12.3.10

El extraño caso de las fotografías que desaparecen.

  (Juan Bautista Maino)

Los araucanos dicen que la palabra escrita se pierde, la palabra oída dura para siempre. Lástima que aquí solo pueda escribir, perderme en largos textos que al final no dicen nada. Por eso los acompaño con música que escojo y cambio con frecuencia. También con imágenes que me prestan de aquí y de allá.

Aquí viene el problema, en las últimas semanas desaparecen muchas de esas imágenes que acompañan a los textos. De un día para otro se van, se vuelven invisibles. Están ahí, veo su huella, los comentarios que suscitaron, pero aquella foto que colgué con mimo ya no está.

No, no es afán de cambio, desaparecen por sí mismas y debo subir otras nuevas.
¿Será el espíritu vengador de los fotógrafos agraviados? ¿Será la carcoma blogueril? ¿Qué será, será? Estoy vigilante.

Ignoro si también os pasa a vosotros/as.
Ignoro tantas cosas.
Por ignorar, ignoro incluso qué demonios hago aquí hace tanto tiempo.
Me aburro.



Armando Buscarini (Ezcaray 1904-Logroño 1940), escritor (?) maldito, escribió algo así: La vida me ha regalado bellezas, muchos crepúsculos han iluminado la estepa sombría de mi infortunio; pero siempre, como en las páginas Bersognianas, el encaje de la ola una vez diluida en la mano del poeta era una pequeña parte de sal. Mi airón es una túnica desgarrada por lo tortuoso de la vida cruel; un silencio tenaz oculta el drama de mi éxodo; pero sobre todas mis desesperaciones hay una risa de oro, hay esa esperanza que duerme en mí y que como una paloma blanca me traerá un día de luz el salmo de Resurrección: el salmo de los estíos eternos.

En realidad no sé si tiene algo que ver con lo que me ocurre en este caso de las fotografías que desaparecen pero me ha parecido oportuno colar esa frase.

Y por si fuera poco añado esta otra de Breton: "Heme aquí, en los corredores del palacio en que todos están dormidos. ¿Acaso el verde de la tristeza y de la herrumbre no es la canción de las sirenas?"

Y me quedo tan ancho, chao, buen fin de semana.


(Max Ernst)



9 comentarios :

El toro de barro dijo...

Quienes hemos hecho de tu casa una cita de diario cumplimiento nos hemos convertido en visitantes demasiado cómodos. Sabemos que a eso de las doce de la noche, mientras nos acomodamos en una sábana, en un libro, o en una mujer, existe un hombre que, un día sí y otro también, está preparando el café que nos tomaremos mañana, casi sin pedirlo, y sin haber terminado de saborear el café de ayer. Acostumbrados como estamos a tenerte siempre, se nos ha perdido de vista que, detrás de ese escritor que se despliega a sí mismo todas las madrugadas, existe un hombre. Tal vez, lo que necesitas es un poco de descanso, una creación más tranquila. Un poco de sosiego...
Un abrazo muy grande
Carlos

Arantza G. dijo...

En un test que hice...si fueras cosa que serías? la tecla H del ordenador, contesté.
Si no desaparece del texto, no se nota. Así quiero ser yo. A ser posible; invisible. Como las fotografías que desaparecen. Al fin y al cabo, vuelven a ser sustituidas por otras y ya está.
Pero tú...no lo hagas, por favor. Eres como los Clásicos; insustituible y de lectura obligada.
Muchos besos

Pedro dijo...

Muchas gracias, Carlos.
Un blog (escribirlo/leerlo) es absolutamente voluntario, opcional, nadie nos obliga.
Realmente estar aquí cada día es una opción absurda.
Por muchas causas.
Quizás lo del sosiego para intentar una creación más tranquila sea un magnífico consejo. Te lo agradezco.
Un gran abrazo de viernes.
Pedro.

Pedro dijo...

Arantza G., recuérdame que te sermonee la próxima vez que nos veamos.
Aun respetando tu deseo de ser H, invisible o lo que quieras ser, te puedo garantizar que tú, Arantza G, tú, eres insustituible.
O sea que menos rollos, sé tú misma.
Un solo beso, pero largo.

Anónimo dijo...

Pedro, no pensemos tanto ;) A mi me cuesta no hacerlo, mas tu hazlo por mi l@s que están como yo màs que como tu. Disculpa, se me lengua la trab-v-a.
Sí, está bueno que relajes, es decir, que te relajes; la montaña rusa es así y el gusano loco también ;)
Vale? Te beso el corazón.
May

Anónimo dijo...

Pedro, no pensemos tanto ;) A mi me cuesta no hacerlo, mas tu hazlo por mi y por l@s que están como yo màs que como tu. Disculpa, se me lengua la trab-v-a.
Sí, está bueno que relajes, es decir, que te relajes; la montaña rusa es así y el gusano loco también ;)
Vale? Escribe cuando se te antoje lo que se te antoje. No olvido que somos más que nombres, más que mujeres y hombres...somos personas ja! Eres un gran tipo (conozco otras personas como tu, y soy grata por ello), y sabes a libertad. Te beso el corazón.
May

Tinta de aterrizaje dijo...

Ignoraba a Henri Salvador.
Ahora ya no.
Ese jardín de invierno invita a servirse de sensualidad.
Sé de vez en cuando Mr. Hyde para extrañarnos de tu caso.

Besos.

Nikté dijo...

Pues a mi esto me suena a venganza.

Si tos nosotros venimos a ti atraídos por tus palabras... pero si le pones una imágen seductora por aquí y una musiquilla de fondo por allá, como que se hace más completo aún, si cabe.
Nada sobra, todo está donde debe estar.

Ains, que bobito eres.

Y al Toro de barro decirle, que de comodo nada.
Como lectora ok, pero como comentarista oficial, me debería pasar una paga.

gaia07 dijo...

Es que eres íncreíble hasta cuando te aburres.
Vente pa’las fallas que te voy a dar faena. ¡Anda vente, valiente!
Pero si para tomarse una cerveza contigo hay que recorrerse Bilbao de arriba abajo. Si no paras.

Anda, besos, salao.

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007