13.4.10

Cesar Manrique (Lanzarote 2).

Lanzarote es un invento de Cesar Manrique sobre un paisaje agreste, duro, descarnado, de una belleza impactante, singular, diferente.
Playa Blanca –donde he estado- no tiene playa y la costa es de negras rocas volcánicas (1). 


Necesitaba estas vacaciones para organizar el caos en que se estaba convirtiendo mi cabeza, mis pensamientos, mis actividades, para meditar sobre la oportunidad de un cambio.

Todo iba bien hasta que aparecieron los hombrecillos.
Musitaban “aún no es tarde, aún no es tarde”.

Después del interminable peaje de todo viaje, preparar la maleta, cargarla hasta el autobús, aeropuerto, tediosa espera, avión, otro autobús, llegué al hotel de mi destino.

La recepción fue agria, la señorita que estaba detrás del mostrador tenía unos ojos preciosos y una educación pésima.
Quizás por eso fui hacia la habitación de mal humor. Sentado en una furgoneta junto a mi equipaje y a otros huéspedes vi a aquel hombrecillo. Estaba medio oculto entre unos cactus. Tenía barba y se cubría con un pequeño sombrero gris. Repetía para sí, “aún no es tarde, aún no es tarde”.
Al parecer solo yo reparé en él, ya que ni mis acompañantes en el vehículo, una pareja de alemanes y dos amigas que hablaban sin cesar, dieron ningún indicio de haberle visto.

El cuarto que me asignaron era magnífico, bien orientado, amplio, frente al mar, con una terraza soleada, al lado de unos jardines donde devotos adoradores del astro rey se tostaban con placidez.

Frente al espejo me medí con mi piel blanca, el traje de baño verde, los kilos de más del invierno y opté por atreverme con todo ello. Para inaugurar las vacaciones decidí bautizarme en la piscina.

En el camino hacia allí me crucé con un hombre alto con una toalla alrededor de su prominente cintura. Silbaba, tenía apariencia de inglés. Sobre su cabeza, a unos tres o cuatro centímetros, flotaba un iPad, no parecía de última generación ya que estaba conectado por un aparatoso enchufe que se hundía en la mitad de su amplia calva. Sonriente, me dio un good morning, mientras en la pantalla del aparato se producía una encarnizada batalla naval, bombardas, galeones, fragatas, carabelas, navíos y bergantines se cañoneaban sin piedad. Se escuchaba nítidamente el fragor del combate, los gritos de los marineros, los lamentos de los heridos, las órdenes de un almirante, el crujido del viento, el rugido del mar. Todo en estéreo. El hombre alto seguía sonriendo. Al alejarse unos metros desapareció el iPad. Quedé sorprendido. 


(1) Me recuerda a Santillana del Mar, la bella villa tres veces mentirosa, ni es santa, ni llana, ni tiene mar. Pero es de una belleza increíble.

22 comentarios :

mabel g. c. dijo...

Me encanta que cumplas con tu amenaza de contarlo. Te leo.

¿Seguro que fue un viaje copóreo? Me están preocupando esos hombrecillos que te persiguen, no serán grandes hombres disfrazados de hombres pequeños, jajajaja...

Besos.

ybris dijo...

Así da gusto viajar.
Siempre hay personajes misteriosos que nos hacen olvidar a la gente desagradable.
Y consiguen playas blancas con arena negra.

Abrazos.

virgi dijo...

¿No serán los hombrecillos de los volcanes, que se enteraron que llegabas? Según dicen, tienen poderes para detectar genialidades...

Besitos, maravilla

Pedro dijo...

No, mabel g. c., eran hombres pequeños. Y muy pesados, siempre decían lo mismo. Bien es verdad que no hable con ninguno de ellos, me limité a escucharlos.
Pero no es un tema de broma, eran insistentes.
Mi amigo psi dice que es un buen síntoma; dice que lo malo es oír voces, solo las voces. No, yo les veía. En fin, seguiré contándolo.
Besos.

Pedro dijo...

Ya ybris, pero me dieron el viaje.
Va uno con toda su ilusión y mira con lo que se encuentra.
Además creo que volvieron en mi mismo avión.
Lo estoy investigando.
Abrazos.

Pedro dijo...

Oye virgi, perdona, que no se me ha ido la olla. Cuento lo que veo. Mi imaginación no da para más. Estaban allí. Y más cosas que vi. Pero si lo cuento todo a la vez no tiene gracia.
Besos intensos, wonder woman.

Tempero dijo...

Sabían de ti los hombrecillos en exceso. Los cactus simplemente eran espuelas disfrazadas de púas. Y debajo de los cactus no advertiste sus alazanes machacando el viento.

Abrazos, Pedro.

Mirada dijo...

:-)

Siempre me sorprendes.
Eso es muy bueno, a veces me dejas sin palabras, más de una vez, y siempre con una admiración que nace no sólo de mi corazón, como tu te piensas, se implanta en mi cerebro, y todo el día me voy con el pensamiento de que leer a Glup por las mañanas me estimula, miro lo que me rodea con otros ojitos. Gracias por seguir haciéndolo.
Un abrazo enorme. Buen día.
Estoy muy emocionada,

Palmera dijo...

