6.4.09

Llueven pájaros en esta orilla.

No quiero contemplar el mundo racionalmente

para que me devuelva la mirada racional;

no quiero ningún equilibrio.

(Imre Kértesz)


Llueven pájaros en esta orilla al otro lado del río de los sueños.
De madrugada salgo dispuesto a cazar un ángel.
Asusto a las diez palomas posadas sobre una cerca.
Rastreo entre los puntos cardinales de las calles vacías en la bruma.
Quiero atrapar esa luz escarpada que rodea a los serafines.
Meto mi pie en el agua fría del río turbio, del río que arrastra el cadáver de los delirios de ahora.
Me envuelve un silencio vegetal pleno de recuerdos, perdedor de batallas entre sábanas, noches, nombres olvidados, anfibios, niñas que nunca serán mujeres a mi lado, silencio y un ramillete de romero.
Insectos con largas patas de hielo me recorren los tobillos.
Las carpas nadan a contracorriente y la soledad corta suspiros con su cuchillo húmedo.
Camino por galerías de musgo, como un explorador que clava banderas negras en la geografía de un cuerpo desnudo.
Camino y miro.


11 comentarios :

De cenizas dijo...

Iba a ser el primero en comentar... pero con este lio de pajaros lloviendo... mejor comento mañana.

un abrazo.

ybris dijo...

Yo también camino y miro.
Un atracón de caminos y miradas ciertamente ahora.

Abrazos.

Arantza G. dijo...

Mientras solo lluevan pájaros...lo malo es que aniden en nuestras cabezas.
Aunque siemore nos quedará el recurso de hacernos amigos de algún ángel que nos ilumine.
Será cuestión de cazar alguno...sabes, hay un hombre que dice conocer a los ángeles y (no puedo creer que esté escribiendo esto) comenta en internet que todos somos ángeles, así que no tienes que ir muy lejos...ja,ja, Ayyy Dios mío, que cosas...
Por cierto, tú no te ibas de viaje?
Besos, unos cuantos.

Tempero dijo...

Camino y miro.
Camino y mirlo.
Es el río quien lo provoca, no yo.
Yo paseo y él me acentúa, chilla pero no me frunce el ceño.

Lo veo con su sotana llena de alas, que sí que así es como quiero ver a los curas, como a los mirlos. Si los curas dejasen de ser grajos, como los llamábamos en mi infancia, y fuesen mirlos otro gallo cantaría, otro gallo nos contaría. Así sí los escucharía, llenos de agua, levantando el vapor del amanecer.

Pero a quien sigo ahora es a mi mirlo que se mete entre las zarzas, que se ríe, que encoje sus alas, que ambiciona las moras maduras. Es mi mirlo matinal, mi mirlo otoñal.
Mi mirlo exclusivo, sobran ruiseñores, verderones, jilgueros, sustentadores de tanto canto. Que yo le quiero a él, reptando su vuelo, afluyendo el agua conmigo.

Ventana indiscreta dijo...

El vuelo de un pájaro es entusiasmo en estado puro.
La lluvia de alas no dejará nunca de ser una generosidad por tu parte y, sobre todo, para quien solemos soñar en exceso.
Algún día me he visto volar sobre pegasos.

Besos sin relinchos.

Shandy dijo...

Pues yo después de leer, se me ocurre cantar:

"Por si el tiempo me arrastra
a playas desiertas,
hoy cierro yo el libro
de las horas muertas.
Hago pájaros de barro.
Hago pájaros de barro y los echo a volar.

Por si el tiempo me arrastra
a playas desiertas, hoy rechazo la bajeza
del abandono y la pena.
Ni una página en blanco más.
Siento el asombro de un transeúnte solitario.

En los mapas me pierdo.
Por sus hojas navego.
Ahora sopla el viento,
cuando el mar quedó lejos hace tiempo".

Y a ver quien es el que se atreve a espantar a estos pájaros de barro. Para estes no che hai espantallo posible! Vuelan con la levedad del ala aleve de un leve abanico...

