15.8.10

666


Apocalipsis

Capítulo 13

1 Y vi que Subía del mar una bestia que Tenía diez cuernos y siete cabezas. Sobre sus cuernos Tenía diez diademas, y sobre sus cabezas Había un nombre de blasfemia. 2 La bestia que vi era semejante a un leopardo; sus pies eran como de oso, y su boca como la boca de León. Y el Dragón le dio su poder y su trono y grande autoridad. 3 Vi una de sus cabezas como herida de muerte, pero su herida mortal se Había sanado. Y toda la tierra se Maravilló en pos de la bestia, 4 y adoraron al Dragón porque le Había dado autoridad a la bestia, y adoraron a la bestia diciendo: "¿Quién es semejante a la bestia, y quién puede combatir contra ella?" 5 Y a la bestia le fue dada una boca que hablara insolencias y blasfemias, y le fue dada autoridad para actuar por cuarenta y dos meses. 6 Y Abrió su boca en blasfemias contra Dios, para blasfemar contra su nombre y contra su Tabernáculo, es decir, contra los que tienen morada en el cielo. 7 Y le fue permitido hacer guerra contra los santos y vencerlos. También le fue dado poder sobre toda raza y pueblo y lengua y Nación. 8 Y le Adorarán todos los habitantes sobre la tierra, cuyos nombres no Están inscritos en el libro de la vida del Cordero, quien fue inmolado desde la Fundación del mundo. 9 Si alguno tiene Oído, oiga: 10 Si alguien lleva en cautividad, es llevado en cautividad; si alguien mata a espada, tiene que ser muerto a espada. ¡Aquí Está la perseverancia y la fe de los santos! 11 Y vi otra bestia que Subía de la tierra. Y Tenía dos cuernos semejantes a los de un cordero, y hablaba como un Dragón. 12 Y ejerce toda la autoridad de la primera bestia en presencia de ella, y hace que la tierra y sus habitantes adoren a la primera bestia cuya herida mortal fue sanada. 13 Y hace grandes señales, de tal manera que aun hace descender fuego del cielo a la tierra delante de los hombres. 14 Y engaña a los habitantes de la tierra a causa de las señales que se le Concedió hacer en presencia de la bestia, Mandándoles a los habitantes de la tierra hacer una imagen en honor de la bestia que tiene la herida de espada y que Revivió. 15 También le fue permitido dar aliento a la imagen de la bestia, para que la imagen de la bestia hablase e hiciera que fueran muertos todos los que no adoraran a la imagen de la bestia. 16 Y ella hace que a todos, a pequeños y a grandes, a ricos y a pobres, a libres y a esclavos, se les ponga una marca en la mano derecha o en la frente, 17 y que nadie pueda comprar ni vender, sino el que tenga la marca, es decir, el nombre de la bestia o el Número de su nombre. 18 Aquí hay Sabiduría: El que tiene entendimiento calcule el Número de la bestia, porque es Número de un hombre; y su Número es 666.




Regresaban de la batalla engalanados con hojas de encina en la cabeza.

Nos mintieron.

Hasta varios días después no supimos que ni siquiera habían llegado al frente.

Fue cuando los aviones ametrallaron a los vecinos que celebraban la victoria en el prado al lado del río.

En esa orilla quedaron los muertos, en esta los recuerdos.

Acurrucados en el bosque esperábamos una señal, una bandera, nos acompañaba el canto de los pájaros y el miedo.

Escuchamos voces en un idioma desconocido para nosotros, estruendo de vehículos pesados perdiéndose en la colina, tiros.

Cuando el polvo del camino se posó sobre las hojas del castaño llegó la noche.

Volvimos a nuestro pueblo, allí solo quedaba humo y destrucción.

Entonces llegó el hambre, lo escribí en la corteza de un olmo, con la fecha debajo, quizás alguien pueda leerlo, algún día.

4 comentarios :

irene dijo...

Nunca debió escribirse, nadie debería leerlo algún día. Nunca debió comenzar, pero sucedió. Sólo queda la esperanza de que no se vuelva a repetir, jamás.
Un beso, Pedro.

ybris dijo...

Bestia apocalíptica la guerra.
Hunde sus garras hasta en la paz.

Un abrazo veraniego.

Nikté dijo...

Aún no, eso solo es el principio.
Deberían escribir eso en la corteza del roble ¿O era una encina?

gaia07 dijo...

”Mientras la ONU pasa por alto la realidad, celebrando días de la paz anualmente, 22 guerras permanecen activas a lo largo del mundo. La mayoría tienen su origen en procesos de descolonización mal realizado, otras, gran parte de ellas provienen de conflictos descendientes de la II Guerra Mundial, y las más tristemente culpabilizadoras son aquellas que se deben al ansia por materiales que el primer mundo sólo puede obtener de determinadas regiones.”
http://conspiraciones.blog.com.es/2009/09/21/guerras-actuales-e-influencia-de-guerra-fria-7008880/

La Bestia es humana, nació aquí hace milenios, se la nombre como se la nombre.

Un beso

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007