24.2.13

Gracias.

Esta mañana hay nieve por todos lados.
Hablamos sobre la tormenta.
Me comentas que no dormiste bien.
Te digo que yo tampoco.
Tuviste una noche terrible. “Yo también.”
Estamos tranquilos el uno con el otro,
nos asistimos con ternura
como si comprendiéramos nuestro estado de ánimo,
las mutuas inseguridades.
Creemos adivinar los sentimientos del otro,
no podemos, por supuesto, nunca podremos.
No tiene importancia.
En realidad es la ternura la que me interesa.
Ése es el don que me conmueve, que me sostiene,
esta mañana, igual que todas las mañanas.

 Raymond Carver (1938-1988),




Erase una vez la Belleza de todas las ciudades con jardines que había en el mundo.
En una de ellas, cerca, vivía un niño feliz con pantalones cortos que jugaba al fútbol en las calles hasta que cruzo las vías y el mundo se iluminó de norte a sur.
El calendario dejó un adolescente al que se le incendió el alma, arrasada por el absurdo, primerizo y brillante sentimiento de, sin buscarlo, encontrar el Amor.  Someone exactly like you, cantaba. Se equivocó.
Con los días se convirtió en un hombre eternamente (qué leve es la eternidad  de los poetas) enamorado (de Ella) hasta que, como los milagros existen, el bálsamo del tiempo le convirtió en amigo y caminante a su vera. Ni más ni menos.
Ahora es domingo, llueve y truena, hace frío, los jardines se han convertido en bloques de casas grises y no hay quién salga de casa con la que está cayendo.
La Belleza, Ella y el hombre que paseaba están refugiados bajo el alfeizar.
Ya llegará la primavera.



0 comentarios :

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007