17.11.07

¿Qué te parece?

Ha llegado a mi buzón una carta que contenía un recorte de una revista cultural gallega con una fotografía y una entrevista.
En el sobre estaba escrita esta escueta pregunta. ¿Qué te parece?
Estas son mis respuestas amordazadas



Reacción A.
(No publicable)

Reacción B.

Un magnífico reportaje, con acertadas preguntas y muy interesantes respuestas.
La foto que lo acompaña refleja el entusiasmo de la entrevistada.

Reacción C.
(la que enviaré)

Ah, qué bueno, gracias por enviármelo. Muy bonita fotografía. Respira, has salido muy natural, muy bien. Eres muy fotogénica.
La entrevista es también muy buena, contestas de una forma ágil y amena, muy comprensible.
Te veo de maravilla, contenta. Me alegro.
Un beso.

Reacción D.

Como en un trabajo digno de Annie Leibovitz llega tu fotografía en esa revista cultural. Ocupa media página y es impactante, arrolladora, con tanta fuerza que se sale del papel, tan profunda, tan nítida que reflejan exactamente tu alma, tu esencia, tu vigor, tu creencia en lo que sabes, en lo que ignoras, en el espíritu de lo que buscas ahí, en el centro de la palabra, de las palabras, del ser, en el desarrollo sistemático de las normas sin normas, del estudio, de una vida dedicada a escuchar a otros, de proponer caminos, de caminar desde lo que no se ve pero está, de lo sale a la luz, lentamente o en una explosión de conocimiento, la revelación, la solución, el primer paso, el inicio de un largo camino, el borde desde donde saltar a uno mismo, la luz en el túnel, días y días, muchos años, una vida, tu vida reflejada en ese gesto, en esa sonrisa abierta, franca, sin miedo, alegría por estar ahí y hacer precisamente eso, trabajar en lo que te colma, lo que te define, que te da sentido, en lo que tú eres. Eres esa alegría por lo que haces.
Las respuestas al cuestionario no hacen sino complementar esa alegría, enriquecerla, dar la dimensión de lo formal, de lo que hay que decir, hacer, el trámite.
La entrevista es magnífica, tiene el impactante milagro de la fuerza de tu risa, de tu mirada

Reacción E.

¿Qué te parece? Detrás de esa pregunta, profesional, aséptica, contradictoria en su propia sencillez, como un reto, una espera -¿de qué?-, un invisible gesto de orgullo, sabes que están todas las respuestas, sabes que esta el mundo, el mío, lo íntimo, el goce, el dolor, la espera, la angustia, lo perdido, la insoportable añoranza, el lento tránsito hacia el imposible consuelo, el aprendizaje de cómo respirar, cómo volver a ser, cómo empezar de nuevo, cómo reinventar una vida. (¿Se puede llamar vida a estar sin ti?).

Me parece una herida abierta sobre otra herida, sin cerrar, que no he sabido cerrar. Me parece una cruel exhibición de alegría, de distancia, una imagen que me esclaviza, que me aprisiona, que sabes que miraré una y otra vez, que acariciaré en cada curva, que besaré el papel como un atribulado hombre aún enamorado, pendiente todavía de la limosna de tu voz, de un hueco al final de tu apretado calendario, de un trámite que cumples por no sé qué, ay, sufrimiento de la añoranza como una mala hierba en mi alma, como una condena que no puedo redimir, como una cadena que no me deja andar hacia otro lado.
Estás tan bella que has arrasado mi esperanza,
El amor es –también- una adicción. Y no lo sabía.



10 comentarios :

Arthur dijo...

Me parece que todas tus opciones son buenas, al principio podría pensar que la más larga es mejor, pero ya viendolo bien, yo creo que también me iría por la C, porque no es necesaria tanta palabrería para decir que estuvo bárbaro, que la muchacha de la foto salió muy bien y lo que sentís por ella.

Saludotes y abrazotes

Sweet Dreams, de todo Corazón:
Arthur

P.S. ya colgué mi post 100.

Gusthav dijo...

Yo digo que la foto habla por sí sola, una imagen dice más que miles de palabras, aunque el texto no está de más y sirve para aclarar cualquier duda.

