15.6.10

Desánimo.

Inclinado sobre la tierra removida
Me asomo al borde
Del sentido de las cosas

J. I. Besga Zuazola


...espero que sea un momento puntual, que pase pronto, que no deje marcas, quizás el frío que viene, las expectativas no cumplidas, el día a día, los errores, qué sé yo, pero ahí está, sentado en el centro de la habitación de al lado, serio, mirándome a través de la pared con cara de pocos amigos, me asusta ese semblante que imagino, le escucho golpear repetidamente el suelo con el pie, -clap, clap, clap- temo que de un momento a otro se levante, venga y la emprenda a golpes conmigo, estoy acobardada, la puerta de la calle está abierta pero temo salir, temo que lo de fuera sea peor, en otro tiempo me hubiera enfrentado, ahora me siento débil, ni siquiera me atrevo a pedir ayuda, espero que pase pronto este momento, quizás si cierro los ojos, si me duermo, si no lo veo no existe, tiemblo, se ha levantado, puedo oír su fuerte respiración, ahora sus pisadas por el pasillo, ay, aquí viene...



7 comentarios :

Aldabra dijo...

una angustia muy bien conseguida
bicos,

Mayte dijo...

Se abre cautelosa la mirada cegada ante lo oscuro del alma, un vuelco sobre la esquina de todo el dolor hace guiño a la desesperación, se besa, se enlazan, copulan rabiosos ante el miedo.

Bikiño cansino, Pedro.

ybris dijo...

Personalizar el desánimo es inspirador.
Quizás es el mejor conjuro contra ese desánimo.
Y, desde luego, un excelente motivo para escribir con hondura sobre él.

Abrazos.

Anónimo dijo...

Y ahora este alivio, por fin viene … para romper en pedazos lo poco que ha dejado en pie la espera. Me arrancará a mordiscos la piel, me clavará sus uñas y despedazará mi pecho para tragarse el corazón, .. por fin viene, .. puedo imaginarme el placentero dolor, todo terminará y mi cuerpo hecho añicos es la mejor escusa para no tener fuerzas… ahí viene, ya está, su aliento en mi mejilla, lo noto. Estoy dispuesta, la espera termina, he anhelado tanto este momento!....
Ya se ha ido.. me ha dado un beso y se ha ido…. He sentido sus labios rozar mi piel y cada poro de mi piel ha rezumado dicha, he sentido mi sangre recorriendo las células, mi cerebro mandando información, no! Mis pies reclaman su reinado sobre el suelo… que no! Yo no deseaba llenarme de estas ganas, de esta ilusión.. ahora … tendré que ponerme a luchar de nuevo … quizás mañana me agote de nuevo. Pero él volverá a aparecer. Y cuando no lo haga que?

Un besazo
Paula

De cenizas dijo...

Tal como viene, se va... pero si lo mimas tanto...


un abrazo!

Shandy dijo...

Una buena personificación, Pedro. Cuando el sistema inmunológico está bajo, el desánimo puede ser un maltratador sicológico terrible. Pero tiene una ventaja: es uno mismo quien lo puede vencer.
Besos y, sobre todo, salud:
Comentario de un amigo profesor de filosofía:
"Ayer tuve un día muy jodido, pero que muy jodido. Pensaba yo, ¿en qué puedo pensar para no sentirme tan golpeado?... Coño, ¡que tengo salud!"
(Lo reproduzco con palabras literales)
Montano recurriría a una cita más literaria:
"No desesperes, ni siquiera por el hecho de que no desesperas. Cuando todo parece terminado, surgen nuevas fuerzas; esto significa que vives." (Diarios de Kafka)

gaia07 dijo...

Es una sensación muy pesada. Un fatigoso manto que lo cubre todo.
Está dentro y paraliza.

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007