8.7.10

Problema del P.

Problema del P (difícil de encontrar) contra el NP (fácil de verificar)

En el cálculo computacional pueden presentarse problemas en donde el número de alternativas posibles para una determinada condición de proceso es tan grande que ni siquiera con supercomputadores inexistentes aún en nuestra tecnología se podrían afrontar en toda la vida de un ser humano, pues no tendría para ello el suficiente tiempo (es el problema P). En cambio, la verificación de que una determinada alternativa verifica la condición de proceso es algo prácticamente instantáneo (es el problema NP).

Si, por ejemplo, queremos colocar 6.000 libros en 200 estantes, de modo que se cumpla la condición de que no estén juntos ciertos libros de diferente materia, nos encontramos que el número de alternativas posibles podría superar al número de átomos de la Vía Láctea, con lo cual, el determinarlas todas (problema P - difícil de encontrar) es precisamente eso, muy difícil. En cambio, el verificar una de estas alternativas como válida (problema NP - fácil de verificar) es inmediato

El desafío consiste en encontrar una respuesta, una ley, que permita generar todas las alternativas.

Más información: Stephen Cook, de la Universidad de Toronto

 Mi vida iba del 1 al 9, sin decimales. Hasta que descubrí el 0. Me descolocó, no sabía si iba al principio o al final. Optamos por dejarlo en la mitad. Creo que ella fue la que optó, la que me permitió entrar en su agenda, primero, y en su vida, después. De mi perspectiva de 1 más 1 igual a 2, pasé al enigma del P, quise colocar el 0 en otro estante para evitar coincidencias no deseadas, aunque el deseo…

Perdón, ¿ella es el 0?

Ella era el 10 pero mi biblioteca tiene pocos estantes, mi conocimiento no abarca demasiadas materias, mis variables son apenas 2 y yo no sé si soy 1 o nada, si sé algo o he olvidado todo, si meterme en jardines hará de mí un jardinero o me convertirá en un aprendiz de parterres, riegos, abonos, gladiolos…

Quizás no hablas a tus plantas.

Se me está olvidando hablar y mi voz de cabra no ayuda al diálogo, por eso escribo, ensimismado, aunque nadie (del 1 al 0) me lee. Por eso sin estridencias, en silencio, así, como si nada, ha terminado una era y no se ha rasgado el cielo...

Ahora no te entiendo.

Ni yo mismo me entiendo. "Me siento acosada". Me quedé anonadado, acosada, nunca acaba uno de entender. Entre el microscopio y el telescopio me falta perspectiva y tanto colirio deja mi mirada turbia, borrosa, las letras retorcidas no me permiten entender, consulto enciclopedias y diccionarios, problema del P en julio, ya, un año galopante, mezcla de ignorancia, impotencia, insuficiencia, intolerancia, impaciencia, urgencia, ausencia, inconsciencia, resistencia al cambio y agosto tiene una bandera en la cima, una esperanza en el faro del fin de la tierra, un interrogante en el proceso de ordenar del 1 al 9 y si el cero desordena las sumas contaré con los dedos…

O sea, como siempre ¿no?

Pues eso, ya te digo. Hasta mañana.

(El post de hoy me parece muy triste pero no le diré nada porque le veo ausente, desorientado, quizás necesite vacaciones)

¿Decías algo?

No, nada, hasta mañana.




9 comentarios :

mabel g. c. dijo...

Ahora mismo te diría, sin duda, que el 0 debería de ir siempre al principio y el último número ser el 9... En fin, no sé si tendrá lógica, lo mío no son las matemáticas.
En cuanto a la organización de números en una convivencia, más o menos desequilibrada (como todas), el 0 estaría bien como almohada para soñar, como cojín para la siesta, como bandeja para el café, etc...
No sé si quieres más sugerencias al respecto, ya sabes dónde encontrarme.

Besos y ¡alegra esa cara, chaval!

Anónimo dijo...

El post de hoy me parece muy triste pero no le diré nada porque le veo ausente, desorientado, quizás necesite vacaciones.
Tal vez sea el momento de pensar en los demás o lo quieres todo...

Mayte dijo...