Saludos y abrazos

Nice day, con toda mi Alma:
Gusthav

Maduixeta dijo...

Oh! Oh! Oh! Me has mareado!!! Es como subirse a un carro metálico sobre railes y subir y bajar sin poder formular, ni tan siquiera, interrogantes!!!

Esos mareos me gustan jejeje. Hoy he hablado de ti, de lo importante que es convertir cada día en un día distinto, nuevo, diferente, con un algo especial. Gracias a unos pocos blogeros mis días son así ;).

Al final...digo yo que la foto estaba bien, no? Es que con tanto fruncimiento de cejas (muy malo para el cutis, por cierto) se me ha desviado todo, y el dolor de cabeza no me ayuda.

Ya tengo botones, son verdes que no rojos, pero no te pienses que te abandono yo, nunca!!!! Me has enganchado...mala persona...te parecera bonito...

Qué de noche es ya, aquí hace mucho frío, húmedo el jodío, y estoy haciendo una crema de chantilly de chocolate para el pastel de cumpleaños de mi padre, mañana será un buen día.
Hoy lo ha sido, aunque no he podido ir a ninguna de las exposiciones que...

¿Y porque te cuento yo todo lo que se me pasa por la cabeza? Lo siento!!!!! No es que te vea como un diario personal, querido Pedro (jijiji), es esta naturalidad que me envuelve cuando entro a verte, que extraño...es lo que tiene la familiaridad, supongo.

Un besito de buenas noches, de espliego y salvia, y con un perro al final de la cama que calienta los pies...mmm...que bien...

Nikté dijo...

Yo seré más escueta que mi querida Iris. Opto por la última

Pedro (Glup). dijo...

Bien Arthur, entendido.
¿sabes? has cambiado el tono, comentas diferente, como si de repente tu edad hubiera aumentado muchos años, como un caso de ciencia ficción en el que el protagonista envejece de repente.
Hasta tu vejez, saludos.

Pedro (Glup). dijo...

No fastidies Gusthav, esos es Flirk. Entonces qué hacemos aquí escribe que te escribe?. Ay.
Saludos.

Pedro (Glup). dijo...

El final Maduixeta, que digo yo, entre un perro calentándote los pies o un señor de Murcia (por ejemplo), escoges al perro, ya ves, que ladra pero no molesta, que tienes que sacarlo a pasear, a mear, y al señor...pues no, o sí, a veces, que se ponen pesados con eso de “¿me quieres?”, que se enamoran incluso y tiene una que despedirlos a otros finales de cama, que bastante tienes con tus actividades culinarias (oh, padre afortunado), con tu mini jardín terracero, menos, en el balcón, un tiesto, antes de coser los botones gigantes, que tapan el abrigo, que no se te ve la cara, que no dan calor pero quedan muy bonitos, la chica de los botones verdes, la reina de Pontejos, que has vuelto a fruncir las cejas (que guapa te pones así) y sí, doña, que es muy importante convertir cada día en algo especial, nuevo, otro, el de ayer pasó, el de mañana no sabemos si vendrá, tenemos el ahora, disfrutémoslo, ¿ves? Disfruto con tus comentarios, gracias, un beso, o dos.

Pedro (Glup). dijo...

Bien escueta Nikté, la última es la que explica las anteriores.
Esa la escribí desnudo, no me escondí.
Es la que me dolió.
La que me duele.
Gracias.

Nikté dijo...

Lo sé

gaia07 dijo...

Pedro yo elijo la que escribiste desnudo, y elijo sentirme fenomenal viéndole tan maravilloso y amándolo aún. La cercanía no es necesaria para el amor, solo para el sexo. Eso de que más ama el que más sufre se lo dejo a los sudamericanos, no puedes sufrir si amas, y no puedes amar si sufres. La necesidad de algo o alguien la creas tú, y tu felicidad también, es infantil pedir que te la den.
Un abrazo enorme, me sigue gustando venir a leerte, eres mi rincón fantástico de literatura.

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007

 photo glup20_zps43094b99.jpg