coblenza, siempre te he sentido aquí.
Buenos días.
Recibo tu beso y te envío el mío.

Pedro M. Martínez dijo...

Atzavara, Ángel González me gusta mucho.
Tú también.
Pero algo me falta, no sé si la constelación o es que me sobra silencio.
Beso.

Pedro M. Martínez dijo...

Estaré atento Arthur para felicitarte como mereces.
Eres mi hikikomori favorito y un comentarista (o comentador o como se diga) asiduo y divertido.
Te lo agradezco mucho.
Y te abrazo.

Pedro M. Martínez dijo...

Gusthav, contigo y con Arthur se podría hacer una película, sois dos personas singulares. Además de amables y divertidos. Mi agradecimiento también para ti.
Saludos con el sombrero en la mano.

Pedro M. Martínez dijo...

ybris, las cosas se hacen bien o no se hacen. Aunque bien es un grado que ponen los demás. Están los gustos, las preferencias, las aficiones. Lo primero es escribir (aunque a veces parece que no), después adornarlo. Llevo tiempo en esto y con mucho placer. Procuro dedicarle el tiempo justo, una parcela, lo que recibo es superior a lo que doy. Pienso seguir mientras no me falle la inspiración.
Si recibo el estímulo de tu siempre amable y certero comentario seguro que la tendré.
Te agradezco muchísimo estas palabras de hoy.
Un abrazo emocionado.

Pedro M. Martínez dijo...

Ay, Margot, Margot, ten cuidado con la veleta que entre vaciados y esculpidos la sopla Webster (Ben) y se queda en nada. En cualquier caso me gusta tu sentido del humor (oye, oye, que soy así) y me alegras la mañana.
En Aquí la película es de Fritz Lang (ooooooh) y es un clásico, una rareza, la bailarina es...oye, te ves la pelí y así criticas a tu gusto, fea, que no sabes ná de ná de poesías indias o hindúes o como c se diga.
Besos a tutiplén.

Camille dijo...

"Nunca se despedirme de tí, porque no soy
el viajero que cruza por la gente,
el que va de aeropuerto en aeropuerto
o el que mira los coches, en dirección contraria,
corriendo a la ciudad
en la que acabas de quedarte."

Ay que gastronómico te has levantado hoy.
Me ha gustado mucho.

Besos

Margot dijo...

Sí, ya, un clásico, y la bailarina tiene unas caderas que pa qué y las mueve como una diosa perversa y... poesía, lo que yo decía, no? ahh, no, que no lo dije y dije lo contrario, cachis!! jeje.

Se te ha metido una cadera en el ojo, papá, le dijo la hija de Lang... como Mafalda pero sin acento porteño.

Y a ti?

(Valeee, es que estoy hasta arriba de trabajo y por algún lado tiene que saltar la espita de la irresponsabilidad. A que como excusa es elaborada, eim?)

Pedro M. Martínez dijo...

Para gastronómica tú, Camille, me tienes maravillado. Qué sapiencia en los quesos, en los txacolís, en las croquetas al bies, en el papeo en general. Si un día le dejas a O, avísame, para comer solo ¿eh?

Otro manjar, este de Atxaga (D. Bernardo)

Así mueren
las palabras antiguas:
como copos de nieve
que tras dudar en el aire
caen al suelo
sin un lamento.
Debería decir: callando.

¿Dónde están ahora las cien
maneras de decir mariposa?
En la costa de Biarritz recogió
Nabokov uno de aquellos
nombres: miresicoletea.
Mira, está ahora bajo la arena,
como la astilla de una concha.

Y los labios que se movieron
y dijeron justamente
miresicoletea
los de los niños
que fueron los padres
de nuestros padres,
aquellos labios duermen.


Besos y besos (castos, es decir bilbaínos)

Pedro M. Martínez dijo...

La Tumba India con ¡¡¡Debra Paget!!! y Paul Hubschmid,<

Sinopsis: película de aventuras exóticas del director Fritz Lang, continuación de "El tigre de Esnapur". Chandra, el Maharajá de Eschnapur, se ha enamorado irremisiblemente de una bellísima bailarina del templo llamada Sheethe. Pero ella está enamorada de Harald Paul Hubschmid, cuñado del doctor y arquitecto Walter Rhode, y ambos deciden huir para perpetuar su amor. Esto hace enloquecer de celos a Chandra, que hace llamar al Dr. Rhode para encargarle la construcción de una enorme y lujosa tumba para enterrar allí a la mujer que la traicionó.


O sea, que ves esta peli, con esta escena, con 14 años y no te cuento. Además, cada uno tiene sus mitos, sus recuerdos, sus instantes mágicos y no me digas que ese no lo es. Fíjate que bien trabaja la serpiente, que movimientos tiene ese bicho, como ondula. Y los malos, que caras. Y los buenos, que buenos. ¿La bailarina?...chica, pues no sé, casi no me he fijado, un poco antigua ¿no?
Ay, que me parto.
¡guapa! (es a ti, Margot)

Valeria Elías dijo...

la espera, la incertidumbre, el amor a flor de piel y una canción que sube... Entre todos los desencuentros desentona la pasión...
Entre la multitud uno puede distinguir solo aquellos ojos que sólo buscan aquel único corazón... besos

Pedro M. Martínez dijo...

Amada Inmortal tu interpretación me deja así, es en los desencuentros donde surgió la pasión (y nunca mejor dicho, como la de San Mateo, más o menos).
Besos apartándonos de la multitud.

Arthur dijo...

Molto Grazzie Pedrito, pero Gusthav no telo dijo bien, mi cumple no es éste Miercoles, sino que éste año será un Miercoles.

Yo soy un Leo, asíque voy hasta Agosto. Pero aún así molto grazzie.

Saludotes y abrazotes

Sweet Dreams, de todo Corazón:
Arthur

P.S. El Sábado y el Domingo ya salí de mi casa, asíque ya no voy a romper el récord Guiness.

Pedro M. Martínez dijo...

Arthur, me alegro mucho que hayas salido de casa, me alegro por ti, por los contrastes, porque la vida está fuera y no encerrado, porque la Nintendo te está recortando horizontes, porque, tío, vales mucho, tienes una gran sensibilidad que debes compartir.
Hoy te abrazo de todo corazón.
Te lo has ganado.

Lina Zerón dijo...

Pedro, Pedro! Escríbeme por fa. Hace mucho que no tengo tus suspiros en mim buzón.

Lina

Anónimo dijo...

encontré en tus comentarios toda una gran relación, debe ser por tus letras llenas de manos y esa musica llena de voz.
bonito.

Pedro M. Martínez dijo...

Pero, como ves, Lina, no te olvido.

Pedro M. Martínez dijo...

antonieta, con estas manos, llenas de letras, te doy las gracias.
Saludos.

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics

Vistas de página en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Así vamos

Aquí desde 08.02.2007

(Antes en Blogia desde 07.2004)

(Y mucho antes en "La tertulia en Mizar")

6.843 entradas