24.10.12

Herida




A la estéril fuente del recuerdo
entraba la luna a cuchilladas,
abriendo los ojos de la noche,
un manantial de luz derramada.

Transparente se tornó la memoria,
mudos los mirlos, campos blancos,
árboles quietos -¿eran álamos?-

En la ebriedad incesante, solitaria,
dije la palabra exacta -vuelve-.
Y la herida se cubrió de rosas.


3 comentarios :

Libélula dijo...

Hermoso!!! Tanta belleza sólo me sugiere algo... desángrate, me dice, y sí, quiero derramar mi voz... gritar hasta donde las fuerzas me permiten, hasta donde dos vientos se quedaron sin ojos, sin oidos... hasta donde recuerde que nunca los tuvieron...
La de cosas que a una (no) se le ocuerren despues de leer algo así...

un beso para usted

mirada dijo...

Te echaba de menos, y confiaba mucho, sabía que el momento llegaría que podría estar tranquilamente un día desde mi portátil escuchándote, leyéndote, mirándote,....
Muchas gracias, Pedro, muchísimas gracias por estos momentos, gracias por compartir tanta belleza, alegras, enriqueces los instantes, es un lujo estar aquí, a veces es así....
Este poema agarra la emoción.
Un abrazo enorme


Very - casas en venta dijo...

myuy buena poesia aunque si un poco triste..

Traductor

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007

 photo glup20_zps43094b99.jpg