25.11.11

Oigee i, el encierro ocasional.

-En fín, que los blogs son diarios, bueno, es un decir, que son como diarios pero con fotitos y tonterías.
-Algo así.
-Y con la posibilidad además de que otros respondan. ¿Por qué quiere la gente que los demás respondan?
-La gente solo quiere hablar.

Si lo hubiera pensado no lo habría dicho, pero no lo pensé, se me escapó sin más. Y enseguida me arrepentí, como me hubiera arrepentido de echarme allí mismo a llorar o de quitarme la ropa; cosas de ésas que te dejan blando, como una fruta pelada, sin defensa.

-Hablar. Saber que no están solos.
-Qué tontería, uno siempre está solo. Rematadamente solo -dijo.

Etxenike, Luisa, El detective de sonidos, p.38




Oigee i está encerrado en su casa. Ni siquiera abre la ventana para que no entren los amores perdidos, las fantasías de aquello que no pudo ser. Tiene miedo a circular por calles sentimentales no recomendables, por avenidas cerradas al tráfico de emociones no sujetas a fielatos o arbitrios vanos.

Nobody love me, cantaba el gañan, yea.

En las horas más oscuras lee a poetas sudamericanos –especifica sudamericano-, vela sus armas bajo la caverna de Platón, se nutre de armonía, detrás del cristal está la bendición de los insignes, el triunfo del mono en cuclillas absorto en las imágenes proyectadas en seis pantallas de televisión, sombra de esas imágenes, el vacío soberano, Alejandro Magno bajo un ángel.

Let Your Love Rain Down on Me, desde Illinois, pero no tanto.

Busca al pájaro en el olivo, la paz en un recodo del camino a la abadía, la panorámica desde el faro, el arco iris fantasmal sobre las olas, los fotógrafos siguen su camino desde la cúpula de luces al torrente de palabras que no sirven para nada, decir estéril, es igual paz que paciencia, suburbio que disturbio, no busquen el sentido, este es un ejercicio de vacío y  Oigee i lo sabe.

Where Were You When I Needed You, de Al Kooper, la 7, es una pregunta sin respuesta.



8 comentarios :

Colombine dijo...

Debe ser éso . ..... hablar , hablar , hablar , soñar que no estás solo........ abrir la ventana alguna vez por si acaso es de día ........ esperar siempre ver al pájaro con la rama de olivo .

mirada dijo...

lágrimas de emoción..
gracias,muchas gracias, Pedro.

Magnolio dijo...

…eso decía Al Kooper y Wish you were here, decían los Floyd, que a ver quién no ha repetido tantísimo como un mantra, tal vez porque “Algunas palabras son como lugares. Necesitas ir hacia allí. Te imaginas que dentro encontrarás la manera de reducir la distancia entre la imaginación y lo que de verdad sucede” que decía otra protagonista de otro libro de Luisa Etxenike.

Y tú dices de torrentes de palabras que no sirven para nada y dices pájaro, olivo, paz, olas, panorámica, cúpula. Casi tan, o tan poco deliciosas – en ningún caso comestibles - como el tango de Liliana o como este otro bellezón que canta la Montecorvino: http://www.youtube.com/watch?v=2W8VLRK15s0&feature=relmfu.

La vida se nos va, sí. A unos de aquella manera, a otros bailando palabras, o tango!

Joselu dijo...

Amor...quedemonos aquí...
¡Que bueno!...
Gracias.

Pedro dijo...

Colombine, no hay remedio, estamos solos aún entre la multitud. Unos (los que lo sabemos) más que los que hacen como que no. Ahora bien, la ventana mejor abierta, puede entrar el pájaro del olivo o un gavilán, siempre puede entrar alguien, algo. Atentos a la jugada.

Pedro dijo...

mirada, felicidades. Tenemos mucho que hablar. Y no me lo puedo creer, sin besos. Ay, hay quién los votos de virginidad no los pierde ni bajo la ducha, jajajajajaja Eres un cielo

Pedro dijo...

Magnolio, los Floyd eran más Pink, pero esa es otra historia, igual que las que cuenta (tan bien), la Etxenike, (dejé aquí varios fragmentos de sus peces negros y otras ocurrencias y no me digas nada de ojalá estuvieras aquí si cuando estamos (un suponer) nos dejamos vivos (otro suponer) y no fardes de Montecorvino que la has descubierto en este humildísimo rincón, no se puede saber de todo (si se puede, pero lleva un curro que no sé si merece la pena), que menos mal que me he sacado de la manga a ese Oigee i, que aburridito estoy de dejar un testículo sobre esta piedra diaria y me lo confundan con una cagada de cabra, que es la parte que me falta por grabar de la peli en la que me han liado, para terminarla debo pasear con una cabra por un bosque, cuando llueva, la cabra debe ser guapa, claro (conocí una en la mili a la que todavía recuerdo, qué cuernos, qué barba, qué cariñosa, la mili es mu mala pal cerebro humano. Y pa las cabras), que el tango ese es pura delicia, Liliana no es el Polaco (Goyeneche) ni p. falta que le hace porque el pianista pone el resto, que tocaba con Espineta (palabras mayores, argentinas pero mayores, allí). Y eso, me como la vida siempre que puedo (puedo poco, la veritá).
Ay.
Ayyyyyyy.
Ayyyyyyyyyyyyy
(La Macanita de Jerez)

Pedro dijo...

Qué bueno ¿eh?, Joselu (me ha encantado el detalle de ponerse las gafas) (recuerdo cuando usaba gafas) (recuerdo cuando cantaba tangos) (recuerdo mañana). Gracias a ti,

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007