Glup 2.0


 photo ra1_zpsczgcmpzb.jpg


23.4.14

M4



Te estoy mirando porque sé que me miras, imprudente.

En mis brazos se encienden flores, están vestidos mis dedos con pétalos de violencia y juegan con una flamante pistola. No sabía que la tenía, cargada, no lo sabía, en serio. No te acerques demasiado, puedo dispararte, como en un juego, solo que no lo es, lo siento. Mantente alejado, detrás de esa raya, no te rías, no hagas que me sienta ridículo, sí, es una advertencia. 

Ayúdame a amontonar a los heridos, ahí en esa esquina, organízalos, prepara el fuego. No es necesario que entiendas esto que te digo y después escribo, limítate a seguir el reguero de cadmio, el escarnio, las torpes caricias de palabras que no entiendes, el terciopelo en el borde mi herida, la luz del zaguán donde salía a respirar, el hotel frente al mercado de los artesanos, la agazapada bestia del ahogo, el abrazo del miedo, las espantosas criaturas sin ojos, lo invisible.

No te muevas, ahora no, aquí en lo oscuro estoy mordiendo estas frases para que entiendas, luego, cuando vuelvas al estúpido sueño donde nunca debiste entrar. Tengo los brazos tatuados de flores de sol, de sangre, tengo un arma en la garganta, tengo un rojo manto de odio sobre los hombros, tengo tantas ganas de romperme la puerta del alma y contártelo que como sienta que te mueves no sé qué seré capaz de hacer.

Quieto ahí, la primavera se deshoja en olvido, mutila la esperanza de un verano, llena de obscenidad los recuerdos que no fueron, me asaltan  los rencores y grito por las calles, no me mires.



Traductor

Se quedaron

Lo que hay.

Algunas ilustraciones, fotografías, dibujos, etc, que acompañan a los textos han sido
tomadas de internet y puede que no conste su autor.
Si algún propietario no desea que figuren en este blog, me lo comunica y las retiro.

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com

counter to blogger