Txalaparta (1965) Remigio Mendiburu


domingo, 17 de diciembre de 2023

A la rueda, rueda.

 


Este camino está plagado de huellas – el buey siempre pisa en la huella del buey- , pero sé muy bien que dos segundos después del último texto, cuando aún está caliente, nadie recuerda lo leído ni a quién escribe. Lógico, todo cambia a una velocidad tan vertiginosa que lo que el martes podía ser nuevo, el jueves ya ha caducado, no existe, está superado. Me leo en textos antiguos. ¿Quién era el que escribió aquello?, ni siquiera me reconozco, no sé de qué hablo, qué experiencias motivaron aquellas líneas, que exaltación o rutina guiaron mi mano. ¿Quién es el que escribe ahora?

A la rueda, rueda, el que no quiera leer que no lea. Libertad absoluta. Si estás aquí no puedes estar ahí. Por eso valoro tanto a los que (me) leen, a los que se toman el trabajo de comentar. Por eso agradezco tanto  a quiénes se pasan por esta esquina.  En uno de estos días de fiesta, de sensibilidad en el tejado, me abrazo (uno a uno, sin aglomeraciones) a todos los que entran a esta página. Os deseo lo mejor ( a saber qué es lo mejor para vosotros, escogerlo, total es gratis, aquí todo es gratis)

6 comments :

María dijo...

De la misma forma que tú escribes cuando quieres, porque quieres, donde y cuando quieres escribir lo que escribes, nosotros escribimos lo que escribimos...¿es un trabajo para ti? no, pues para nosotros tampoco, al contrario, son instantes en letras que duren lo que duren, mientras duran son lo que son, sin más objetivo que hacerte llegar, un poco de lo mucho que nos dejas tú a nosostros. Goood night!

Abrazo graande!! ¿ y ese perro tan cabreado? tú no, ¿verdad? ¿..?

Pedro M. Martínez dijo...

María he estrenado programa de Word y estoy como un niño, admirándome de todo lo que ha cambiado sin haber cambiado nada en esencia, hace lo mismo pero ¿mejor?, yo qué sé, oye. Como siempre eres la primera el mejor abrazo es para ti, muy sincero, muy agradecido, muy de verdad. Me animas mucho. Muchísimas gracias.
El perro es de Julia Soboleva una artista letona que hace cosas inquietantes y que me tiene admirado por su capacidad de producción, pinta sin parar, una máquina. Sus temáticas no son alegres y reflejan una lucha por buscarse un hueco en un mundo que le ha excluido.
Otro abrazo.
https://joiamagazine.com/julia-soboleva-canalizando-los-traumas-de-la-era-post-sovietica/

María dijo...

Pues sí, tremenda!! muy efectista, consigue trasladar esa imagen inquietante y angustiosa.. sin duda. Ale! te dejo que sigas jugando con tu word, me alegro que disfrutes, a mi la mayoría de los programas se me hacen grandes y nunca les saco todo el jugo, porque la informática desde siempre me produce alergia .. por mi, seguiría escribiendo a mano : )

Gracias siempre a ti, otro abrazo muy fuerte y feliz domingo!

Pedro M. Martínez dijo...

María todos somos iguales pero diferentes, a mí la informática me ha dado de comer durante la mitad de mi vida y eso es mucha vida y mucha comida. Y dos, yo ganaba concursos de caligrafía y ahora apenas sé escribir mi nombre. Y es que la vida es así. Besos.

Dorotea Hyde dijo...

Pedro:
Yo también te deseo lo mejor y que tengas un año espléndido. Espero que por casa todo mejor.
Todo es muy rápido, demasiado, y a veces ralentizar el ritmo a propósito tampoco es posible por cómo se mueven las cosas a nuestro alrededor. Pero bueno, se intenta hacer lo que se puede, recordar al menos una pequeña parte. :)
Un abrazo enorme.

Pedro M. Martínez dijo...

Dorotea Hyde consejos tengo…no puedo ralentizarme, es inútil, me puede el ritmo. Todavía no he empezado con los deseos (me refiero a los navideños y de año nuevo, de los otros tengo muchos, a cada rato). Un fuerte abrazo.

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics

Vistas de página en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Así vamos

Aquí desde 08.02.2007

(Antes en Blogia desde 07.2004)

(Y mucho antes en "La tertulia en Mizar")

6.756 entradas