29.1.10

Exilio.



La Basílica de la Virgen de los Arcos en Tricio, es el monumento religioso más antiguo de La Rioja. Su particularidad estriba en que fue edificado con materiales reutilizados procedentes de la antigua ciudad romana de Tritium Megallum, Tricio la Grande, que comprendía el Tricio actual, Nájera y otras localidades próximas.


El edificio posee estructura basilical con planta longitudinal de tres naves y cabecera cuadrangular, Data del siglo V y fue construido sobre un antiguo mausoleo romano del siglo III que ocupaba la zona del presbiterio o Cámara Santa.
En el interior, las naves laterales están separadas de la central por arquerías apoyadas en una columnata corintia formada por fragmentos de columnas pertenecientes a un edificio romano construido en el siglo I.
Los arcos son visigodos de fines del siglo VI, principios del VII en piedra toba, traída de la sierra. Salvo el primero de la arquería del lado del evangelio que responde al tipo romano y fue construido en piedra arenisca típica de la zona.
Por sus dimensiones, se trata de las columnas de mayor diámetro de toda España y debieron alcanzar los 20 m. de altura. En el siglo XVIII, el interior de la Basílica se cubrió por yeserías barrocas, donde todavía hoy se aprecia el escudo de la Orden de la Terraza.


En la zona de la cabecera, se conservan restos de las pinturas que originalmente decoraban la basílica. Se trata de pinturas románicas de finales del siglo XII, de estilo sencillo y tosco, que fueron repintadas sobre las originales paleocristianas del siglo V. Representan diversas escenas de la Pasión de Cristo, algunas de ellas fragmentadas.


En la parte inferior, se encuentra un zócalo con dibujos geométricos de finales del siglo XII de estilo mozárabe. También las solerías estuvieron decoradas; en las esquinas del muro este quedan teselas de un mosaico paleocristiano que debió cubrir la Cámara Santa.




Exilio, destierro, lejanía, nostalgia domesticada a golpes, escojo el silencio, ahora, no es otra opción, es una consecuencia, es el final, Finisterre, aquí termina el mundo, desde aquí se precipitan las aguas a lo eterno, a lo insondable. No.

Encógete de hombros, ya, no tienes ni idea, la senda silenciosa, sin alegría, deshabitada, es la única posibilidad, la vida ha terminado y el resto es nada, un sin sentido. Desconcertado aún, sin brújula, mirando a las estrellas como un perro perdido en una tierra vacía, sin gente a pesar de la gente, sin voces a pesar de la algarabía, sin otro aliciente que esta salida de tono, este exabrupto, un lamento sin herencia, este tirar el banco escaleras abajo, yo detrás, cualquier posibilidad despeñada por los días, los meses, los años y a pesar de todo todavía me duele, me duele, me duele. ¿Te has enterado? Pues eso.

Y sé que, a pesar de todo, esto es una confesión.



(Querido lector, no se llame a engaño, reitero eso de “cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia”. De verdad, créame, intento literatura de blog, cotidiana, fresca y divertida. Anda, ríase, a ver esa cara, ríase, así, ese es motivo de esta página, divertir. Un saludo. )



Me ha gustado esto de Camille : Amar una sombra.

12 comentarios :

ybris dijo...

Muere Salinger coincidiendo con una reciente relectura mía de su "Guardián entre el centeno".
Luego leo tu literaria confesión y sé de la profunda literatura de quien sabe muy bien de Fisterra y su faro.
No es lo mismo escribir sobre límites imaginados que sobre límites alcanzados tras un arduo camino.

Abrazos.

Pedro dijo...

Hoy es el cumpleaños de Shandy

(http://sinpermisodetucaranilicenciadeustedes.blogspot.com/)

Pedro dijo...

ybris, también mueren las leyendas.
Por eso es bueno conocer Fisterras.
Aunque para llegar haya que caminar tanto.
Lo bueno es que nunca falta gente en el camino.
Lo malo es que llegas y a la alegría sigue una sensación de vacío.
¿Esto era todo?
(Y justo entonces te mueres)

Camille dijo...

