lunes, 16 de mayo de 2011

La raya amarilla.

 
Mira, la raya que limita está ahí.
No, esa no, la amarilla.
Quizás...
No te preocupes, tampoco yo lo entiendo.
Pero quiero estar seguro que la ves.


(Justo entonces empezó a llover y se borraron las rayas de colores, su cara y mi ansiedad)
(Llegó el tiempo de empezar de nuevo)
(Supuse que aquel hombre estaba muerto)
(Corrimos hacia el monte)






Je me souviens.

(click)

3 comments :

Tempus fugit dijo...

Me temo que hay rayas que no borra la lluvia ni el tiempo.
En el monte nos vemos.



un abrazo

gaia07 dijo...

Es lo que tienen las rayas, que todo lo limitan. Incluso las invisibles que puede que sean las peores.

Eres todo un placer

Joselu dijo...

Desde hace diecisiete meses las señalo todas, pero después de cada temporal queda el circo liso, blanco brillante…sin asomo de las grietas en este ahora resplandeciente glaciar, todo puentes de frágil nieve. También aquí rayas amarillas. Ojo con correr. Yo no me libro de la ansiedad. (Seguro que aquel hombre estaba muerto)No estamos a salvo en ninguna parte.

Gracias, Pedro. Tierno Gianni Morandi. Rico.

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics

Vistas de página en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Así vamos

Aquí desde 08.02.2007

(Antes en Blogia desde 07.2004)

(Y mucho antes en "La tertulia en Mizar")

6.843 entradas