29.11.10

Parker y la realidad.


Para Cris.

.. entre as sabas revoltas
polo feroz presente
de dous corpos que esquecen


El escenario podría ser New York. O no. Un día, en el museo Guggenheim, Parker acude a la cita con una bella mujer. Se encuentran, se reconocen, se miran, se hablan, educados, correctos, como nuevos/viejos amigos. Deciden pasar al parque cercano (¿Central Park?)

Allí se produce un efecto curioso, están sentados tomando un café y alrededor el mundo se ha parado. El sol anima la escena pero todas las personas están inmóviles. Los dos van dejando sobre la mesa voces, risas, señales de entendimiento, complicidad, confidencias y planos con apuntes de otros caminos sin explorar. Las obligaciones están plegadas en un bolsillo, el reloj está debajo de un zapato, pero está. Suenan las campanas de una iglesia cercana y vuelve el movimiento, los niños juegan, el camarero hace equilibrios con una bandeja, una señora de pelo blanco discute con un anciano con gorra roja que le mira con gesto aburrido, pasan gorriones perseguidos por estúpidas palomas y Parker y la bella mujer se despiden asombrados, ilusionados, admirados porque aún se produzcan milagros. Trenes, barcos y aviones, distancia. Fundido en negro.

No amor, como na guerra, nunca oímos o tiro que nos alcanza 

 
Cambio de plano.

La realidad es terca, se impone a las ensoñaciones, a los espejismos, al deslumbramiento ocasional de soles de otoño. Al final siempre llueve, hace frío, truena, nos quedamos tiritando, ateridos en la intemperie del invierno, de nuestra verdad.

Sin embargo.

La realidad viene impuesta, por utilizar un término suave nos encorseta, nos aprisiona, nos ahoga, nos deja a los pies de los caballos de la mentira propia, estamos encarcelados en nuestra propia realidad. Ahora bien, al menos parte de ella la construimos nosotros mismos, la envolvemos de esperanza.


Namorado outra vez
do amor que levo dentro
a sede enfurecida dun futuro...

 

Pasan los días tan rápido que diciembre está aquí mismo, Navidad, otro año, otra etapa.

Seguimos soñando que encontramos una puerta por donde entrar a un mundo nuevo, diferente, luminoso, allí donde seremos felices, un lugar sin cabida para el dolor, las frustraciones, un espacio de amor donde podremos ser nosotros mismos, donde no tendremos tantas obligaciones, donde los días estarán abiertos a nuestra libertad. Somos de una ingenuidad infantil.

Estas cosas piensa Parker.
Y otras.
Sigue el frío pero, como diría el poeta, eso solo significa que la primavera está más cerca.

Na viaxe nocturna que emprendemos
polo interior dun corpo diferente
unacto de amor é un fluído urxente

(Los fragmentos de poemas son de Lois Pereiro)


6 comentarios :

mabel g. c. dijo...

Encarcelados en nuestra propia realidad, sí, y a pesar de ello, de otros, los milagros se producen.

Algo es algo, por lo menos tu Parker ha tenido una cita y parece que no ha ido mal...

Te mando otro beso en la frente y el saludo correspondiente.

gaia07 dijo...

Una prueba, la realidad puede ser como un sueño, una confirmación, hay más cantidad de momentos duros que dichosos, y una certeza, gracias a los sueños soportamos a las realidades.
Me cae bien Parker.

Un beso en cada palabra que te escribo.

Carmen dijo...

Querido Pedro: dinámico, variopinto, y sorprendente. Qué buena suerte la de Parker. ¿no? A veces le envidio... sanamente, conste.
La intermitente Carmen te saluda, con besos mojados por la lluvia incesante desde el sur que sé que también amas.

Pedro dijo...

mabel g. c., “mi” Parker es muy suyo. También es muy discreto. Y otras minucias. Cuenta lo que quiere. Mejor dicho, cuento lo que quiere que cuente. Algo así. Tu beso ¿en qué parte de la frente? (la tengo amplia). Mi beso.

Pedro dijo...

gaia07, algo constatado, la realidad puede ser como una pesadilla; algo cierto (aunque efímero) hay más cantidad de momentos dichosos que duros (la risa va por barrios); otra certeza, no sé a Parker (es un tío raro), pero a mí me caes de maravilla (esto es una redundancia, porque ya lo sabes, te lo digo en cada escrito). Un beso para no andarme por las ramas.
(Jugosos los comentarios en tu página. Ya te voy a dar...)

Pedro dijo...

Carmen, amo el sur, amo a Cádiz (he vivido allí, en total, más de un año de mi vida). Me alegro de volver a verte por aquí. Un beso. Y otro de Parker.

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007

 photo glup20_zps43094b99.jpg