18.11.16

Intento 1,7.



Quizás entonces no nos pusimos de acuerdo pero lo intentamos.

Hablábamos, mucho, nos decíamos, incluso pudiera ser que nos escucháramos más allá de nuestro propio eco. Pero un día nos encontramos los pulsos -ay amiga- y la oscuridad de su cuerpo dormido se convirtió en fulgor. 

Me quemé, torpe de mí. 

2 comentarios :

virgi dijo...

Tú eres de los que renaces de las cenizas.
Sí, sí.

Pedro Martínez dijo...

Virgi, no creas, la procesión y el incendio van por dentro.
Si fuese del naufragio quizás.

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007