.-Pedro M. Martínez-.



jueves, 23 de junio de 2022

Atlas de anatomía (lúnula)

 


En aquel entonces también aprendí que desde mediados del siglo XV en la custodia de asiento se adoptó la forma de torrecilla o templete ojival, sostenido por una base artística quedando en medio una lúnula o viril de plata u oro para colocar en él visiblemente la hostia. Jamás lo hubiera imaginado, esa utilización del “viril” en una custodia me llenó de confusión. Uno era (es) bruto, nada inclinado a piezas y ornamentos religiosos, pero especialmente propenso a eso de la virilidad. Por eso, aquella noche, para compensar, la amé repetidamente. Ella no consentía su propio goce, desnuda pero mística me susurraba -Cioran decía que “el orgasmo es un paroxismo; la desesperación, otro. El primero dura un instante; el segundo una vida”-. Ni con esas perdía mi excitación, tanto la deseaba, seguía a lo mío/nuestro, el estudio de nuestra propia anatomía, erre que erre, coito tras coito, ensimismado, entregado, obnubilado, exagerado. Ella era una cursi, vale,  pero estaba de toma pan y moja y allí mojando pasaba las noches que cuando me pongo…  


Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics

Vistas de página en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007

6.062 entradas

27.260 comentarios