El tiempo discurre silenciosamente entre una piramide y una humedad distante que se rozan apenas en la punta de un recuerdo soleado o en el rocío de una lluvia inconstante y entre ellos un caracol maya igual a un cero que se enrosca y crea fantasias en los oídos de aquellos que acunan nanas y yo divago lejana en sueños de quien ya no sueña con 0.

Besiño, Pedro.

tatiana dijo...

Hola¡
Permiteme presentarme soy tatiana administradora de un directorio de blogs y webs, visité tu página y está genial, me encantaría contar con tu site en mi sitio web y asi mis visitas puedan visitarlo tambien.
Si estas de acuerdo no dudes en escribirme
Exitos con tu página.
Un beso
tatiana.
tajuancha@gmail.com

gaia07 dijo...

Ante tanta imposibilidad solo queda la posible alternativa de recoger la bandera en la cima de agosto… y yo al 0, lo quitaría del medio.

Un beso

mirada dijo...

pues ni idea, pero para agosto no queda na, dos telediarios...

Palmera dijo...

FRIO,FRIO...A MI NO ME PLANTARON POR ZONAS TAN ILUSTRES SINO EN UN PEQUEÑO JARDIN(urge nuevo jardinero..)POR LA QUETODAS LAS MAÑANAS ME SALUDA UNA "BONITA"(es que no tengo abuela...) MUCHACHA Y OIGO CANTAR A UNA NO MENOS LINDA MUCHACHITA(aunque tb a veces gritan de lo LINDO...MENUDO CARACTER!!).(En Julio somos 2).
PERO SUELO "HABLAR" POR TELEFONO(conservo el mismo ) CON MIS AMIGAS DEL PARQUE DE "DOÑA CASILDA" Y DE LA RIA Y ME CUENTAN QUE TE HAN VISTO PASAR Y QUE LAS MIRABAS CON CARA DE DUDA...lo cual me alegra porque el CIELO NO ESTA abajo DONDE TU SIEMPRE SOLIAS MIRAR:0 (oh!! me ha salido una carita de SORPRESA) es una de las claves del problema : P(inclino la cabeza y te saco la lengua).
CONFESION:( no he entendido nada el problema P,Pedro).
Ciao
(por cierto, ¿QUE ES ESO DE "GATOS Y RATONES"?)

Pedro dijo...

mabel g. c. el 0 a la izquierda es la negación, no existir. El 0 va donde va, es decir va o no va según quién lo coloque o según quién sea el 0.
A estas horas, acabo de consultarlo, estoy en el 0, 23 y subiendo. Te informaré a la mediodía.
Besos con la cara seria.



Anónimo, triste, es la definición exacta.
En otro tiempo no lo hubiera reconocido ni bajo tortura.
Pensar en los demás…creo que uno de los problemas es que pienso demasiado en los demás.
En cuanto a querer todo…sí, a partir de tenerse uno mismo como elemento primordial quiero tener todo (por supuesto es una ambición mayor que no querer tener nada)



Mayte, los sueños no los controlo, de momento. Bien es cierto que hubo un tiempo en el que siempre, cada día, soñaba con lo mismo (bueno, con la misma). Fue divertido pero por suerte mis sueños tienen ahora una gran diversidad.
Te debo carta, lo sé, el tiempo, ay el tiempo.
Un beso.



Pues nada tatiana, tiene usted mi venia, ponga usted mi site en su sitio web y que sus visitas sean también las mías.
Muy agradecido.
Saludos.



Lo soplamos gaia07, puffff, se acabó el 0.
Seguimos en el 1 (vaya aburrimiento).
Un beso



mirada, está mi tele fundida, pero estaré atento no se me vayan a pasar esos telediarios y me de septiembre sin darme cuenta. Besooooooooo



Palmera me tienes acongojado, entre las mayúsculas, las minúsculas , lo que dices y lo que no dices es que no vivo en mí.
Además es un juego perverso, mira, te llamas Palmera (como podías llamarte Magnolia, Cañaveral o Linda Flor), dices que escribes desde Bilbao y utilizas un discurso medio íntimo, medio críptico.
Pues eso, que estoy sin vivir en mí.

Mayte dijo...

Que no me debes nada so tonto...que eso suena horrible :p

Besiño y que el tiempo fluya tranquilo y lo disfrutes. Pedro.

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007