Bicos de leve abanico

Piel dijo...

Alla lloviendo y aca, quemando!!! Pedro!!

Me gusta el sonido de onirismo que percibo en el poema que nos compartes.... me gusta sentirlo cerca cuando mencionas laurel y recuerdo el aroma del que he plantado en el patio trasero en casa.... y más... se llena de plumas invisibles y de sonidos placenteros...

Me gusta abrazarte y soñar!!!

Besos... yo me quedo en casa...

gaia07 dijo...

Lo he sabido siempre, eres un aventurero navegante de palabras, cazador de sensaciones.
Un beso de una polizón.

Pedro dijo...

Pues no deja de llover cátaro De cenizas
¿Ya tienes paraguas pajaril?
Te espero mañana (o sea hoy)
Un abrazo.



Montañero ybris, disfruta de ese paisaje maravilloso.
Aunque no creo que necesites este consejo.
Un abrazo.



Parisina Arantza G., no sé qué decirte. Tener pájaros en la cabeza no creo que sea del todo malo. Lo malo es tener un buitre en el cerebro. Y usarlo.
Te deseo un buen viaje.
Salgo mañana por la mañana (aún así me pillarán todas las caravanas del mundo, claro)
Besos, tres.



Corredor Tempero me llenas la página de tu poesía rural, del campo, de naturaleza.
Te sale solo y te sale bien, muy bien.
Muchas gracias.
Un abrazo.



Ahora que lo dices Ventana indiscreta, una mujer volando sobre un Pegaso es una imagen muy excitante (aunque, la verdad, andando en bicicleta también me lo parece, y sentada, y cabeza abajo, dormida, despierta, bajo el agua, sobre una nube, tomando café, té, arroz con leche, subiendo al monte, con rulos, sin ellos, tocando el piano, tocándome, pilotando un avión, un autobús, un aerostato, una vida, comiendo espárragos, bajo la lluvia, nadando, bajo las sábanas, sobre ellas, conduciendo el ganado a los prados de arriba, ordeñando, sumando, restando, con gafas, sin ellas, con ropa, sin ella ¿sigo?)
Besos mansos (ya no piafo).



Hermosa Shandy, me ha gustado el poema.
También me gustas tú.
Si te parece tomaremos algo este agosto (un café, una cerveza, aire, lo que quieras)
Y espantaremos los pájaros de no conocernos
Espero no espantarte a ti
Besos de piquillo (de pájaro o de piquillo, lo que prefieras)


Rapsoda Piel, aún no te lo he dicho, pero me gusto muchísimo escuchar tu voz, tus risas mezcladas, el detalle de recordarme y recitarme ¡¡¡guapa!!! ¿Hay en todo México alguien más guapa que tú? ¡¡¡No!!!
Disfruta de tu casa, disfruta del silencio, del aroma del laurel y de los pájaros de fuera y de dentro. Muchos besos.



Te lo confieso gaia07, no soy navegante, me mareo.
Quería decírtelo, que no te lo cuenten otros. En las largas travesías me mareo. Prefiero los viajes cortos, cerca de la costa, que pueda volver nadando. Eso sí, nado bien, incluso en aguas revueltas, con grandes olas, me excitan los vendavales. Y me llena de goce la calma que viene después.
Si quieres subir te llevo, no de polizón, no, pasajera preferente.
Un beso de un hombre mojado en su propia tormenta.

Arantza G. dijo...

Mi viaje a París es en el puente de San Prudencio.
Del 25 al 28 de abril.
Te deseo buen viaje y disfruta de estos días.
Córdoba bien merece una cola.
Besos

Pedro dijo...

Einz Arantza G., ¿una cola?
Será posible.
¿Una cola?
Oiga, oiga…
Jajajajajajajajaja
Gracias, guapa, resiste hasta final de mes, son mejores fechas, más tranquilas.
También en Paul http://www.restoaparis.com/fiche-restaurant-paris/paul.html he comido y cenado muy bien (cerquita de Notre Dame)
Besos

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007

 photo glup20_zps43094b99.jpg