Yo te creo.
Cualquier parecido con la realidad es falso. Nada existe. Todo es inventado.
Te creo.
Te absuelvo.
Tú eres el malvado, muy.

(Me río, sonrío)

Besos

Ventana indiscreta dijo...

En el capítulo 11, Holden Caulfield, del que todos los alumnos a partir de EGB o como se llame ahora deberían aprender, dice a propósito de Jane Gallaher, una amiga que muy bien conoce que :

'Para conocer a una chica no hace falta acostarse con ella'.

Obvio, ¿no, sir Peter?

Gran literatura la del mito Salinger, autoexiliado de la vida y de los fotógrafos. Y hasta de su familia. ¡Qué gente tan rara!

Besos.

ana p. dijo...

"mirando a las estrellas como un perro perdido en una tierra vacía, sin gente a pesar de la gente, sin voces a pesar de la algarabía"
Esta sensación creo también haberla recreado en una simulación literaria parecida a la tuya... o será que lo soñé? Quizás coincidimos en Finisterre con el mar lamiendo rocas, limando asperezas, abriendo huecos en el verdor de un cielo gris.... Es posible que sólo sea literatura...
Besos ficticios.

Pedro dijo...

Esta es la realidad Camille, lo inventado es lo otro, es decir lo de alrededor, es decir nada. No puede ser real lo que ocurre cuando me separo de esta pantalla.
Y malvado no soy, al contrario, soy bondadoso y fácil (al menos en el mundo de la realidad, o sea en el que no es).
Todavía no me ha llamado Isabel (ni el yanqui)
Besos

Pedro dijo...

Ventana indiscreta es cierto, no hace falta.
Pero es mucho más aburrido ¿no?
Aunque quizás el punto de vista de Jane no sea ese.
Conozco a una Jane que piensa como Holden (y permíteme la familiaridad).
Aunque si conozco a Jane quizás sea que me he acostado con ella.
Bueno, déjalo, ya no sé si sí o si no.
Feliz fin de semana
Besos.

Pedro dijo...

ana p., quizás lo soñamos juntos. A la vez quiero decir. Finisterre marca mucho. Y la literatura.
Besos enmarcables.

Mayte dijo...

En el sonido del mar que está lejos, aún recuerdo el faro, mi país que me cobija, que se mueve bajo mis pies a veces es como aquél. Y me lo recuerda con otra ciudad que lleva el mismo nombre, con la historía de una editorial que fundó y que impulso a León Felipe y otros exiliados. A veces la línea de la distancia es muy borrosa y mis pies caminan por ahí, aún cuando permanecen aquí en mi otra tierra. Exilio, sí y no.

Bikiño.

El peletero dijo...

Apreciado Pedro, todos hacemos literatura de blog, deseando que eso sea una buena cosa, a veces nos pensamos pioneros de algo, pero nadie nos recordará, ni nuestras amantes que ya buscan quien nos sustituya.

Yo pierdo mucho la memoria, no es broma, en mi olvido me siento exilado y abandonado. ¿Te imaginas poder contemplar una basílica románica en su esplendor, llena de devotos? A mi me perturba observar esa lejana reminiscencia romana y me dejó herido de vida ver las columnas dóricas en la Catedral de Siracusa.

A una amiga le decía hoy que el olvido y la desmemoria no son siempre una enfermedad, ya todos decimos que el cuerpo es sabio incluso cuando nos mata. Cualquiera afirma con seguridad estúpida que la naturaleza sabe lo que se hace, pero la muerte para algo debe de servir si Dios la inventó, o quizás no fue Él y lo que Él creó solamente fue la vida en un universo de muerte, y por ella nos envidia en el más insondable misterio.

Saludos y felicidades a Shandy

Ariadna dijo...

FELIZ CUMPLEAÑOS a Shandy y FELICITACIONES a ti.

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007

 photo glup20_zps43094b99.jpg