Glup 2.0


 photo ra1_zpsczgcmpzb.jpg


18.3.08

Marea de palabras.(2)


Y me asomo a la ventana. Fuera se desliza la tarde del domingo, aburrida, con presagios de lunes. Del monte baja el color del crepúsculo, olvido que aún no es primavera y me entristezco. Hoy no me ha llamado y temo que siga tumbado en la cama con una aguja de nostalgia clavada en su alma, alimentando con crueldad su historia imposible. Esta vaga noción de final de una época, sin música, sin bailarines tomados de la mano, sin cíclopes amenazando la siesta, sin cocodrilos deslizándose por las cloacas de este Bilbao -amo mi ciudad cuando llueve- que cuenta votos para los próximos cuatro años. Recuerdo cuando acodados en el JK me contaba al oído su pasión por ella, sus mañanas de amor y de zozobra, de sus cuerpos entrelazados levitando sobre la alfombra con restos melancólicos, con polvo de neurosis, con gotas de psicosis paranoica en sus relaciones con la personalidad, Aimée amada, citas frente al 5 de la rue de Lille, la sesión ha terminado y sé que ya no me llamará, que nunca más me hará su confidente.

Y soplo caracolas marinas y silbos, lanzo piedras y cascabeles contra los muros de su tristeza antigua, agito ramas, imito los sonidos de la flauta de un sátiro, pellizco el extremo de una nube y lo arrastro para inundarnos de un vaho evanescente, para rodearnos de una intimidad que nos es ajena. Dos mas uno son silencio o la caricia que dejo en la cabeza plana de ese perro negro y viejo cuando los amantes se reúnen en oscuros cuartos al fondo del pasillo mientras en el patio canta una niña y la luna va y viene entre las nubes.

Esa sensación de que la vida se acaba, esa sed de luz, ese querer llegar con la palabra a la matriz del tiempo, el putrefacto olor de la muerte, el diablo, el ángel más bello montado en un aburrido perro de días estériles, iguales, no sé distinguir un martes de un sábado, camino sobre un torrente de aguas dibujadas, mis amigos han muerto y una hechicera lee sin entender que aquí no hay serpientes, aquí no hay más inquietud que esa puerta cerrada, que nunca se abre y lo que haya detrás es un misterio y marzo camina con semanas como párpados, él sigue ausente y ya empiezo a dudar que ella existió alguna vez, los perros husmean el miedo de los álamos, los hombres hablan lenguas que no entiendo, las mujeres llenan mis ojos de regalos, al otro lado de la frontera las gentes han huido, los fotógrafos esperan el amanecer entre la niebla y ahora él soy Yo y los Otros son nosotros y ato mi esperanza a sus pestañas, pruebo mil llaves en la cerradura, se encoge mi corazón, pobre poeta analfabeto, si solo fuera posible escapar, irse, cambiar de nombre, de país, de mundo, gritar bajo el puente del ferrocarril, bajar corriendo hasta el puerto, rescatar al pescador de la madrugada, bucear hasta el recuerdo de la hilandera amada, quitarme el disfraz y que me veas, tú que ahí enfrente, con paciencia, has llegado hasta este final qué, no te engaño, es otro principio, el mismo, este escrito es un collar y lo importante está en lo que no digo, quizás porque no sé o no me atrevo o ya no importa o “No lo destruyas todo” o su cuerpo suspendido sobre una cama iluminada, el corazón acuchillado por su infancia, su nombre musitado por mis labios secos como insectos traicionados o con esta marea de palabras trato de reinventar aquellos días.

... algo he aprendido desde entonces, no mucho, pero ahora sé apreciar que te escribo desde mí hondura, perdido otra vez, ahora en ti, pero mirándote a los ojos, frente a frente.


Si ustedes creen haber comprendido, de seguro se han equivocado.
(Lacan. El seminario. Libro 1)

Jabier Muguruza


12 comentarios :

ybris dijo...

Entre flujo y reflujo, pleamar o bajamar uno espiga palabras de esas con que se intenta reinventar el pasado.
Porque ¿quién quiere entender ni a Lacan ni a ti?
Me sitúo en la resignación de su ausencia y me llevo ese "dos más uno son silencio"
Y "esa sensación de que la vida se acaba"
Aunque uno, que ya es mayor, se consuela diciendo que quizás suceda que la vida nunca acaba de empezar.

Abrazos a ti y a ese encantador Bilbao bajo la lluvia.

