23.12.10

Verba volant, scripta manent.

Desaparecen las palabras y permanecen los escritos.


Este camino mío está plagado de huellas – el buey siempre pisa en la huella del buey- , pero sé muy bien que media hora después del último post, cuando aún está caliente, nadie recuerda lo leído ni a quién escribe. Hablo en primera persona pero es extensible a todos los escritores y lectores de blogs que son y los que en el mundo han sido.

Es lógico, estamos cambiando a una velocidad tan vertiginosa que lo que el martes podía ser nuevo, moderno, rompedor, diferente, original, (en general), el jueves ya ha caducado, no existe, está superado. Gracias a LinkWithin me leo en textos antiguos. ¿Quién era el que escribió aquello?, ni siquiera me reconozco, no sé de qué hablo, qué experiencias motivaron aquellas líneas, que exaltación o rutina guiaron mi mano. ¿Quién es el que escribe ahora?

A la rueda, rueda, el que no quiera leer que no lea. Libertad absoluta. Si estás aquí no puedes estar ahí. Por eso valoro tanto a los que (me) leen, a los que se toman el trabajo de comentar. Por eso estoy cautivo de quiénes me abren su corazón y conquistan el mío.

En estos días de concordia y paz me abrazo (uno a uno, sin aglomeraciones) a todos los que entran a esta página. Os deseo lo mejor ( a saber qué es lo mejor), todo aquello que cada uno desee (incluido lo imposible). Noche de Dios, Noche de Paz, mañana.



Beatus ille

No he de callar, por más que con el dedo
o con la mano prieta me amordaces.
Orgullosa estaré, aunque disfraces
los vaivenes certeros donde cedo.

No he de callar, y en tan airoso ruedo,
cuando cerques mi orgullo y atenaces
mi fuste en altivez, cuando amenaces
no rendiré ni almena ni mi credo.

Y pues que en soledad luces mi arcilla
y te mantiene el deje de mi lumbre,
sigue frotando siempre, no hay mancilla.

No ha de mudar el tiempo tu costumbre
de alumbrarme en el gozo, ¡oh maravilla,
herida o sima y sin embargo cumbre!

María Rosal

Ah, se me olvidaba, mañana como regalo navideño dejaré mi fotografía.

14 comentarios :

De cenizas dijo...

¿Tu fotografía? ¿No es la que encabeza el post hoy?
Y, leerte es un placer, comentarte, a veces, algo complicado.. :)
Verba volant... será pues mejor que viajemos con las palabras...


un abrazo.

Aury dijo...

Yo tambien te deseo lo mejor, y te beso y te abrazo por todo lo que transmites en este blog, donde las palabras vuelan, saltan, brincan, bailan y el tiempo nunca es perdido.

La Zarzamora dijo...

Que seas feliz dentro de las posibilidades que nos ofrece la vida.
Te deseo lo que tú quieras.

Besos, Pedro.
No pienso perderme el post de mañana ;)

Pedro dijo...

No, De cenizas, no, yo no soy ese que tú te imaginas (etc)…
Comentarme no es nada complicado –tú lo haces con gracia y cariño-, lo difícil es responder a la altura de los mismos.
Viajemos con las palabras, sí, que en avión es más complicado.
Un fuerte abrazo.

Pedro dijo...

Aury, muchísimasss graciasss. ¿Ves?, ¿cómo correspondo a tu cariño? Un gran placer. Te abrazo, mucho

Pedro dijo...

Te deseo lo mismo, La Zarzamora. La vida nos ofrece muchísimas posibilidades de ser feliz, tener la fortuna de poder aprovecharlas es otra cosa.
Un besazo.
(No te pierdas el post de mañana, mi foto, sin photoshop, tal cual)

mery dijo...

Enfrentarse a una página en blanco y someterse a la incertidumbre de lo que pueda surgir...
Tú cuentas con una brújula que te orienta por los puntos cardinales de la creatividad,el don de la palabra (que escrita siempre queda atesorada).
Aquí está,en tu palabra escrita,la fotografía de tus emociones,y es emocionante...
Yo te deseo lo que te haga feliz,sea lo que sea.

Alas dijo...

Todo el amor, toda la ternura, toda la salud, toda la felicidad, todo lo bello te deseo.

Que seas muy feliz, amigo.

Gracias por todo lo que nos das cada día, aunque siempre guarde silencio es de justicia dar las gracias por tanto.

