8.12.11

Sé que lo sabe




Monjas sofocando el incendio de mi ateo corazón.


Sé que lo sabe. Aunque esté dormido el búho y la muchedumbre grite en su borrachera envidiosa. Mucho más ahora que hay otro par de zapatillas debajo de su cama y la mermelada de arándanos dura la mitad en su mesa. 

No hay engaño, no hay truco de manos hábiles, es lo que es, jamás ha visto un colibrí, jamás ha jadeado bajo el peso del amor y las apuestas están tres a uno. Ojalá pierdan esos cabrones.

Saben de nosotros los que nos conocen y los que dicen que nos conocen, por eso hago ejercicios con los dedos, incluso con el que me corté con un cuchillo de cocina*. Que se preparen.


Sé que lo sabe. Leo este párrafo de Paradiso


y empiezo las sumas y el desahogo, me mezclo con los que leen y escucho sus voces de ceremonia, infundo, refundo, confundo, me sustento de voces y hoy es la Inmaculada Concepción y saldré a ver románico por carreteras perdidas. Os lo cuento a la vuelta (a ella no, que sé que lo sabe, lo sabe todo)   


Bacterias del tétanos.  

* Le tenemos que poner la inyección del tétanos -me dijo la enfermera en urgencias antes de curarme el dedo..
No -repliqué.
Y no me la puse.
El tétanos puede causar la muerte -dijo seria la enfermera.
Sí, de algo hay que morir -terminé.  
Y me fui a casa con el dedo vendado.
No sé cómo puedo escribir.

El tétanos o tétano es una enfermedad provocada por potentes neurotoxinas producida por una bacteria, que afectan el sistema nervioso y genera violentas contracciones musculares
El agente causal se denomina Clostridium tetani. Es un bacilo anaerobio obligado, grampositivo, móvil, con una espora terminal de mayor diámetro dándole una apariencia de baqueta, cuyas esporas son estables en condiciones atmosféricas generales, que pueden vivir durante años, excepto que entre en contacto con oxígeno, o luz solar (que destruye tanto al organismo como sus esporas en pocas horas). Son resistentes a determinados desinfectantes como fenolformol yetanol; pero son destruidas por peróxido de hidrógenoglutaraldehído y la esterilización por calor.


El historiador y catedrático francés Louis Baunard narra lo siguiente: Pío IX contemplando el mar agitado de Gaeta escuchó y meditó las palabras del Cardenal Luigi Lambruschini: 'Beatísimo Padre, Usted no podrá curar el mundo sino con la proclamación del dogma de la Inmaculada Concepción. Sólo esta definición dogmática podrá restablecer el sentido de las verdades cristianas y retraer las inteligencias de las sendas del naturalismo en las que se pierden'.


La definición contenida en la bula Ineffabilis Deus, de 8 de diciembre de 1854, es del tenor literal siguiente:
...Para honra de la Santísima Trinidad, para la alegría de la Iglesia católica, con la autoridad de nuestro Señor Jesucristo, con la de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo y con la nuestra: Definimos, afirmamos y pronunciamos que la doctrina que sostiene que la Santísima Virgen María fue preservada inmune de toda mancha de culpa original desde el primer instante de su concepción, por singular privilegio y gracia de Dios Omnipotente, en atención a los méritos de Cristo-Jesús, Salvador del género humano, ha sido revelada por Dios y por tanto debe ser firme y constantemente creída por todos los fieles. Por lo cual, si alguno tuviere la temeridad, lo cual Dios no permita, de dudar en su corazón lo que por Nos ha sido definido, sepa y entienda que su propio juicio lo condena, que su fe ha naufragado y que ha caído de la unidad de la Iglesia y que si además osaren manifestar de palabra o por escrito o de otra cualquiera manera externa lo que sintieren en su corazón, por lo mismo quedan sujetos a las penas establecidas por el derecho


Amén

12 comentarios :

Joselu dijo...

¡Virgen Santa!...

Pedro dijo...

