倪傳婧 Victo Ngai

jueves, 18 de noviembre de 2021

Perdón



Junto a la puerta del Perdón está el albergue, un laberinto de piedra y madera. Estoy en un habitáculo, junto a catorce inquietos desconocidos, tumbado en un mínimo catre. Detrás de las delgadas paredes llegan voces en italiano, inglés, francés, alemán y otras lenguas que no distingo. Tengo calor, frío, cansancio, hambre, sueño, me duelen las piernas, no puedo dormir. Encogido en el saco en posición fetal me pregunto qué hago aquí. Añoro el Hilton de Berlín y el calor del vientre de quién yo sé.

4 comments :

eli mendez dijo...

Lo escribiste para que no me ria..
Me dejaste sin palabras

Dorotea Hyde dijo...

Es bastante difícil dormir en catres.

Pedro M. Martínez dijo...

eli mendez a veces cuento verdades, las camuflo. Esto de hoy es rigurosamente cierto, de estar durmiendo en el Hilton de Berlín en unos pocos días pasé a dormir en un albergue en Villafranca del Bierzo (León). La vida tiene, por suerte, estos contrastes.

Pedro M. Martínez dijo...

Dorotea Hyde dependen de con quién duermas o donde esté el catre, después de caminar diez horas te duermes en el palo de una escoba.

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics

Vistas de página en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Así vamos

Aquí desde 08.02.2007

(Antes en Blogia desde 07.2004)

(Y mucho antes en "La tertulia en Mizar")

6.810 entradas