9.8.10

Cartografía.


Apocalipsis

Capítulo 8

1 Cuando él Abrió el séptimo sello, se hizo silencio en el cielo como por media hora. 2 Y vi a los siete ángeles que estaban delante de Dios, y les fueron dadas siete trompetas. 3 Y otro ángel vino y se puso de pie delante del altar. Tenía un incensario de oro, y le fue dado mucho incienso para que lo añadiese a las oraciones de todos los santos sobre el altar de oro, que estaba delante del trono. 4 Y el humo del incienso con las oraciones de los santos Subió de la mano del ángel en presencia de Dios. 5 Y el ángel Tomó el incensario, lo Llenó con fuego del altar y lo Arrojó sobre la tierra. Y se produjeron truenos y estruendos y Relámpagos y un terremoto. 6 Los siete ángeles que Tenían las siete trompetas se dispusieron a tocarlas. 7 El primero Tocó la trompeta. Y se produjo granizo y fuego mezclados con sangre, y fueron arrojados sobre la tierra. Y la tercera parte de la tierra fue quemada, y la tercera parte de los árboles fue quemada, y toda la hierba verde fue quemada. 8 El segundo ángel Tocó la trompeta. Y algo como un gran monte ardiendo con fuego fue lanzado al mar. Y la tercera parte del mar se Convirtió en sangre; 9 y Murió la tercera parte de las criaturas vivientes que estaban en el mar, y la tercera parte de los barcos fue destruida. 10 El tercer ángel Tocó la trompeta. Y Cayó del cielo una gran estrella, ardiendo como una antorcha; y Cayó sobre la tercera parte de los Ríos y sobre las fuentes de agua. 11 El nombre de la estrella es Ajenjo. Y la tercera parte de las aguas se Convirtió en ajenjo, y muchos hombres murieron por las aguas, porque fueron hechas amargas. 12 El cuarto ángel Tocó la trompeta. Y fue herida la tercera parte del sol, la tercera parte de la luna y la tercera parte de las estrellas, de manera que se Oscureció la tercera parte de ellos, y no alumbraba el Día durante una tercera parte, y también la noche de la misma manera. 13 Miré y Oí volar un águila por en medio del cielo, diciendo a gran voz: "¡Ay, ay, ay de los que habitan en la tierra, por Razón de los Demás toques de trompeta que los tres ángeles Aún han de tocar!"




Tantos días emboscado, representando para el posible visitante.
Nos imaginamos mutuamente.
La mirada se demora en las pistas, en una frase que parece que quiere decir, en un cuento que dice, en la mentira floreada que se estira, que se abre y cierra, cremallera de voces inventadas, pájaros en mitad de la ciudad dormida, es agosto y muchos se han ido.

Intento no dejar nada al azar, ninguna pista en la que pueda reconocerme.
Pero me leo hoy en Los experimentos de la Unidad 731 y sé que fui así, especulo sobre el sentido del texto, solo de este, encuentro un espacio abandonado, un lugar deshabitado, sin huellas, sin rastro de dedos en los cristales, sin cuadros en los pasillos, una silueta, una sombra quizás que huye sin certezas.

No ha pasado tanto tiempo pero ¿quién era entonces?


Cartografía.

Cual muerto ya
o vencido
hablo sin mí
y duermo
en el desastre.

Debiera ser posible
hacer mapas del odio
y los húmedos monólogos
de las cisternas
de noche
descifrar.

Lois Pereiro.

6 comentarios :

Angeles dijo...

A veces, las palabras construyen países, a veces islas y puentes y caricias y olvidos. También son capaces de construir apocalipsis; pero carecen de la consistencia del metal, por lo que las corazas que se construyen con ellas suelen acabar llenas de fisuras y grietas…

Un beso

Nikté dijo...

Lo que más miedo da es preguntarse: Quién se es hoy.
Y lo de las trompetas que aún ha de tocarse, también.

Y lo peor de todo: preguntarse cuando fue que comenzó el miedo.

Eva- La Zarzamora dijo...

El otro día vi la peli Legión.No vale nada. Pero estos apocalipsis tuyos me llevaron a no cortarme las alas, me las voy a dejar crecer más largas aún... sólo para seguir leyendo ese absurdo cotidiano en el que no dejo de reconocerme algunos días, muchos, en algunas de tus reflexiones.
Un beso, Pedro.

mabel g. c. dijo...

Hallarse en largos pasillos insomnes con una realidad poblada de pesadillas. Un bosque espeso de bostezos sin dueño... A veces, un rompecabezas abstracto plagado de azogues.

Es inspirador tu texto.

Me encantó el poema.

Beso en bajo relieve.

gaia07 dijo...

El que eras sigues siendo, antes con paso seguro en cuerpo entero dedicado, ahora, convertido en alas sin apenas tocar el suelo, haces tus representaciones sin casi darte cuenta que has crecido, antes eras cuerpo de lo que escribías, ahora eres arte inmenso como humo cubriendo el espacio sin tu cuerpo, y sin hallarte, te ves perdido. Sigue siendo.

Un abrazo

gaia07 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007