5.4.16

Omnis homo méndax.





Omnis homo méndax. Simular escribir desde la periferia de uno mismo, sin implicarse, sin proyectarse en demasía, no es más que un vano intento, nada, pssss.

Buscar un tema, escribir otra vez como hoy, desierto día de abril, sobre la escritura, es como hacer una película sobre cómo hacer una película. (Ejemplo Truffaut. La noche americana)

Entre el reflejo narcisista, el psicoanálisis de diván oscuro y la inventiva está el campo de juego. No hay en absoluto un sentido de trascendencia, el armario rebosa de disfraces, las máscaras esperan sobre la repisa, junto al espejo los maquillajes alineados, un enjambre de miedo zumbando bajo el árbol de lo leído, la curiosidad no es suficiente.

Dejo al enfermo junto al camino por si alguien que lee entiende la enfermedad.

En ausencia de crímenes propios que contar, sin demasiados pecados que confesar, hago balance y solo un error me muerde la conciencia, aun. Invento pues, simulo escribir, intento hablar sobre lo que nunca ha sido, siendo, espectador acodado en recuerdos de lo que no ha ocurrido, en lo que envidio o temo, en remolinos de viento en las esquinas de lecturas de otros tiempos, aun así sé que se me ve el alma.

¿La ves tú?

(Todo hombre es mentiroso.)


1 comentarios :

Maribel Gs dijo...

¡Por San Epiménides! Aquí lo que se te ha visto es la paradoja cuando dices Todo hombre es mentiroso pues siendo tu hombre esta afirmación sería mentira. Buen juego literario, corazón.
Voy a ponerme el disfraz de curranta (con chubasquero incluído). Qué tengas un espléndido martes, bonico.

Besets!

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007