"Lo que yo llamo el lenguaje "NING´UN" es el lenguaje con el que puede comunicarse todo ser humano y hasta no humano:los gatos y los perros, y los p´ajaros tb, y hasta las flores.Es el lenguaje que imagino que utilizan los gnomos, los trasgos, los duendes y hasta las hadas.
Este lenguaje tiene gotas de luna en los ojos y se escribe con el env´es de las palabras, como cuando se vuelve un bordado y se ve la trama, el tejido.Y fundamentalmente, eso es la poes´ia."(Ana Mª Matute)
Hace muchos años visit´e a esa mentirosa y me agasaj´o con una exposici´on maravillosa: BRASIL(pa´is de los SUEÑOS).
La "S" (de "Sueño")) es la que dirige y pone al resto a bailar:primero una "Samba", a ver qu´e sale, en una de ´estas lo que sale es A B R I L(este mes),ahora lo que suena es "Brega" y lo que forman es: L I B R A(mi ascendente).Ahora un descanso, a la "I" le atiborran(por exigencias del gui´on) de bocatas y se nos transforma en "O"(O!) y vuelta a bailar, esta vez un "Bumba-Men-Boi" y as´i hacen un A R B O L. Ahora la "B" se agacha un poco y con la maravillosa "Bossa Nova" es tal la emoci´on que echan a
V O L A R... as´i que me voy volando .Pero volver´e! que ya me he enganchado a tu historia de LANZA(RO)TE!.Te LEO porque me R´IO.
Buen d´ia!! o di buena!!(que estoy...AQUI)

Palmera dijo...

Ah!! se me olvidaba, te env´io otro beso(ayer estuve entren´andome un poco, que falta me hace...)
Ahi va:
MUAK!.
Espera!, que repito otra vez por si acaso:
MUAK!.
¿ya?, ¿ha llegado a su destino?.
Bueno, pues ah´i va otro de propina:
MUAK!
Mañana m´as y mejor.

Lanzarote dijo...

Yo sigo en la isla y lamento comunicarte que tu investigación será infructuosa, los hombrecillos siguen aquí y siguen empeñados en hundir la isla, con todas sus almas incluidas, hasta hallar ahí debajo la Atlántida, los hombrecillos siguen aquí, mi pesar también.

mabel g. c. dijo...

Lé'i tambi'en los comentarios, cuando puedo lo hago, merece la pena.

¿Es obsesi'on m'ia o est'a pasando algo con la acentuaci'on? Me temo que hay una epidemia de tildeolog'ia aguda.

Van a ser tus hombrecillos barbudos, Peter.

Otro beso.

Pedro dijo...

No me líes, Tempero, bastante tengo con los hombrecillos como para meterme ahora con alazanes.
No te habrás creído que es broma esto que he escrito ¿no?
Abrazos.

Pedro dijo...

Qué suerte tienes Miradade tener un corazón inmenso.
Tienes muchas más cosas, por supuesto, me parece envidiable tu sensibilidad.
Un beso gigante.

Pedro dijo...

Palmera, de Ana Mª Matute he leído cosas muy bellas.
Bossa nova la canta muy bien Beth Carvalho (entre otras).
Lanzarote es un buen destino para desconectar (excepto que se te llene de hombrecillos).
Tu comentario es divertido y lleno de sorpresas (empezando por ti)

Sin embargo, ay, con los besos no tienes puntería (el más cercano me ha dado en la oreja)(derecha).
Anda, envía más, please.

Pedro dijo...

Bueno, Lanzarote, llegados a este punto debo decirte que hombrecillos y mujercillas empeñados en hundir todo (excepto hundirse ellos mismos) hay a montones.
El problema es cuando los tienes tan cerca que estás en un tris de hablarles. Porque- por ejemplo- si les da entidad es que los reconoces, le has dado bolilla, ya están en tu vida.
Y a apartir de ahí ya no hay forma de librarse de ellos.

Pedro dijo...

¿Ves? mabel g. c., están aquí.
Esto de la acentuación es solo el principio.
A saber lo que ocurrirá en adelante.
Corro a confesarme, por si acaso.
Y después me afeitaré.

De cenizas dijo...

¡Vaya empacho de Manrique!
Yo vi una piedra que dicen que es la única de la isla que no diseñó él.

un abrazo

gaia07 dijo...

Los hombrecillos o las mujercillas están siempre, aunque solo les ves cuando existe la posibilidad de un cambio. Pero no cualquier cambio, sino un cambio a lo grande, de los espectaculares, no de los de esto si esto no, sino del todo o nada.
Aparecen sin más, cuando más concentrado estás y ¡ala! a dar la murga.
Sin embargo, suelen llevar razón, su actuación está dirigida por el malestar, su guionista suele ser el que les ve, y su interpretación depende en gran parte del modo personal del guionista de concebir la realidad.

Un besazo, encantador de islas.

Pedro dijo...

De cenizas, la única forma de empacharse de Manrique es comiéndoselo. Y no creo que –en vida- el señor se dejase (menudo carácter tenía).
Un artista (no muy conocido en la Pênínsula).
un abrazo

Pedro dijo...

gaia07, no creas, no hay que fijarse mucho (ya se fijan ellos en ti).
El tema es que ser hombrecillo o mujercilla no depende de la altura (bueno, de la interior, sí). Está lo de los espejos deformantes, que te ves como no eres, o que te ven como eres. En fin, un lío. (yo no me lío, solo cuento lo que vi, Marivi)
Un beso isleño.

Hosting y Dominios dijo...

Todo un placer leer u post, es que definitivamente solos nos llenas de cosas buenas, nos permites salir de la rutina o al menos de la mía.

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007