18.8.10

Aburrimiento


Apocalipsis

Capítulo 16

1 Vino uno de los siete ángeles que Tenían las siete copas y Habló conmigo diciendo: "Ven Acá, y te mostraré la Condenación de la gran ramera que Está sentada sobre muchas aguas. 2 Con ella fornicaron los reyes de la tierra, y los que habitan en la tierra se embriagaron con el vino de su Fornicación." 3 Me Llevó en el Espíritu al desierto. Y vi una mujer sentada sobre una bestia escarlata llena de nombres de blasfemia y que Tenía siete cabezas y diez cuernos. 4 La mujer estaba vestida de Púrpura y escarlata, y estaba adornada con oro y piedras preciosas y perlas. En su mano Tenía una copa de oro llena de abominaciones y de las impurezas de su inmoralidad. 5 En su frente estaba escrito un nombre, un misterio: "Babilonia la grande, madre de las rameras y de las abominaciones de la tierra." 6 Vi a la mujer embriagada con la sangre de los santos, y con la sangre de los Mártires de Jesús. Al verla, quedé asombrado con gran asombro. 7 Y el ángel me dijo: "¿Por qué Estás asombrado? Yo te explicaré el misterio de la mujer y de la bestia que la lleva y que tiene siete cabezas y diez cuernos. 8 La bestia que has visto era, y no es, y ha de subir del abismo, y va a la Perdición. Los habitantes de la tierra, cuyos nombres no Están inscritos en el libro de la vida desde la Fundación del mundo, se Maravillarán cuando vean a la bestia que era y no es y Será. 9 Aquí Está la mente que tiene Sabiduría: Las siete cabezas son siete montes sobre los cuales Está sentada la mujer. 10 Y son siete reyes: Cinco han Caído, uno es, y otro Aún no ha venido; y cuando venga, debe quedar Sólo por un breve tiempo. 11 La bestia que era y no es, también es el octavo, y procede de los siete y va a la Perdición. 12 Los diez cuernos que has visto son diez reyes que Todavía no han recibido reino, pero toman autoridad por una hora como reyes junto con la bestia. 13 Estos tienen un solo Propósito, y entregan su poder y autoridad a la bestia. 14 Ellos Harán guerra contra el Cordero, y el Cordero los Vencerá, porque él es Señor de señores y Rey de reyes, y los que Están con él son llamados y elegidos y fieles." 15 También me dijo: "Las aguas que has visto donde Está sentada la ramera, son pueblos y multitudes, naciones y lenguas. 16 Los diez cuernos que has visto, y la bestia, éstos Aborrecerán a la ramera y la Dejarán desolada y desnuda. Comerán sus carnes y la Quemarán con fuego; 17 porque Dios ha puesto en sus corazones el ejecutar su Propósito, y que tengan un solo Propósito, y que entreguen su reino a la bestia hasta que se cumplan las palabras de Dios. 18 La mujer que has visto es la gran ciudad que tiene imperio sobre los reyes de la tierra."


 
Aburrimiento. Por eso. La inventé. Día a día. Dejándolo en escritos. Sencillos al principio. Rebuscados después, intensos, retorcidos. El amor. Ella. Mi dolor. La ausencia. Me lo creí. Veía su rostro. Tocaba su piel. Llenaba mis noches. La mujer inalcanzable. Me acostumbré a sufrir. No fue algo previsto, no. La llené de virtudes. Me perseguía su mirada cuando caminaba entre las calles de mi Bilbao oscuro. Su voz también inventada. Una presunta ternura. Mi necesidad de creer en alguien. La soledad, quizás. Hambre de verdades. Por eso creé una mentira. Le contaba mis cuitas, los problemas, hacía planes, le enviaba mensajes. No existe y lo sé, pero existe. Escribo y escribo, sobre nadie. Absurdo, cruel, doloroso, patético. No sé cómo he llegado tan lejos. No sé regresar. Quiero ser como antes. Tanteo en la oscuridad. Perdido. Necesito volver

 (Aute)

5 comentarios :

mabel g. c. dijo...

Eso es lo más normal del mundo. Por si te consuela, te cuento parte de una anécdota.

Un día entré en una tienda de ropa para hombres, no diré cuál, y revisé estanterías, percheros... En el cuello de una camisa encontré un nombre que me cautivó y desde entonces somos amantes.

No tiene solución, te lo digo yo.

Un besazo, sin que lo sepa el cuello de mi camisa.

Joselu dijo...

Aburrimiento…el que siento yo ahora, que recojo el testigo y paso a ser el vigilante de tu pista de entrenamiento. Encontré a tu cabra sola y sin soplo de vida en las pezuñas. He metido a las dos mías con ella, en ese corral que tenemos de cerradura oriental. Le he soplado en las piernas y ahora pide que le saquen a pastar. Ya le he dicho que tenga paciencia. Que volverás. Tranquilo. Yo la miro.
Ahora si que si. El Apocalipsis cobra todo el sentido. Ahora lo entiendo todo. Minimizo una ventanita, por puro vicio, porque estoy solo. Aquí solo zumba el ventilador de este trasto…..me consuelo pensando que así podré pagar la conexión a Internet.
Un abrazo muy fuerte.

Joselu dijo...

Respuesta al gráfico del "coito anal....":
SUPOTESIS

Clarice Baricco dijo...

Yo no tengo aburrimiento con usted. Tanto que me ha dado que...


Gracias por todo querido. Sigo admirando tu perseverancia para escribir cada día. Cuando sea grande quiero ser cómo tú.


Te quiero.

PD. Estoy de aniversario bloguero. Y tú has estado todo este tiempo. Gracias.

gaia07 dijo...

Mira que es sencillo, la conciencia de la culpa no sirve para nada. La culpa procede del concepto deuda.
Y si ella no existe, ni le debes ni te debe. Cuando te aburras la traes y cuando tu conciencia te pida explicaciones la mandas de vuelta.
¿Que es triste? Más triste resultaría si existiese y tuvieras que decirle que no estás dispuesto a cambiar nada de nada por ella, sin que suponga que dejes de quererla o necesitarla, a ver como lo digiere una que exista. Aburrido, desde luego, no ibas a estar.

Beso ;-P

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007