倪傳婧 Victo Ngai

jueves, 25 de abril de 2019

Teresa Salgueiro


Hubo un tiempo en el que fui alexitímico, los labios de Teresa Salgueiro me despedían en puertos que no habían conocido el mar.

En abril los estorninos dibujan en el cielo  un caos de plumas, las gaviotas apenas rozan la ría con sus alas, después se posan e invaden los jardines como en una película de Hitchock mientras los homeless lloran bajo los puentes que nunca cruzaron, incógnita del otro lado, misterio de no haber sido.

Hubo un tiempo en el que fui alexitímico, ya no lo soy pero los labios de Teresa Salgueiro aún me despiden en puertos que no han conocido el mar.


La alexitimia es un trastorno neurológico que consiste en la incapacidad del sujeto para identificar las emociones propias y, consecuentemente, la imposibilidad para darles expresión verbal.
Se trata de un trastorno muy extendido entre la población: afecta a una de cada siete personas.
Los neurólogos han observado anomalías en una zona cerebral cuya función sería la de vincular el crisol de las emociones con la zona que toma conocimiento de estas emociones, las analiza y las formula. Los alexitímicos, en lugar de mostrar una actividad cerebral adaptada a la intensidad emotiva de la situación, como es el caso normal, manifiestan una actividad o demasiado débil o demasiado intensa, que perturba la apreciación justa de la experiencia emocional.

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics

Vistas de página en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Así vamos

Aquí desde 08.02.2007

(Antes en Blogia desde 07.2004)

(Y mucho antes en "La tertulia en Mizar")

6.810 entradas