19.3.13

No pueden culpar a las serpientes.


Ecuaciones de Maxwell


La electricidad y el magnetismo no son dos fenómenos aislados. Una alteración del campo eléctrico (una corriente) genera un campo magnético que responde al primero generando una corriente contraria que a su vez genera otro campo magnético y acaba desencadenando una onda electromagnética. A partir de este descubrimiento la pregunta era clara: ¿Y qué puede hacer la electricidad y el magnetismo? La demostración de la relación de James Clerk Maxwell (Edimburgo, Escocia, 1831), junto a la teoría de la onda es lo que realmente motivó la invención de la radio, el radar, la televisión, las conexiones inalámbricas para los ordenadores y las comunicaciones modernas.


Se besan sin saber dónde empieza el cielo, dónde acaba el infierno. Se besan de pie, con los ojos cerrados, con las manos cerradas. Se besan y a lo lejos se escuchan las murallas centenarias derrumbándose, poblando el aire con un estruendo de argamasa y ciclones. Se tocan la piel y de los poros les brotan pequeñísimos animales dulces que miman cada rincón de brazos, caderas, muslos, un lento deambular de almíbar. Se tocan el alma y se mecen en pétalos de flores nuevas, gigantescas corolas, pistilos con embriagadores zumbidos de abejas. Se hacen uno y justamente entonces, a pesar de los coros de querubines que cantan con los ojos cerrados, del ritmo de cien palmeros presentidos al otro lado de la puerta, del calor de tres infiernos, del murmullo de un arroyo del Paraíso Terrenal, del Vesubio y del Etna, de Manhattan, ignoran que traquetean en el pescante de un tren sin regreso, viajeros a ninguna parte, refugiados en el trayecto de la soledad, habitantes de un mundo prohibido.
No pueden culpar a las serpientes.

Hablan recostados a uno y a otro lado del muro de las lamentaciones.

Se aman.





4 comentarios :

Magnolio dijo...

"... y de los poros les brotan pequeñísimos animales dulces que miman cada rincón de brazos, caderas, muslos, un lento deambular de almíbar..."

Todo está dicho, decía Brigitte el otro día: el escritor sólo intenta una forma nueva. Pero eso es enorme, tanto como ampliar la mirada, el tacto y demás sentidos. El del gusto, a almíbar, en tus besos de hoy, por ejemplo.

Pedro dijo...

Magnolio, no recuerdo habértelos dado pero, disculpa, estoy fatal de memoria.
(Qué borde, tío, con los comentarios tan hermosos que te hago)
Brigitte es una gran escritora y una persona muy interesante, me gustaría poder hablar con ella
Un beso de almíbar..

Magnolio dijo...

Borde y fuera de contexto, por supuesto.






Pedro dijo...

Quizás.

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007

 photo glup20_zps43094b99.jpg