Con todos mis respetos, que no digo que no, lo de la Inmaculada Concepción, que ni me va ni me viene pero, hay aquí varias claves, a saber:
• lo que el cardenal Lambruschini le dice a Pío IX (tiene tela la cosa)
• la bula, no tiene desperdicio, ha sido revelada por Dios y por tanto debe ser firme y constantemente creída por todos los fieles(¿cuándo?, ¿a quién?, ¿cómo?, ¿llamó por teléfono?, ¿mandó un fax?, ¿puso un telegrama?, ¡ya les vale!) .
• Y este final y que si además osaren manifestar de palabra o por escrito o de otra cualquiera manera externa lo que sintieren en su corazón, por lo mismo quedan sujetos a las penas establecidas por el derecho (con dos cojones)
• Pues eso, que aparte del cuadro de Murillo, manda huevos.
• Por si quedaba alguna duda.

Pedro dijo...

Paradiso (escrita por José Lezama Lima) ha merecido toda clase de asedios críticos a cuenta de su condición de anti-novela, de su irracionalismo palmario, de sus desconexiones temáticas. Todo eso quizá pueda ser cierto, no estoy seguro, pero lo que de veras importa en este caso es la excepcional voluntad creadora de Lezama, su promulgación de un "sistema poético" que trasciende los cánones al uso y asume un tratamiento artístico de la realidad absolutamente seductor, regido por una verbosidad que parece como proyectada en un entramado mitológico. Por ahí, por esa selva virgen del texto, puede uno internarse sabiendo que lo aguardan frecuentes extravíos, pero también copiosos deslumbramientos. Las pérdidas posibles se compensan con los hallazgos magníficos. (JOSÉ MANUEL CABALLERO BONALD 27/11/2010)

Paquín dijo...

Lezama. Que gran decorador de interiores!!!

Pedro dijo...

Joselu, Virgen pura (has que apruebe esta asignatura)

Pedro dijo...

Y el gotelé Paquín, un fenómeno con el gotelé.

Paquín dijo...

...tan fuerte como el conocimiento sexual de la ausencia. Poesía interiorista

Pedro dijo...

Mira Paquín, llámame raro, di que me equivoco, no sé, un pálpito, respetos al máximo, pero uno no se mete con nadie y los trastornos de personalidad, si los hubiera, se curan, yo qué sé, que igual no, tú sabes, pero los amores súbitos siempre me han puesto de los nervios, que jugar al mus vale, tres envido, pero mirando a los ojos pego órdago, ya ves, qué cosas, un blog, escribir, cuidar reclusos o corderos, ser cetrero o funcionario de la cosa pública, que no me gusta que me toquen la cosa, no si yo no quiero, aquí mal que bien, escribiendo tan a gusto y llega el león sordo y se come al explorador (es un chiste, otro día, con más tiempo, te lo cuento, es muy bueno), que hay fijaciones, un conocido mío se encaprichó de una castañera y estaba a la cola cada dos minutos, por cierto, tampoco me gusta estar en la cola, que no me toquen la cola, para eso de la cola soy muy mío, en realidad soy muy mío para casi todo, pero amable, eso sí, incluso si me lo propongo puedo ser educado, hasta un límite (exacto, cuando me tocan la cola o me quieren (intentan) mojar la oreja), que no digo que esto sea un lío pero yo me entiendo y si tú me entiendes pues es que he acertado, si no, pues eso, seguimos tan ricamente con la poesía interiorista, la cecina de León (no confundir con la de león) y las fotógrafas que no dan autógrafos ni se autobiografían que bastante tienen con aguantar a su santo que es majo (+ o – tampoco echemos las campanas al vuelo) pero tiene ese problema que te digo – puedo tutearte ¿no?- que cuarenta mil espectadores viendo un partido de fútbol y me caga a mí la paloma (es otro chiste, los cuento mal, soy más de lo romántico, incluso de lo simbólico, pero si tengo que dar un puñetazo en la mesa lo doy, te lo voy a contar, nunca he dado un puñetazo a nadie, que recuerde, lo tengo prohibido, por lo militar y por lo religioso, tranquilo, en defensa propia quizás sí, o correr, yo qué sé, según el caso pero otro día lo hablamos con más calma, ahora me toca la medicación y para eso sí que son rigurosos ¡voy!, que digo yo, ¿eres asturiano?, no sé, por preguntar, Asturias en muy bonito/a, yo voy mucho a Oviedo, un día nos tomamos unos culines, ¡¡¡voooy!!!, lo siento, que me llaman, hasta otro día. AAh, sí, Lezama Lima

