.-Pedro M. Martínez-.



miércoles, 14 de enero de 2009

El diario de.


Una mujer de mediana edad en un plano medio. Habla mirando directamente a la cámara. No es Penélope Cruz, ni Scarlett Johantson. Vestida con un sencillo traje blanco, de constitución robusta, sin maquillaje, con una mirada limpia. Dice- A mis cincuenta años espero a un hombre que me quiera por lo que soy, al que pueda darle toda la ternura que hay en mí, todo lo bueno que he guardado para compartir.

La presentadora pregunta- Carmen, ¿has tenido mala suerte en el amor?

No –responde- no ha sido mala suerte, ha sido mala elección por mi parte. Necesitaba tanto que me quisieran que siempre he buscado a los hombres más mentirosos. Ya ve usted que no soy guapa, nunca he tenido confianza en mí misma, no me sentía digna de amor…

La presentadora interrumpe –Carmen, Carmen, eres una mujer atractiva…

Perdona, bonita –le corta sin miramientos- he dicho que no soy guapa, no que fuese ciega. Pero a mi edad ya sé, ahora sé, mi belleza es interior, soy una magnífica persona y solo quiero encontrar a alguien que sepa apreciarlo así. Por eso he venido a tu programa y...

Muy bien, Carmen –dice la presentadora- pero en televisión, ya sabes, siempre estamos escasos de tiempo. Seguimos. José Ramón rompió con su novio por celos. Hoy ha venido aquí para pedirle perdón…

Y el programa sigue.

No ser amados es una simple desventura; la verdadera desgracia es no amar.
Albert Camus


30 comments :

Lirium*Lilia dijo...

Muy buen texto... la tele siempre desmenuzando vidas porque sí nomás, lucrando, y la gente prestándose a eso. Y cuan cierta la frase de Camus.
Un beso.

Pedro M. Martínez dijo...

De Lirium y es que la tele atonta.
A mi no (ya estaba tonto antes de verla)
Pero sin verla mejoro a pasos agigantados (dos)
Un beso.

Tesa dijo...

Pero amar y no ser correspondido, es una verdadera putada.

Pedro M. Martínez dijo...

Todo no puede ser Tesa

irene dijo...

Desgraciadamente Carmen tiene algo de razón, la apariencia es importante para la mayoría de los hombres, y digo "hombres" no en sentido genérico, nosotras miramos otras cosas más, según está el mundo, a veces no hay tiempo para profundizar y conocer el interior de las personas.
Realmente, la verdadera desgracia es no amar.
Un beso, Pedro.

Pedro M. Martínez dijo...

Lejos de mi polemizar irene.
Y generalizar.
Es solo mi post de hoy, sin pretensiones.
Pero en esta sociedad de nuestros días la apariencia es importante para la mayoría de las personas.
(Entre otras cosas, por eso no dejo aquí mi foto)(jajajajajaja)

Y sí, la verdadera desgracia es no amar.
(Pero, puestos en gastos, que no te amen es duro)
Un beso,

Eria.. dijo...

Pues sin pretensión de polemizar, dejad que escriba que lo de la bellez ainterior está muy bien si, pero que ne el dia a dia, lo que se vende y lo que se ompra, no es eso. El físico es realmente importante. y os lo dice alguien que está llenita de belleza interior porque volumen para guardarla... tiene jaajajaj.
Besitos varios.

Laura dijo...

La terrible es no amar-se, en definitiva somos lo que elegimos...

Pedro M. Martínez dijo...

Eria.. é lo que é.
Somos como somos.
La belleza interior es un don.
La exterior depende de quien mira.
Y así vamos.
Me gustan tus poemas.
Un beso.

Pedro M. Martínez dijo...

Esa es otra, Laura, no amarse es ya la repera.
Para uno que tenemos que debería ser incondicional, va y no se ama a sí mismo.
Vamos, de morirse.
Pero, fuera de bromas, hay por ahí una autoestima mu bajita

ana p. dijo...

Tampoco es por polemizar, pero conozco a una mujer que presumía de no tener prejuicios con la apariencia física de las personas. Que buscaba un interior luminoso más allá de la guapura o la fealdad... Conoció a un hombre por internet, hablaron varios días y como vivían cerca decidió quedar con él. Ella quedó en vestirse de rojo y lo hizo en negro, él acudió como había dicho. Cuando llegó y percibió que le llegaba por la cintura huyó despavorida.... Hombre, dijo, es que ni tanto ni tan calvo, que para cogerme del brazo tendría que llevar zancos... Pero nunca más volvió a presumir de mirar en el interior exclusivamente.... Colorín, colorado este cuente se ha acabado. Bicos Pedro

Pedro M. Martínez dijo...

Jo, ana p., como eres
Era yo.
Te dije que no lo contaras.

