9.7.12

Vulgar.


Se encontraron en una esquina de su vida hecha de retazos de rutina, allí donde nunca antes habían transitado. A ella le sorprendió la flor que el hombre llevada prendida a la chaqueta. Él aún no sabía que detrás de aquel rostro cansado estaba la mujer más bella del mundo. La noche se llenó de ranuras, se entretuvieron en acumular monedas de soledad antigua, el resto estaba ya escrito. Abrieron los ojos a la imparable invasión y dejaron las armas celosas en el hilván de un vestido de insomnio, entraron sin miedo en sus propios túneles hasta llegar a las fronteras de la intemperie, temblaron e intentaron el goce.

Amar y llorar son verbos que se complementan pero ellos estaban aún en un estado previo, antes de los centinelas de la cordura, antes del soborno de lo correcto, en las puertas del engaño a los espejos y los nombres, con la realidad adormecida, con ángeles desmemoriados que no sabían volar, con un conjuro bajo la lengua, niebla desgajada entre las flores heridas del porvenir, morada deshabitada, una cama al fondo.

Se quitaron la ropa con torpeza, con avaricia, arrinconándose en el temor al universo de las caricias,  a la tentación del hambre de ser uno, caminando sobre arena y fuego y piedra, lámparas de deseo brillando en mitad de la habitación sin salida, con fragmentos de encuentros casi olvidados, torpeza entre las piernas enredadas, el vértigo en la nuca, los poros madrigueras de ternura, un abanico de palabras dulces. Fueron fiebre, hoguera, dos aventureros en las alamedas del nunca antes, melodía acompasada, rumor de algo eterno, desconocido.

Ahí están, amándose con apasionada inexperiencia, el hombre que descubrió un cielo rojo y la mujer más bella del universo. Esta es una historia vulgar, me niego a seguir contándola.



9 comentarios :

Anónimo dijo...

Si esta es vulgar ¿cómo son las excelsas?

Jose.

Pedro dijo...

Gracias, Jose (creo)

Pedro dijo...

Una amiga me pregunta que qué pintan las dos fotografías con el texto.

Le/me contesto:
Pintan lo que pintan. Un blog necesita algo más que sentimiento y pasión literaria. Sé lo que puedo escribir, lo que puedo decir (no lo sé, aún no lo sé) pero esto no basta, publicarlo necesita marketing, publicidad, complementarlo a tenor de las entradas, tipo de lectores, tiempo de estancia en la página. Lo decía Luisa Etxenike el sábado en “Ideas para cambiar el mundo” : hay que aprender a leer, de los que vienen al blog no todos leen, lo sé. Pero.
Al revisar esta mañana las fotos me ha llegado la mirada de la joven de abajo, esa mirada perdida, ausente, concentrada en su soledad aún a pesar de tener a un hombre sobre ella. Quizás por eso. He recordado una playa (los dos están tumbados, parece, sobre arena), he imaginado esa mirada ausente en alguna de las mujeres a las que he amado (¿las amé?). Eso, me ha impresionado, quizás vulgariza o distorsiona mi escrito pero ahí están, la fotografía de arriba y la de abajo.

Magnolio dijo...

No tengo ni idea de lo que quiere decir tu amiga con lo de “qué pintan las fotografías en el texto”, sé lo que yo pienso: que me enturbian, impiden y empañan a esa pareja de tu relato. Una pareja que, en las fotografías, puede estar sobre la arena, sobre un edredón con letras o apoyados en una pared con graffitis (por las letras que tienen debajo en la de abajo).

Mucho mejor sin imágenes que me condicionen, sin explicaciones de las mismas, sin tu recuerdo de las mujeres que has, o no has amado. Porque quiero ir donde me lleve el relato, tal cual, sin muletas. Si las necesita, si precisa de cualquier apoyo (explicaciones y cualquier otra clase de representación no contenida en el texto) es que el texto tiene alguna dificultad para andar por si solo.

Si hablamos, claro, de lo que dices que dijo Luisa Etxenike: “hay que aprender a leer”. A leer. Lo del marketing de un blog lo podemos comentar otro día.

Pedro dijo...

A sus órdenes , doña Magnolio

Magnolio dijo...

A su texto, don Pedro, a su texto.

#MaRY# dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
#MaRY# dijo...

Fotografías encontradas al azar dentro de un mundo inabarcable de retazos de historias anónimas. Cabos de madejas de esas letras que nos regalas y que nos permiten hacer nuestra propia fotografía. Gracias Pedro.

Tesa dijo...

Siempre hay muchas posibilidades de pensar, a la mañana siguiente: ¿qué demonios pinto aquí, con este hombre?

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007