¿Quién persiste por los labios
y entre giróvagos mapas,
en apuntalar a la sombra
del cuerpo que se perdía
entre pisadas y sirenas
que van doblando hilanderas
muertas y sus delgadas
hojas sin otoño, sin donaire,
en vuelo recto, manso y frío?


Poesía interiorista, o así.

Paquín dijo...

Pedro, soy andaluz, aunque después de bastantes años de residir en Cataluña, ahora resido en el centro del país aproximadamente.
Me hablas de un pálpito. Te aseguro que no era mi intención en absoluto provocar nada en nadie, de ningún tipo. Como ya comenté en mi primera intervención era la primera vez que escribía en un blog. Sí entro a leer bastantes. Tengo setenta y ocho apuntados. Nunca me había atrevido antes de ahora a participar por diversos motivos. Me atreví en el vuestro porque intuí algo parecido a una comunión especial. No se si podrás llegar a imaginar la extrañeza con que he leído este último comentario que me has dirigido tan directamente. Antes de leerlo, me alegraba por su amplitud, pero al finalizar, creo que sobra casi todo, pues mis cinco o seis o siete intervenciones, te aseguro que ni en sueños ni en pesadillas imaginaban esta respuesta. Ya ni siquiera pretendo decir que te has equivocado en tu pálpito, eso creo que no lo sabrás nunca, pues parece ser que me has adjudicado intenciones deducidas de algo que está mas en ti que en mí.
No sé que mas decirte en esta mi creo que será mejor última intervención para aclarar algo que no sé por donde se ha oscurecido. Repasaré en la intimidad mis frases para tratar de averiguar que te ha inducido a ese repaso, pero, de verdad, Pedro, solo soy un pobre y pacífico andariego, al que le habéis caído bien. Por eso, lo de los puñetazos en la mesa, yo tampoco he dado nunca un puñetazo, bueno, miento, al aire sí.
Y ahora te dejo, pues tengo que sacar a Suso, mi perro, que hace rato que me reclama.

Me atrevo a enviarte un abrazo. Te seguiré leyendo.

Pedro dijo...

Paquín, ¡viva Andalucía! , digo, ya ves, tú podías pensar que este era un blog al uso, con respuestas al uso. Pues no. Pero intento explicarte mi comentario.
Verás, soy muy afortunado por las muchas personas que vienen a esta página (o una que viene muchas veces). También tengo la inmensa suerte de disfrutar de personas que comentan los post con tal intensidad, categoría y, sobre todo, cariño, que a veces me siento intimidado, desbordado y no sé cómo corresponder. Procuro contestar a todos en la medida que el tiempo (y la inspiración) me lo permiten. A veces estoy afortunado y a veces, no.
En tu caso no lo he estado, mis disculpas.
Hay momentos en que mi sentido del humor se desborda y salgo por peteneras. Lo malo es que solo me entiendo yo y no me doy cuenta que puede molestar.
En realidad la contestación no ha sido para ti. Ha sido una contestación, en clave, para el que había imaginado que eras. Pues eso, que te he confundido, que he imaginado (uno tiene sus paranoias) que eras un caballero (o señora, que ya no sé) que me comenta con varios nombres. Bien, no creas, con altura literaria (eso es lo malo). Y me mosqueo. Y me paso. Con mi contestación me he pasado. Reitero mis sinceras disculpas.
En cualquier caso, no te lo tomes a mal ya que con la que está cayendo, solo falta que nos molestemos por un comentario en una página perdida en el espacio. Si me lo permites, te abrazo, disculpa a este temperamental escritor.

Anónimo dijo...

¡Contrólate, que arrasas!

Pedro dijo...

Anónimo, el lado oscuro.

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007

 photo glup20_zps43094b99.jpg