7.10.10

Grito y no es falta de respeto

Lo abstracto.

De vez en cuando
un vicio nuevo me invade y miro la hora
porque se ha vaciado la alcancía,
mis besos rebotan por las paredes
y mi mera ilusión es ese hábito
que escapa de la escasez y se regodea
solo, como un altivo gusano,
y me como los dedos de mi amante
que no me amó, y me lamento
de la humedad que da eso en la mirada,
y me pongo frenética aupándome para verlo
todo más lejos, y me acuso de divinizar
lo que toco con el ojo, y me
asusta llevar la incertidumbre
en los besos, y me pongo celosa
porque soy olvidable.

(Concha García)



Grito y no es falta de respeto, no, es puro orgullo, que me planto aquí, de pie y digo, o no digo, según quiera, que me sobran palabras, voces y mentiras, que me las contaron todas, de todos los colores y medidas, que me juraron verde y no era, que me pintaron tigres y eran ranas o humo o algo de lo que todavía no sé el nombre. 

Estoy en ello.

Miro a derecha, a izquierda, la vida pasa saltando en zuecos embarrados. 

Estoy aquí muriéndome de ganas.

Grito.

¡¡¡Grito!!!



12 comentarios :

Tinta de aterrizaje dijo...

Llevar la incertidumbre en los besos es llevar un gran problema en los labios.
El grito puede ser el alto testimonio de una voz desenfadada.
Gritar de alegría, y no decir porqué.

Besos.

gaia07 dijo...

No sé qué decirte, con la vida dando saltos embarrados a veces es mejor que no advierta dónde estas porque como te pille te va a poner bonito.

Y aunque en la excitación de la lucha a grito pelado con el rival andes despistado, iré a buscar tu tierno abrazo a aquella plaza porticada, serena y no importándome ser olvidada porque el que no te acuerdes será la excusa para volver a abrazarte, uno más uno dos y gano yo. Y tú sigue contando tan magistralmente cuanto quieras.

Un placer el beso ;-P

La Zarzamora dijo...

Sí, yo también GRITO.
Vengo a gritar ;)

Besines, Pedro.
Y un abrazo de esos.

Anónimo dijo...

A veces es necesario gritar... para respirar. Vaciar los pulmones con fuerza, con una razón. Gritar desde muy muy adentro. Lo malo es cuando el grito también es hacia dentro, que se queda en nada, que no libera del todo el exceso de entropía. Y luego vuelves a tu lugar, el de siempre u otro, con gente, la de siempre u otra, con todas las mentiras y verdades, las caretas y trajes. Es lo malo de sentarse a pensar en medio de la muchedumbre. Es lo malo de no ir siempre con la corriente.
Mi poema preferido de Concha ... yo sigo aún intentando aceptar que soy olvidable.
Un besazo

Paula

Nikté dijo...

Eso es una mentira como una catedral, lo que no se si es por el estilo neogótico, pero que somos olvidables, naqui, por ejemplo, yo lo soy -inolvidable- y lo asumo, aunque me cuesta, es tan ardúa la tarea de serlo...

Y por lo que más quieras, cierra ya esa boca que te veo hasta las agmídalas.

Un beso, abu

Pedro dijo...

Es cierto Tinta de aterrizaje eso de la incertidumbre en los besos. No sabes nunca a quién besas, ni cuando, ni si sí. En cualquier caso, besa bien y no mires a quién (como soy tímido suelo cerrar los ojos).
El grito…pues eso

Pedro dijo...

gaia07, tengo un regalo y un problema (bueno, tengo muchísimos, me ciño a uno). El regalo es recibir tus comentarios, tan floridos, tan intensos, tan cariñosos. Muchas gracias. El problema es que me lo crea, que olvide que el cariño te exagera el gusto. Ahora bien, en abrazos seguro que quedamos empatados (excepto que por influjo del alcohol abrace una farola). ¡¡¡Guapa!!! (y no es un grito, es una exclamación admirativa)

Pedro dijo...

Recuerdo La Zarzamora, cuando tú eras Liza Minnelli y yo Michael York. Estábamos rodando Cabaret en un casi Berlín y ensayábamos una y otra vez aquella escena en la que gritábamos en un túnel cuando el tren pasaba por encima. Puff, que a gusto nos quedábamos. Gritar es casi como hacer el amor (aunque hay que gritar mucho, la verdad). Abracémonos—

Pedro dijo...

Paula la verdad, de entropía ando flojo, pero nadar contra o a favor de corriente es mi especialidad. Otras son la elección de caretas, mentiras y soledades. De Concha (la) prefiero la de Donosti.
Besos y besos. Y besos.

Pedro dijo...

Nikté, es que olvidarte es imposible. Eso que tú a veces te haces la interesante y desapareces. Yo te busco por puro egoísmo, no creas, tienes el record de tiempo riéndome con uno de tus comentarios (fue ingeniosísimo).
No te olvido, reina, pero no te marches. Un beso (y de abu, ná de ná)

cristal00k dijo...

Hummmm... para encontrar una princesa (o un príncipe...) primero hay que besar muchas ranas, incluso algún sapo... ¡que quieres!
Pero tú grita cuanto quieras, te escuchamos atent@s.

Pedro dijo...

Cierto cristal00k, así empecé, besando ranas y sapos para encontrar mi princesa. Luego me aficioné. Y ahora, la verdad, la(s) princesa(s) puede quedarse en su almena que seguiré buscando, besando ranas (lo de los sapos no me he acostumbrado nunca, aggg).
Y es que, querida mía, la rana cuando besa es que besa de verdad.

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007