Jajajajajajajajaja

Sí, eso pasa.
Pero también lo contrario.
Mira, caminando por Galicia me cité con una voz en un pueblo en fiestas. Y llego la voz y el resto. Una belleza por fuera y por dentro. Me consideré el ser más afortunado de la tierra. Ahora, como dejé de caminar,somos muuuuuy amigos (lastima de distancia)

Y te puedo contar mil historias más.
Pero lo dejo y te envío un beso

Arantza G. dijo...

A no ser que lleves un espejo que permita contemplar esa belleza interior...la apariencia es lo que parece importar a la gente.
Y como la gente siga volviéndose loca por un reality creo que seguirá imperando esa tendencia.
Besos.

Pedro M. Martínez dijo...

O ser de cristal Arantza G.
Otra solución es buscarse uno mismo.
A partir de ahí buscar personas que sepan ver
Ah, y que no les gusten los realitys, claro.

Pero no te preocupes, tengo mi ejemplo, soy un tío feo, vamos, que no saldría en ningún programa de televisión sin que se apagasen automáticamente. No obstante, tengo multitud de amigos, amigas y, de momento, no me tiran piedras por la calle.
Y me quiero un montón (me digo al espejo, “guapo, guapo, muá, muá”)(así vamos)
Besos.

mirada dijo...

Jajajaja... eres moito, de verdad que si....¡qué cabronazo! ;-)
No somos pepitas de oro, no podemos gustar a todo el mundo, para gustos se pintan colores, etc....
Estoy con Camus, claro.
Si me pongo a pensar no sé que diré con cincuenta, no sé si hablaré tan siquiera, pero hoy por hoy, me pongo seria, que el tema lo merece.
ohhh Love, love, no se debe pensar en esperar...o se siente o no se siente...o se ama o no se ama.
Antes me sentía una persona muy desventurada y venga a esperar, y esperar. Esperanza, toda la del mundo, si señor, pero entonces me acordé de "amaros los unos a los otros como yo os he amado", pues eso, ya no espero nada, vivo amando.
Moitos bicos, muitos, muitos, muitos... ¿me traerás algo de Burdeos? ;-)

Pedro M. Martínez dijo...

Ah, Mirada, ¿pero no tienes todavía 50?...pues estás muy estropeada.



Jajajajajajajajajajajajajajajajajaja
¡¡¡Belleza!!!

Tú no eres una pepita de oro ni falta que te hace, eres una señora estupenda por dentro y por fuera. Y a mí me gustas mucho*
• (no tiene mucho mérito ya que soy un vicioso)


Jajajajajajajajajajajajajajajajajaja

Y lo de la esperanza, ¿ves como eres una santa? Santa Mirada de los ojos bellos.

Oye, cuando nos vimos, tú tan guapiña, imagínate que yo hubiera sido un señor mayor y calvo como ha contado ana p. que le pasó a su amiga, imagina ¿eh?


Jajajajajajajajajajajajajajajajajaja
Estoy salao hoy, ya ves.

Ah, te traeré un francés

mirada dijo...

Es muy dificil imaginarte así, Pedriño, jajajajaja...
Más que salao, estás tú hoy, picarón...
Anda, sé bueno, que los franceses no me gustan nada,:-P
un vinito por favor.

Pedro M. Martínez dijo...

Miradiña, a mi tampoco me gustan los franceses, prefiero las francesas, de siempre, desde pequeño, dirás que es una manía, pues no, una preferencia (se me ocurre una maldad pero es un poco fuerte, me la callo, por si leen niños este blog)
Con razón te (sobre) llamas Mirada, me miras muy bien, con mucho cariño.
Gracias, bella.
Buscaré vinos.

Anónimo dijo...

¿Dónde me has visto?
¡Si no he salido en televisión!
Menos mal que has puesto a Sorolla y eso estimula a cualquiera.
Un abrazo...

gaia07 dijo...

Yo si polemizo
¿Eso es lo que piden las mujeres un hombre que las quiera como son? ¡Anda ya!

Quererte te puede querer cualquiera ¡leches! ¡Que manía! Os acordáis de aquella película “Todo el mundo es bueno” pues ya te digo, te puede querer cualquiera.
No andemos con tonterías a estas alturas, lo que queremos es un hombre que nos haga vibrar y nos lleve a ese estado emocional deseable (por esta vez no me voy a poner salvaje, va). Lo mismo que quieren ellos.

Que manera de liar las cosas. Y todo por culpa de cuatro que nos enseñan a creer en necedades ¡Valiente atajo de bichos raros!
Ya es hora de usar nuestra propia naturaleza para saber de nuestras necesidades y dejarnos de monsergas moralistas, de rituales misóginos, de alquimistas de sentimientos.
Esto es lo que siento y esto es lo que quiero. Y anda que no somos millones en el mundo para escoger.

Te beso antes que me tapes la boca jaja (me encanta)

Anónimo dijo...

La belleza interior es lo que importa,sí, pero cuándo,¿cuándo se carece de la exterior?.
Pedro,tú dices que la exterior depende de quien mira.Carmen es tajante en esto "...no que fuese ciega" y perdona,bonito los aquí comentaristas de hoy presupongo que tampoco lo son.A ver si encontramos ese término medio de la autoestima porque hoy esto parece un autentico cardiograma.
Muy certero Camus.

