.-Pedro M. Martínez-.



viernes, 18 de diciembre de 2015

Dos letras.




Esta vez la palabra vino como un caramelo derretido, envuelta en un papel arrugado, pegoteado, que se adhería a los dedos, manchándolos, dejando una desagradable sensación de pringue. 

La palabra doblada, fea, hiriente, lastimando la mirada, en mitad de la página, destacando con un color chillón.

Solo había dos letras: NO.

(y su nombre en el reverso del sobre)

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007

5.802 entradas

26.826 comentarios