31.1.11

Sobre estos textos.

Una pena repta por su ombligo. Ayer
ayer me dijo oblicuamente amor mío y
hoy, hoy tengo que ser áspera con la memoria,
enlazar las manos con ansiedad, tomar cafés,
hacerme cueva o nimiedad.

Concha García.



El texto que dejo aquí cada día es mucho más que lo que se lee (1).

Quizás ustedes no se han fijado pero también está escrito por el revés, por la parte de atrás de lo que se ve (2), es decir por lo que no se ve.

No solo eso, también descubre el misterio diario de estar vivos, encerrados entre lo que somos y lo que parecemos, no digamos lo que queremos ser (3), la dualidad de contar lo que ocurre cuando no ocurre e imaginar lo que ocurrió y lo hemos reconvertido en un recuerdo cómodo, favorable, amable, éramos así, ocurrió de esta forma aprovechando que nadie puede llevarnos la contraria (4).

Los textos que comparto tan a menudo son un antídoto, para ustedes y para mí. Es curioso que, al oficializarla, les protege de la rutina. Al menos tanto como que, a la vez, me inmuniza contra la tendencia al inmovilismo, a dejar que la mente se paralice, se adormezca, quede mecida en ayeres olvidando el presente.

En el enredo del blog con textos, fotografías, música y colores (5) lo mejor está en el misterio de saber quién somos (6), dónde vamos, de dónde venimos. En esta esquina jamás vamos a averiguarlo, pero aquí vamos, navegando en el oscuro río que nos lleva de sus fronteras (7) a la mía, de lo íntimo a lo público, de la distancia entre los ojos y el corazón, del oído al sentimiento, de la intuición a la certeza de saber que no hay más (8) de lo que hay.

Ya que estamos, entre nosotros, el texto es un pretexto, da igual lo que diga, lo que cuente, su presunta calidad, su nadería, su longitud o lo breve, que hable de amor o haya un vacío de frases sin sentido. Importa que esté, que se repita, vigilar la constancia, aventurar su cese, comprobar que algo, esta aventura de reiterar que nos leemos (9), tiene vigencia, aún.

De la curiosidad al cariño hay apenas tres pasos. Los damos, lo sé. Llegan los comentarios, los correos personales como presentes magníficos, privilegio de recibirlos, tiempo, criterio, respeto, sabiduría y, sobre todo, amistad, afecto. Por mi parte el amor es una garantía, os quiero, a los que hablan y a los que no, sin conoceros, sin posibilidad de negarme a ello, egoístamente, sin condiciones. Estoy rendido, gracias.

El texto que dejo aquí cada día es mucho más que lo que se lee (10).


(1) ¿se lee?
(2) ¿se ve?
(3) y no somos.
(4) excepto la conciencia y suele estar dormida.
(5) incluido el blanco del fondo.
(6) en varios sentidos.
(7) las de ustedes
(8) ni menos.
(9) ¿nos leemos?
(10) ¿se lee?



6 comentarios :

Anónimo dijo...

guapo

Pedro dijo...

Anónimo, ciego.

cristal00k dijo...

Y obviando el orden:

Dicen que no somos como somos, si no que somos como estamos. ¿Estamos? (nu sé...)

Siempre comienzo a leerlo todo por detrás. Una manía personal (es que me hago vieja... pero no ciega) aunque se agradece el blanco del fondo... jeje!

El recuerdo no siempre es cómodo, pero es mucho más sólido que ese futuro que nunca llega... porque siempre termina haciéndose presente y pasado casi al mismo tiempo... pero a estas alturas, tampoco nos la vamos a coger con papel de fumar ¿no? (uix! que ordinaria estoy quedando en un blog tan fino como este XD!!)

Eso sí:

Un millón de gracias, en mi nombre y en el de tod@s por compartir el antídoto de tus textos, de tu música, de tus fotos, de tu talento y de tu sensibilidad que tantas veces nos conmueven, amigo. Estás en la entelequia del "tiempo" de todos los que hasta aquí venimos con frecuencia. O sea, para mal o para bien, con todos nosotros.

Así que ya ves, se lee, se lee...

Ah! y yo creo que será ciega... (siejjjqueee)

Y "yastá".

gaia07 dijo...

Mucho más, ya lo creo. Ni siquiera tú puedes imaginártelo.
Un beso

mabel g. c. dijo...

9) SÍ.



Kisses.

marina dijo...

Es mucho más, seguro que sí. Y cuando te leo (1) llegas al co-razón y más, y el blanco (2) no es blanco, sino zumo de limón con más para leer (3), para descifrarlo con este aliento cálido que tenemos los que te leemos (4)


(1) te leo no siempre, pero sí a veces.
(2) el del fondo
(3) además del revés
(4) ir a (1)


No sé que he cenado hoy.... :-P

Un abrazo, Pedro..!

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007