.-Pedro M. Martínez-.


Jorinde Voigt


jueves, 28 de enero de 2021

Leyendo a Brines

 

Leo a Brines

Después de poemas sin más, termina con esto que me nubla:

¿Victoria del pensar? Cuánta derrota.
Si no existe la muerte, ya no hay causa
que haga nacer el sueño de la vida
Nos miramos los dos, y no nos vemos.
Ignorante me llevas, y cansado.

Quiero escribir cosas que tengo escondidas en una caja que aún no he abierto, aquí, debajo de un pulmón, al lado del corazón o más abajo, justo donde salían los secretos que solo una vez he contado, si saberlos, sin que palomas o grullas levantaran el vuelo por el cazador inoportuno de la duda.

Estoy llegando al otro lado, paso a paso, no conozco estas paredes, ni las luces, de aquel pueblo en la loma, camino despacio pero firme.


Quiero contar tantas cosas sin saber siquiera si me leen, si sólo miran estas letras de colores que se juntan y atropellan, que quieren patinar por el helado cauce de un literario río rutinario.


Estoy empachado de poesía, sean benévolos, no hay nada trágico, sin ser mentira nada es verdad, sólo quiero entretener con mis ingenuos trabajos cotidianos. Se me ocurren maldades ingeniosas y las borro, las aparto y conservo, las reciclo a veces, nada más, dejo aquí aquello que intenta ser bello, lo que llene los oídos incluso a quién no lee. Este día, para variar, incluyo este final, tan inquietante, también, de Brines.

Cada vez hay más frío en esta casa,

La terraza está negra. Pasa el viento. 
Y no hay nadie debajo de los astros.



6 comments :

Moony-A media luz dijo...

"Como si nada hubiera sucedido.”
Es ese mi resumen
y está en él mi epitafio.

Habla mi nada al vivo
y él se asoma a un espejo
que no refleja a nadie.

Luz dijo...

Y qué pongo yo ahora y con ese beso perturbador nada más entrar.

Hace años en una clase de mates, el cerebrito de siempre, no me acuerdo cómo lo enlazó, le dijo al profe que todo lo que decíamos está ahí, solo falta cómo volverlo a recoger. O regrabar, supongo.

Nunca olvidé eso y siempre fui más allá: todo está ahí, todo llega. Siempre que hay un emisor hay receptor.

y tú, no solo entretienes, das tanto de ti, desde emociones fuertes, rabietas a una sensibilidad sin histeria pero profunda. Así que escribe, escribe, escribe, que te leemos y aunque no lean llega igual.

Con la poesía final, no puedo contenerme a dialogar con Brines:
Si un espacio está negro, también está verde. Si hace frío, todo ser irradia calor, hay que estar cerca. Y quizás no hay nadie debajo de los astros porque estamos junto a ellos. Aquí vendría una sonrisa.
Lo que no tengo claro eso de, "Estoy llegando al otro lado".

Un guiño de lectora en la madrugada

Pedro M. Martínez dijo...

Moony-A media luz , un comentario precioso. Olé. Qué rico. No se puede añadir más. Bueno, sí, muchas gracias.

Rosa Mª Villalta dijo...

Muerte y vida que se miran y no se encuentran.
Frío inquietante que paraliza cualquier pensar.
Negrura que no deja ni al viento encontrar.
Nadie se halla ni a sí mismo ni a los demás.
Letras que existen por alguien que las dejó.
Quizás alguien curioso o sin ninguna intención.
Y soledad impotente que paraliza el corazón.
Ante la vida y la muerte, calidez y frialdad.

Rosa Mª Villalta Ballester

Saludos

Pedro M. Martínez dijo...

Luz si está todo claro no hay necesidad de escribir, solo dejarse llevar. Pero no está todo claro, al revés, se podría decir que todo está negro, que tanteamos en una oscuridad que está a punto de tragarnos. Aibá, si nos ha comido y estamos al otro lado, en el de la desesperanza, el miedo. To panic es un verbo que utilizan los ingleses. El caso es que ahora mismo me asomo al balcón y, niebla aparte, el personal transita por la calle, ordenadamente, con sus mascarillas reglamentarias. Me he fijado que las guapas/os las llevan transparentes, que se les vea, oiga que yo soy guapo, es que no lo ve), con su apresuramiento, disculpa, chica, no te había conocido, con la mascarilla, ya sabes. Volviendo a lo tuyo, emisor/receptor, sí, estoy de acuerdo, el día de mi cumpleaños me felicitó una amiga de la infancia de la que no tengo noticias hace meses, me dice no, si te leo todos los días, glup, me sorprendo, jamás me había dicho nada. Y ahí entiendo lo de los disfraces, hay un tipo de lector cotilla que trata de buscar en los entresijos de lo que dices, de ahí lo de imaginar, despistar, contar lo que haces para que parezca que no lo haces. Ay, qué lío. Muchas gracias, lectora de madrugada (eso es un síntoma, que lo sepas, lo hablaremos otro día ). Besos.

Pedro M. Martínez dijo...

Rosa Mª Villalta Ballesterasí no se puede, si vas a comentar tan bien, tan bonito, tan filosófico, le deja a uno que no sabe si va o si viene y luego pasa lo que pasa, que si yo, que si tú y la gente murmura, la gente es un concepto muy amplio para designar a los otros, es curioso que sirve para despersonalizar a las personas, a los que no son uno mismo, la gente, bueno, pues eso, que voy a enmarcar tu comentario y me lo voy a clavar en la frente, ¿Qué llevas ahí?, El comentario de Rosa Mª. Pues eso.

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007

5.802 entradas

26.826 comentarios