12.11.10

Visita

Visita
La heroína es tan dulce como hacer el amor,
decía ella en otro tiempo.
 
Los médicos dicen que no ha ido a peor,
día va y día viene, y que nos lo tomemos con calma.
Hace un mes que no ha vuelto a despertar,
desde la última operación.

Y sin embargo seguimos visitándola todos los días
en el sexto box de la unidad de cuidados intensivos.
Al entrar, el enfermo de la cama de enfrente lloraba,
no ha venido nadie a visitarme, le decía a la enfermera.

Hace un mes que no oímos la voz de mi hermana.
No veo como antes toda la vida por delante,
nos decía,
no quiero promesas, no quiero disculpas,
tan sólo un gesto de amor.

Ahora sólo le hablamos mi madre y yo.
Mi hermano, antes, no decía gran cosa;
ahora ni siquiera viene.
Mi padre se queda en la puerta, callado.

No duermo por las noches, nos decía mi hermana,
tengo miedo a dormirme, miedo a las pesadillas.
Las agujas me hacen daño y tengo frío,
el suero me enfría las venas.

Si pudiera huir de este cuerpo podrido.

Mientras tanto dame la mano, decía,
no quiero promesas, no quiero disculpas,
tan sólo un gesto de amor. 

Kirmen Uribe

Por fin es viernes, los telediarios nos han prometido un fin de semana para soñar, tengo billetes reservados para la alegría, butaca de patio fila uno, la tormenta parece que ha pasado, quedan las huellas del oleaje, quedan las heridas del desamor, quedan mil escalones antes de llegar a…, para llegar (no sé si suben o si bajan).

Me paro, miro hacia derecha e izquierda antes de cruzar, hoy también quiero estar aquí pero, ya ves, no tengo demasiado que decir. Junto palabras para evitar el diván. Algún día lo contaré. Es demasiado fuerte, que se decía antes. Antes es un tiempo lejano a partir de una raya roja que separa. Ahora es un territorio anterior a luego. Luego no es nada, no existe. Lo contaré, digo, es fuerte, decía, con impactantes escenas de sexo, tórridas pasiones, violentos, gratos ejercicios amorosos, ay. En cuanto tenga fuerzas lo escribiré, de momento me estoy curando las heridas. No sé cuánto tiempo debo seguir mintiendo(me) para que me crea(n). 

Se eleva el canto de Jessye Norman y los ángeles suspiran consternados ante el desafío de su belleza, incapaces de contener la envidia y la rabia. Purcell (Henry) asiente en la sombra.



10 comentarios :

virgi dijo...

Tus heridas, pillín, al contarlas, parecen más hermosas que las de los demás. Aquí me tienes, esperando, mientras oigo una y otra vez a la divina Norman.
Besitos de buenos días.

Eli dijo...

Por cada cicatríz que narras, ganan uno o dos dedos, mis manos. Es el destino del cero, ser cuántos le redondeaban. Un beso sin divisiones.

Marisol dijo...

Si se trata de curar heridas, a sacárselas de a pocos.
La "Visita" me ha dejado movida. Me hace recordar de alguien querido que se encuentra en coma desde hace más de tres meses.
Te dejo un cordial saludo y que disfrutes tu fin de semana.

Palmera dijo...

Peter Pan(con chorizo, o mejor aún con queso curado...),ya sé dónde hay Abedules en Bilbo, por que si es por ti..."es por ti que veo lagos donde antes había charcos.."(canción de "CÓMPLICES")..
Tú, ¿crees que me dejará "Casi" poner nuestras iniciales en el tronco de uno de ellos a modo de tatuaje?.
"Cuéntame", ¿viste ayer?.Antonio me recuerda tanto a mi padre...
¡VISITA el blog de Pablo "kikirikiiiii"!.Este gallego tb es "Real".Yo creo que te gustará.
Ya de perdidos..., al río, no?
Bueno, te dejo, que G me tira la puerta...:(

gaia07 dijo...

Una visita desazonante la de hoy.

Y nos dejas dulcemente rozada el alma hasta mañana.

Un beso

Pedro dijo...

Todos tenemos heridas virgi, no cuento las mías, las reales –por suerte son apenas rasguños-. La vida va y con imaginación se camina entre nubes –por suerte con los pies en la tierra. Un beso retrasado.

Pedro dijo...

Eli, súmate tres dedos y divídelo por cero, te sobrarán manos. Un beso sin concesiones, así, mirándote a los ojos

Pedro dijo...

No hay otra fórmula Marisol, el tiempo lo cura (casi) todo.
Sí, esa “Visita” remueve a quién sabe de qué habla.
Un saludo de tarde de domingo.

Pedro dijo...

Palmera, perdona mi retraso en contestar.
El bar, una tasca, que tiene tus trocitos está en los Fueros, se llama (ahora) El Rincón del Hincha. Nada que ver con lo que era. Los actuales arrendatarios saben de Bilbao que está en el mapa y poco más.
Abedules hay, entre otros sitios, un bosquecillo en la rotonda de entrada a Bilbao por Juan de Garay. Ayer los vi, están muy crecidos.
¿Alguna pregunta más?
Besos

Pedro dijo...

gaia07, me cuesta, últimamente me cuesta.
Un beso

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007

 photo glup20_zps43094b99.jpg