3.11.15

¿Puedes oírme ahora?

Con la mirada tiznada me despierto en un territorio oscuro entre hierbas y gruñidos, piedras y arbustos, huele a cebollas, se escucha el mar, no recuerdo quién ganó la batalla, hay toros en el límite del horizonte, ignoro mis pecados, ya he estado en un lugar así, antes.

Puede que no sea un sueño.

Dilato el espacio y el tiempo, siembro aquí poemas, cuentos, me cuento, me invento, desde el pico de los pájaros del Bierzo bordo historias tristes (otras veces alegres), dejo horas y amor que me palpita en los dedos cuando pasan por una espalda desnuda (quién dice espalda dice corazón, quién dice corazón dice un punto indefinido entre el alma y el ombligo), dejo también colores que robo bajo el agua abolida, ladrón sumergido en el Abra pintada de luces.

Así siento los días, llenos de luz, gozosos, radiantes, me estremezco en la alegría y los relámpagos.

¿Puedes oírme ahora?

2 comentarios :

Ning Jie dijo...

Alta y claramente. Pero no me importaría decirte que no, para que lo repitieras.

LA ZARZAMORA dijo...

Sí.
Y sin necesidad ni de forzarme.
Mecida en esos susurros que tras la barrera y con la mantilla de minifalda, el tiempo estira con sus idas y venidas.
Y como buen nadador y conocedor de caracolas marinas ya sabías que había toros azules en la primavera del mar...
Y nos quedan unas unas cuantas aún (primaveras, decía) ¿cierto?
Anda dí que sí.
Ahora ya no sé si eras tú o uno de tus ventrílocuos o una de las mías los/las que están/ban aquí, o allá, y contestando.


Te dejo bajo la elasticidad de un beso.

Mientras, sigamos despiertos bajo el sueño...



Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007