倪傳婧 Victo Ngai

viernes, 14 de diciembre de 2007

Os pirilampos tremeluzian na relva.

La palabra humana es como una caldera rota
en la que tocamos melodías para que bailen los osos,
cuando quisiéramos conmover a las estrellas.

(Flaubert)


Aquí escribe el que tú imagines, una imagen construida desde el capítulo uno hasta el cuarenta y me llevo seis o doce o treinta habitaciones sin luz, como hondas mazmorras en las que duerme el miedo.

...Algún día
lo contaré
¿eh?...

Vagamente la estadística dice números, cuantos entran y de dónde, apenas nada, no quién, ni nombres, ni un apunte, un olor, un rostro, una caricia al leer, aquí he estado, garabato en la pared, trazos de tiza, lengua común para acercarnos, acequiero regulando el caudal, acróbata en equilibrio sobre una palabra, sobre otra, a la pata coja, guardabosque para que nadie entre o nadie salga, domador del afán de contar todo de golpe, paciencia que no habla de los equivocados, de los paseantes, de los miopes, de los que leen al trasluz, el otro lado, ese que no veo y desde donde se divisa un paisaje que no me pertenece.

Aquí escribe el que tú imagines, el que pintes desde los recuerdos y el presentimiento, desde las huellas aún no vistas en el pasillo al futuro a un aroma guardado en cajas con flores secas, caracolas y poemas en idiomas que cantan. Os pirilampos tremeluzian na relva.

Al final, nos estamos pintando sin vernos, lienzo en blanco o abstracta amalgama de colores, voces huidizas, viento encendido, nunca pasa el mismo río.

...No somos
esos

¿o sí...




Aquí.


18 comments :

ybris dijo...

Pues sí. Cuando paso aquí lo primero que hago es imaginarme quién escribe.
Luego caigo en la palabra y me olvido de quién escribe y me quedo con lo que escribe.
Aunque sea tan curioso como los pirilampos tremeluzientes.
Siempre un placer leerte.

Un abrazo

gaia07 dijo...

Si somos esos, los imaginados. Nuestra dimensión virtual. Es un apunte de nuestra existencia, somos tan de lejos que nos tocamos el alma con letras. De que otra manera sabríamos de nosotros.
Cuando nos cruzamos y nos olemos, intentamos adivinar la colonia, pero jamás pensamos que comentarios haríamos al texto que modela en su cabeza para escribir en su blog.

Te imagino distinto para cada texto, con tu alma, tus ojos, y los sentimientos que me provocas. Eres el alma del texto hasta que logre conocerte, entonces el texto tendrá cuerpo, voz, olor, sonido, y los sentimientos que me provoques serán distintos. Cada vez que entro en Glup.2 tu estrella brilla por todas partes, provocar que me contestes a los comentarios ya es todo un logro. Un beso.

mirada dijo...

Fermosa metáfora. Bicos.

Margot dijo...

Pues es que yo sigo sin imaginarte, no me dan lugar a ello tus letras, me basta con imaginar lo que escribes. No dejas ni un hueco en vacío...

Ves? por ejemplo eso de pintarnos sin vernos, del lienzo blanco, ríos y vientos...

Un beso, nada imaginado, no, no...

Pedro M. Martínez dijo...

Gracias, ybris, el mismo placer cuando sé que has leído mis escritos bienintencionados.
Las mariposas relucen en la selva.
Y Flaubert y yo te abrazamos.

Mafalda dijo...

.....

Hola....

Yo no te imagino....yo te veo jejejeje... te siento.... de eso se trata esto, de acercarse, de palparse. Lo que me imaginé ahora esta aquí a mi lado, con presencia y olor. Los más afortunados, como vos.... son palabra viviente.

Un saludo.
Dejo un abrazo virtual.

¡¡¡FELICES FIESTAS!!!!

Mafalda

Petrusdom dijo...

Le oí decir a un viejo profesor que los relatos son como los marcos de un lienzo, el artista crea los marcos y el lector pinta el lienzo.
Gracias por tu excelente trabajo.

Saludos cordiales.

Pedro M. Martínez dijo...

Tu amabilidad, querida gaia07, tiene –siempre- mi respuesta.
Lamento que mi falta de tiempo me impida dedicarle el espacio que merece, pero como compensación tiene todo mi interés.
Y este beso.

Pedro M. Martínez dijo...

¿La tradujiste? Mirada bella

Pedro M. Martínez dijo...

Margot, otro más que escribe, con constancia.
Como tú.
Ya ves, te imagino guapa (por dentro y por fuera).
Un beso de la casa.

Pedro M. Martínez dijo...

mafalda, abrazado virtualmente digo que sí.
A casi todo, sí.
Y las Fiestas están aquí.

Pedro M. Martínez dijo...

Gracias a ti, Petrusdom.
Mi modestia dice que, al menos, constante.
Y con mucho trabajo, eso sí.
Saludísimos.

Magnolio dijo...

No entiendo mucho de estrellas, pero no estoy de acuerdo con Flaubert, vamos ni para una cena, aunque me encante su letra preciosista.

En cambio hay otros a los que - forma, fondo y continente - les haría trocitos pequeños y me los comería despacio, muy despacio. Como a ese turrón tan rico, el blandito.

Pedro M. Martínez dijo...

Nombres Magnolio.
A mi también me gusta ese turrón.

Magnolio dijo...

Glup, glup, glup ¡¡¡ que me atraganto !!!

Me pones en cada aprieto... y las cosas se piden porfa, so mandón.

mirada dijo...

¿Y tú,luciérnaga que alumbra en la hierba, la has traducido? ;-)
Feliz fin de semana.

Pedro M. Martínez dijo...

Nombres, por favor, Magnolio

Pedro M. Martínez dijo...

Claro, Mirada, por eso lo he puesto.
Aquí hace un frío de horror.
Pero te beso (con labios trémulos

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics

Vistas de página en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Así vamos

Aquí desde 08.02.2007

(Antes en Blogia desde 07.2004)

(Y mucho antes en "La tertulia en Mizar")

6.810 entradas