Besos, Pedro.

Joselu dijo...

La respuesta está en el viento que se lleva las palabras. Las preguntas se quedan en lo escrito.
Te siento con la lengua fuera, tú que subes y bajas las escaleras corriendo y no es para menos. Un cofre denso de contenidos cada día, ahí, a la puerta de casa, sobre el felpudo, como el periódico y los cruasanes que cuelgan del pomo. Como la botella de cava por las noches. Un lujo al que es ya imposible renunciar. Tu tampoco.
A pesar del esfuerzo para controlar a tanta gente escribiendo para ti dentro de casa, ese trasiego de hombres con viseras y manguitos entrando y saliendo por el portal a turnos y a horas intempestivas a veces. Tus gritos con Parker por la ventana del patio, las risas de Marie, tus jadeos y rítmicos rechinares metálicos, sordos e interminables golpes nocturnos en las paredes…ese ir y venir de mujeres, de viajeros, de olores…
El mandril, las mariposas…
Tus músicas con las que a veces nos atronas y otras que hemos de buscar pegando la oreja a los tabiques. Tus cajas en el portal, siempre de mudanza. Tus lloros, tus risas, tus dolores, tus alegrías…todo ahí para nosotros, cada día, cada día, como un Sísifo bilbaíno rompiendo los espejos de las almas.
Tus notas, a veces del pasado tan del presente (cómo no recordar a Dreyfus y no pensar en Assange…, recordar a Amanda , Iquique…). Todos los días rompiendo libros, arrancando hojas, recortando fotos, clasificándolas…
Te noto cansado. No es para menos. Un mar de dudas. Un mar. Con lo bien que nadas. Déjate flotar como cuando haces para que las olas te devuelvan a la orilla. Eres uno y eres todos, y eso, amigo, cansa.
En fin Pedro. Que muchas gracias, de verdad. Cada día un placer, una espera, un descubrimiento, una pizca de sabiduría, a veces una enciclopedia.
Mis mejores deseos de paz, de calma para escribir, de ánimo. No nos ves pero somos muchos y estamos aquí a tu alrededor, leyéndote, escuchándote, preocupados por Parker y los cientos de seres que pueblan tu nube. Preocupados por darte cariño, por intentar devolverte al menos algo de lo que nos das.
Un beso grande y agradecido.
Y a quienes te leen y escriben y que pueblan las zonas inferiores (perdón) de tu blog un abrazo grande también que los abarque a todos y a todas. También para vosotros mis deseos de paz y de felicidad.
Que nos sigamos calentando alrededor de esta hoguera que mantienes viva.

Pedro dijo...

Muchas gracias, mery, un poco aventurado tu deseo. Que me haga feliz sea lo que sea es abrir una ventana a un mundo infinito de posibilidades. Y soy un inconformista por definición. Prepárate.
Mi brújula y yo te abrazamos agradecidos y llenos de cariño.

Pedro dijo...

Alas, muchas gracias, muchas. Te aviso que soy un tipo egoísta, gracias a esta página recibo muchísimo más de lo que doy .
Te deseo lo mejor.
Un beso.

Pedro dijo...

Joselu, chaval, te has pasao, leches, soy un tío duro (los de Bilbao, ya sabes, no demostramos las emociones así como así, en público) y estoy aquí, en mi trabajo, con las lágrimas corriendo por mi cara (mis compañeros me preguntan si me pasa algo).
Esto no se hace.
Prometo abrazarte.
Un beso muy, muy agradecido.

virgi dijo...

Querido Pedro,
un fuerte abrazo, te deseo cosas lindas...elígelas tú, porfi...pero eso sí, Feliz Navidad!

Que sigas siendo tan maravilloso en el 2011 (el siguiente, dentro de un año).

gaia07 dijo...

Hay tantas cosas en este camino, que no pararse a disfrutar de algunas es como vivir sin haber vivido. Y así hemos aprendido a vivir deprisa para vivir más cosas, y a vivir más tiempo. Y no sé si será la genética o no, pero lo estamos consiguiendo, vivir más tiempo y más intensamente aunque no necesitemos recordar lo que acabamos de hacer ¿para qué si está vivido?

¿Felicidad por qué son las fechas que son? Vale, ¡Felicidad para todos!
Aunque sigo pidiendo a diario un imposible ¡Felicidad para cada día del año, sea el que sea!

Un beso

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007