26.7.10

Teorema de Pitágoras.

El Teorema de Pitágoras establece que en un triángulo rectángulo, el cuadrado de la longitud de la hipotenusa (el lado de mayor longitud del triángulo rectángulo) es igual, a la suma de los cuadrados de las longitudes de los dos catetos (los dos lados menores del triángulo rectángulo: los que conforman el ángulo recto). Si un triángulo rectángulo tiene catetos de longitudes y , y la medida de la hipotenusa es, se establece que:


Durante las últimas semanas he dejado en esta página diferentes problemas matemáticos acompañando a mis “escritos”.

He recibido comentarios por parte de varios amables lectores en el sentido de su complejidad y falta de interés. También la sugerencia de cambiar de tema.

Hago caso de estas indicaciones y como despedida dejo el teorema de Pitágoras, que es bien conocido y de fácil comprensión.

Pongamos un ejemplo.

Un triángulo rectángulo está compuesto por dos catetos, los lados menores, los que conforman el ángulo recto (una pareja) y la hipotenusa, el lado de mayor longitud (una tercera persona). Queda establecido, una obviedad, que son necesarios tres lados para formar un triangulo.

El teorema de Pitágoras establece que la suma del cuadrado de las longitudes de los dos catetos (la vida en común, la rutina, el desgaste del tiempo y el espacio, la incomunicación, etc) es igual al cuadrado de la hipotenusa (lo nuevo, lo diferente, lo fresco, el descubrimiento, lo prohibido, lo excitante, lo oscuro). Es decir, un triángulo (amoroso).

Como en todo teorema matemático es imprescindible no entender nada y entenderlo todo, que sea un campo para expertos y para principiantes, que se pueda llevar a la práctica y que tenga la suficiente dificultad como que nos cueste resolverlo.

El que sea hipotenusa que levante el dedo (no todos a la vez que esta página tiene una limitación de espacio), el que sea cateto que tire la primera piedra (si no llegan para todos puedo prestar la mía), el que no sepa cómo resolver un triángulo rectángulo que se pase a las líneas paralelas (esas que no se tocan nunca) a un cuadrado (que admite más variaciones) o a diferentes figuras geométricas (polígonos, octógonos, etc).

Nunca se me han dado bien las matemáticas, soy de letras, y no entiendo de triángulos, pero tengo un amigo que tiene uno en el comedor de su casa. Cuando le visito lo veo en las ojeras de su señora, en algún comentario ácido, en que los fines de semana mi amigo tiene frecuentes cursos de reciclaje, en que ya no quedan con nosotros para las cenas mensuales.

Ahora que lo pienso, Marie también tiene un triángulo, lustroso y consentido, activo y chispeante. Desde que lo adquirió en una reunión de nostálgicos amigos de la infancia su mirada está más brillante, su piel más tersa y no ha tenido una actividad sexual tan intensa desde los desmadrados tiempos anteriores a conocer al cateto colindante actual, ese con el que junta su cuadrado, en desproporción, ya que su lado (el de ella) tiene mayor longitud (que la de él). Un desperdicio.

Queda claro que los problemas más interesantes son aquellos aún no resueltos, pero si alguien quiere solución para sus triángulos queda abierta una ventanilla para recibir preguntas, sugerencias, reclamaciones, etc. Por favor, previamente obtengan ticket.

Para terminar, quedan cerradas estas secciones dedicadas a las matemáticas esperando hayan sido de su agrado. Un saludo


8 comentarios :

Eva- La Zarzamora dijo...

Y dicen qué... ¡Y qué nos ha importado lo que decían de nosotros en este espacio...!
No ando por París, ya lo dejé.
Y ando paseándome por las Españas.
Si fuese a Bilbao créeme que te haría un guiño, para que después del aguardiente me tratases de todos esos nombres de los que andas tratando a medio mundo. Igual hasta contigo me portase de animal inteligente, vete a saber.
Bises.

Pedro dijo...

Eva- La Zarzamora, insisto en que, si no estrictamente necesario, no muerdo.
Lo que no quiere decir que no pueda cambiar mis costumbres.
Después del aguardiente (de varios) me convierto en un animal poco inteligente (tú verás)
Bises de besos.

Anónimo dijo...

Muy bueno tu teorema literario. La unica pega ¡tengo ticket! es que en la vida, como en las matemáticas, sirven exactamente para lo que sirven: en este caso para los rectángulos.

¿Qué pasa con los acutánguos y, sobre todo, con los obtusángulos que, como su nombre muy bien indica, son los más obtusos de todos?

Demasiados quebraderos para los de letras. Además, llegan las vacaciones, y con ellas, ciertos teoremas se resuelven solos: hipotenusa, lados y ángulos, continúan igual.. o se divorcian.

Muxus.

LA PILI.

mabel g. c. dijo...

Con mi astigmatismo ya tengo bastante para no confundir una recta con paralelas (todojunto). Y eso de la doble visión siempre es un problema, en cuarto creciente, for example, veo, sin las "glasses", una navajita abierta.

Así que, para que no se me líe la neurona, porfa, sírvame un angulo recto o agudo (que es un poquito más cómodo).

Sin más, le saluda atentamente,

LA PRIMA DE DOÑA FLOR Y SUS DOS MARIDOS.

Mayte dijo...

Tengo un triángulo favorito en mi amante. Puedo hacerlo de diferentes formas, porque consta de dos circufenrencia suaves y atercipeladas y también de dos rectas: una línea que es como un húmedo péndulo insinuante y otra línea recta imaginaria que dispongo yo a placer. A veces es isóceles, con ángulos inigualables, otras me entretengo buscando sus vértices y me deshago entre sus obtángulos.

Me fascinan las matématicas, pero me enloquece el algebra...y tampoco soy de números...definitivamente no.

Besiños muchos a montones Pedro...estoy con un pie en el avión, pero quise pasar a dejarte abrazos hasta la vuelta...espero encontrarte a ti y tus devarios peor que los mios!

Mua!!!

mateosantamarta dijo...

La que no acabo de comprender es lo que ocurre cuando la hipotenusa deteriora en cateto. Muy ingeniosos y divertidos tus teoremas, aunque no todos se entiendan.
Un saludo.

Palmera dijo...

TODO ESTA DICHO Y NADA ESTA HECHO PERO TU PREPARAS VIAJES Y HUIDAS...¿METERAS EN TU MALETA MI "SI"?, DEVUELVEMELO SI NO ERA LO QUE TU ESPERABAS...
ME SIENTO TRISTE Y CANSADA, ALGO NORMAL EN UNA ANCIANA CATETA QUE NO TIENE NADA DE HIPOTENUSA.
ELLA ES EL 10 Y YO EL 0 ( a la izda para mas señas), he aqui el problema para ti y el disgusto para mi.
La luz, ¿la ves ahora?... yo no, me lo invente.
UNA PAJARA BOBA.

gaia07 dijo...

¡Señor! ¡Ha sido el mejor de los teoremas!

Está claro que la resolución de la hipotenusa pasa por el cuadrado feliz de ambos catetos, y siendo uno más largo que el otro, siempre hay uno que se siente menospreciado, esto viene por lo de siempre, por dejar que te convenzan de que en una relación de dos no se puede dibujar un triángulo o un cuadrado, y aún se hacen los sorprendidos cuando descubren que los cuadrados y los triángulos están a la orden del día, y que gracias a ellos se resuelven problemas muy gordos, pues de no ser así la frustración matemática no resuelta arruinaría a los psiquiatras y a los programas de tv.

Un besazo.

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007