Anónimo dijo...

Ánimo al anónimo, hoy de cabida casi entera de cabellos largos, seamos, pues, el segundo, tras el certero primero, y no es mío lo que voy a decirte, que ya quisiera, pero quien lo dijo ya murió,

la necesidad no es una idea no hay ideas necesarias sino una evidencia sí hay evidencias necesarias las ideas las ideas pueden ser engañosas pero el hambre el dolor el miedo la lujuria jamás lo son

Quizá, cuando amamos de verdad, dejamos de purgar la belleza.¿O la hurgamos más?

Besos, Pedro. O abrazos, que ya no sé lo que digo.

Pedro M. Martínez dijo...

sk8, han prorrogado la exposición de Sorolla hasta febrero
Puedes verla otra vez
Beso

Pedro M. Martínez dijo...

Ole gaia07, te propongo que en vez de polemizar nos tapemos la boca mutuamente.
Y después ya veremos por donde seguimos
Jajajajajaja, muy bueno lo tuyo

Pedro M. Martínez dijo...

Anónimo 1, ¿te importa ese 1? Es para distinguirte del 2.
No estoy de acuerdo con Camus, ni con los anónimos, ni contigo, ni sin ti.
Ea.
¿Qué pasa? Estoy de acuerdo con quién quiero.
Y si no, no.

Pedro M. Martínez dijo...

Anónimo 2 mira, majo/a a estas alturas del miércoles ya no sé ni de qué iba este post. Me vas a perdonar que no te conteste con coherencia. Sí. O no. Algo. Belleza. Camus. Ese señor que tú citas. O señora.
Por cierto, aquella a quién amo es bella.
Recuerdo que antes amé y también era bella (pero ahora que ya no la amo me parece horrorosa, por fuera, incluso por dentro, un horror, una arpía, agg)
Eso, ya lo he dicho antes, estoy salao, y cansado
Besos, abrazos y lo que gustes (si eres anónima, si no, la mano)

Shandy dijo...

Bueno, a ver, Pedro, yo también quiero polemizar:
Sí, la belleza está en el ojo del que mira, de acuerdo. Y quien a mí me gusta es guapo por dentro y por fuera. Pero me sale del alma decir que en el plató de la televisión que muchas veces es la vida, ser feo (lo que se dice FEO) y pobre es un puñetada (y quitémosle el "ÑE"). Menos mal que la mayoría nos vamos apañando.
Y por seguir polemizando: no ser amado es más que una desventura. Me refiero a que no te quiera nadie, no sólo a no ser amado por la pareja. La falta de amor, mata, lleva a la bajo autoestima, a la falta de ilusiones, a la desesperanza. Necesitamos amar, pero también recibir. Necesitamos que nos quieran, que nos reconozcan hasta para aprender a querernos a nosotros mismos.
(Y yo no me malquiero, aunque no siempre me guste). Y a ti, en la medida que corresponde ¿...? te quiero bien.

ana p. dijo...

El tema de la belleza y los afectos levanta polvaredas... (en todos los sentidos). A mi los que defienden la autoestima y la posibilidad de la falta de belleza para poder lograr al amor, me traen a la memoria una conferencia del también polémico Jodorowsky, a la que asistí.
En el turno de películas, un conocído mío (que es parapléjico con parte de su cara paralizada y torcida por la enfermedad) que constituye un ejemplo viviente de la lucha por la autoestima y la esperanza, adelantó su silla de ruedas y le preguntó al conferenciante.
-Si, si. Yo me quiero mucho y sé, al igual que mis amigos, que mi alma es bella ... pero por favor podría indicarme cómo hacer que alguien ame también mi físico?
El silencio del paraninfo se cortaba con un cuchillo.
El conferenciante le recomendó internet.
Mi amigo se enfadó....
Yo también me enfadaría...
Así que si, mucha autoestima... pero todos necesitamos un beso (si es con lengua mejor) y un abrazo (si es desnudos pues mejor)... Lo demás SON PAMPLINAS

Pedro M. Martínez dijo...

Como han pasado unos días, querida Shandy, me voy a poner serio.
Durante toda mi vida he sido amado, era, es lo normal (mi normalidad).
Pero solo cuando he amado he sido realmente feliz.
(Y desgraciado)
(Después)
Por cierto, ¿qué medida me corresponde? ¿una yarda? ¿un celemín? ¿tres metros?
Besos

Pedro M. Martínez dijo...

Oye, ana p., por mí que no quede.
No me quiero poner superficial pero a estas alturas no vamos a andar con remilgos.
Sin pamplinas, día y hora.

Y lo de tu amigo es un corte, claro.
Pero es un tema tan serio que ahora, viernes noche, no me encuentro con ánimos para abordar.

Beso con lengua hasta el paladar

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007

5.802 entradas

26.826 comentarios