Pedro (Glup). dijo...

ybris, llueve ahora en Bilbao, copiosamente, no está precisamente encantador. Aquí mañana ya es fiesta y todos estamos pensando en ello (en la fiesta, digo). Aquí se suma mal, lo sé, pero como mínimo confío en no restar. Aquí (en los blogs, digo) nadie quiere entender a nadie. Nos miramos como a peces detrás de un cristal. Aquí todos estamos sumergidos. Azkuna dice que no preguntará nada. Ibarretxe ha desaparecido. La monja también. Quince millones de desplazamientos. Los del sur al norte y los del norte al sur. Estamos locos. Algunos. Veo las procesiones, miro al calendario, estamos en el año 2008 ¿no?, joder, parece que estamos en el 1500. Respeto, sí, pero ese paseo bajo un capirote me parece de otro siglo. Y aquí es tan normal. El anormal debo ser yo. Ahora bien esa sensación de que la vida se acaba pertenece solo al escrito de hoy. La vida sigue. Hasta que muramos al menos. Hoy vamos a disfrutar. A pesar de la lluvia. O por eso. Te abrazo y disculpa por esta larga contestación.
Que lo pases muy bien.

Mirada dijo...

Una marea inmensa de felices días para todos y todas. Besines.

Margot dijo...

Pues tal vez Lacan tenga razón... pero yo me asomo a la ventana, pecera, y te leo boqueando con cara de pez pero satisfecho, las branquias abiertas.

Ese todo que tú cuentas y poco más. Si a veces no comprendo de donde sale lo que yo escribo (de algún pliegue acodado y escondido, fijo) no voy a pretender comprender las tuyas como si fueran mías. Escribir desde honduras ya me basta, leerte desde ellas también.

Ves? algo he aprendido... jeje.

Que disfrutes, que me sucede lo que a ti, que no puedo entender la exaltación del sufrimiento en forma de crucifixión siglo tras siglo y por eso nos vengamos gozándola, no? seguro que tú también... jajaja.

Pues eso, que la goces, mi niño!! Un besote!!

Pedro (Glup). dijo...

Generosa Mirada, braceo en esa marea, las olas de tu ternura me llevan de un lado para otro como a un naufrago indefenso.
Creía que sabía nadar.
No.
Me ahogaré (espero que sea entre tus brazos)
Hasta la vuelta.
Besos. Muchos.

Pedro (Glup). dijo...

Sí señora Margot, con cara de besugo, escribiendo incoherencias, retorciéndolas para que parezcan coherentes. Y no, no cuela.
Entender, lo que se dice entender, pues como que no. Y si se entiende no vale. Je, je.
Escribir desde honduras, mira tú qué bonito.
A mi la exaltación del sufrimiento propio o ajeno me estremece. Y en cuanto te descuidas te lo cuentan (ay, yo si que llevo… y te lo cuentan, entero, operación incluida. No les operarán el cerebro, a ver si espabilan…). O se meten en una procesión y purgan sus pecados, sus omisiones, sus qué sé yo. Oye, cada uno a su bola, que respeto, pero no entiendo, que yo creo que ya vale pero cada uno a su bola.
Como diría Celia ¡a gozaaaaar!
Beso va.

Iris dijo...

Ya queda poco para que sea primavera.
Aunque aqui seguirá lloviendo.
Y que nunca nos falte la lluvia.
Besos y a disfrutar de los días de "descanso".

gaia07 dijo...

Acabo de ponerme ese collar escrito ¡Y no veas cómo me queda de bien! ¡Reinventa, reinventa!
Por cierto, el mejor disfraz es ser tu mismo, ninguno te creerá y pasaran de ti olímpicamente. Nadie puede concebir que haya alguien capaz de ser auténtico.
Aquí te dejo un achuchón.

Pedro (Glup) dijo...

Besos al regreso Iris
No muy “descansado” pero aquí.

Pedro (Glup). dijo...

Tienes razóngaia07.
Sé tú mismo (que decían)
Achuchón recibido.
Va el mío.

hechi dijo...

Recuerdo esta maravillosa prosa,la tengo impresa y guardada entre mis textos. Recuerdo con cariño especialmente esa época y la hechicera no sé si vio serpientes de lo que estoy segura es de que sintió que aquí hay mucha literatura, y también amor,y nostalgia, y seguro que algo,mucho aprendió de ti(hablo literariamente y como amiga)que parece que me declare,jajaja, como te admiro Pedro.
Espero que lo hayas pasado genial en las vacas.

Pedro (Glup). dijo...

Sí, hechi, sí, el tiempo pasa, implacable.
Que no pase nuestra amistad.
Sabes que tengo mucho que agradecerte.
Guapa.
Y, claro, lo hemos pasado muy bien.
Besos a los tres.

Traductor

Se quedaron

Lo que hay.

Algunas ilustraciones, fotografías, dibujos, etc, que acompañan a los textos han sido
tomadas de internet y puede que no conste su autor.
Si algún propietario no desea que figuren en este blog, me lo comunica y las retiro.

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com

counter to blogger