Glup 2.0


 photo ra1_zpsczgcmpzb.jpg


26.7.08

500.

Apenas un número más, pero me gusta, me alegra haber llegado hasta aquí. 297+ 203 = 500 días. Suma, suma. Es igual que ayer o que mañana. Bueno, parecido, que ayer sí, que mañana ya veremos. Todavía no me explico el propósito de seguir acumulando esto que llaman post y que no sé muy bien qué es. Sí sé qué quiere ser, por eso lo intento. Hasta 500 veces. Alguna vez sonará la flauta (como en la fábula de Iriarte).

Entre lo que sueño, hago y deseo me sitúo en la no aceptación de lo quieto, dentro de un rumor de ánforas que contienen minúsculos territorios nuevos. Así, una mujer se acerca y me entrega la flor de un magnolio bajo el que nunca me he sentado. Envejezco en el umbral de la sala de espera de mi psiquiatra. T`u Lung me regala máximas que dicen y no dicen. Camino por la ribera de la Ría y oscuros peces me acompañan ascendiendo en la pleamar. Aún con los ojos cerrados no siempre estoy dormido. Madrugo. Un día vi a la muerte travestida, mirándome (no, no vi la luz blanca esa que dicen). En las tertulias de los que se sientan en el pesebre no hay sitio para el color blanco, o para el verde, solo hay un color, el suyo (que casi nunca es el mío). No me aletargo, al menos no en estos 500 días. No meto mis pies en los arroyos que bajan de la montaña. No me acuesto al lado de recuerdos que solo sirven para enturbiar el gesto, para romper la sonrisa. Sí me acuesto al lado de la mujer que amo y esto es un privilegio tal que no sé cómo no dejo de escribir ahora mismo y vuelvo a la cama. Es lo que haré ahora mismo. Hasta los próximos 500.




Hans Magnus Enzensberger
(Alemania, 1929) Escritor, ensayista y periodista, una de las figuras más importantes del pensamiento alemán de la posguerra. Nació en Kaufbeuren, Baviera. Después de realizar estudios de Germanística, Literatura y Filosofía en las universidades de Erlangen , Friburgo y Hamburgo, en Alemania, y en la Sorbona de París, se dedicó al periodismo en la radio. Figura polifacética, ha alternado su trabajo como profesor con la literatura, el ensayo, el periodismo y la actividad editorial. En 1965 fundó la revista Kursbuch y desde 1985 dirige una colección literaria. Ha vivido en Noruega, Italia, Estados Unidos, México y Cuba, además de en Alemania. Enzensberger inició su carrera literaria en 1957, con la publicación del libro de poemas Defensa de los lobos, al que siguió otro poemario, Hablar alemán (1960). Entre 1965 y 1975 perteneció al Grupo 47, una asociación de escritores inscrita al movimiento por la revitalización de la lengua y la literatura alemanas tras el trágico paréntesis del periodo nazi y de la II Guerra Mundial, y a la difusión de una nueva cultura alemana democrática y cosmopolita. En sus ensayos de esta época emprendió una crítica a fondo del sistema político y de los medios de comunicación: Detalles (1964), Política y delito (1964) y Elementos para una teoría de los medios de comunicación (1971). Durante el movimiento estudiantil de 1968, Enzensberger llamó a las intelectuales a tomar parte activa en la alfabetización política de Alemania, una idea que él mismo puso en práctica en la obra de carácter documental El interrogatorio de La Habana (1970) o en la novela El corto verano de la anarquía: vida y muerte de Durruti (1972). Su interés por los asuntos políticos, culturales y sociales del mundo contemporáneo y su aversión hacia todo tipo de pensamiento conformista le llevaron, durante el proceso de reunificación alemana, a criticar con dureza la actitud de los partidos políticos de la izquierda, a los que acusó de no haber sabido impulsar una nueva orientación política. Europa, Europa, un libro a medio camino entre el reportaje periodístico y la novela, nos ofrece una fotografía viva y contrastada del Viejo Mundo, que es para Enzensberger el espejo de sus temores y sus esperanzas. Dentro de su abundante producción destacan también títulos como Mausoleo (1975), El hundimiento del Titanic (1978), El filántropo (1984), El diablo de los números (1997) o ¿Dónde has estado, Robert? (1998). En 1999 apareció el libro de poemas Más ligero que el aire. Su más reciente publicación es Los elixires de la ciencia (2002), una selección de poemas y ensayos. En 1963 recibió el Premio Georg Büchner. En 2002 el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades, y la Medalla de Oro del Círculo de Bellas Artes. © eMe

Soliloquio de un perplejo
por Hans Magnus Enzensberger

Nosotros somos nosotros, y los otros son los otros. ¡Que quede muy claro! Los otros siempre están ahí y siempre nos atacan los nervios. ¡Nunca lo dejan a uno en paz! Si sólo fuesen de otra manera, todavía. Pero no, se creen que son algo mejor. Los otros son arrogantes, sabelotodos, no nos pueden aguantar. Difícil decir lo que piensan en realidad. A veces tenemos la impresión de que están chiflados. Una cosa es segura: algo quieren de nosotros, no nos dejan en paz. Es una provocación la forma que tienen de examinarnos, como si nos hubiéramos escapado de un zoológico, o como si fuésemos alienígenas. Lo mínimo que puede decirse es que nos sentimos amenazados por ellos. Si no nos defendemos nos quitarán todo cuanto poseemos. Si fuera por ellos, nos matarían. Por otro lado, no podemos imaginarnos un mundo sin los otros. algunos sostienen incluso que los necesitamos. Toda nuestra energía la invertimos en los otros; todo el día, y hasta de noche, pensamos en ellos. Aunque no los podemos soportar, dependemos de ellos. Como es natural, nos alegraríamos de que se fueran a cualquier sitio donde no tuviésemos que verlos nunca más. Pero ¿y luego? O bien tendríamos otros colgados del cuello, y todo comenzaría de nuevo y tendríamos que estudiar a los nuevos otros para defendernos de ellos; o bien mucho peor, empezaríamos a pelearnos entre nosotros y entonces, naturalmente, algunos de nosotros serían los otros, y sanseacabó con nuestro nosotros. A veces me pregunto si en realidad nosotros somos nosotros. Puesto que nosotros, como es natural, somos al mismo tiempo los otros de los otros. También ellos necesitan alguien a quien no poder aguantar, y ese alguien somos con toda certeza nosotros. No sólo nosotros dependemos de ellos, igual dependen ellos de nosotros, y desde luego que se alegrarían de que nos fuéramos a cualquier sitio donde no tuviesen que vernos nunca más. Pero es probable que después nos echasen de menos. Apenas se hubieran librado de nosotros, se encarnizarían entre ellos, igual que nosotros si los otros desaparecieran. Todo esto, como es natural, no puedo decirlo en voz alta entre nosotros, es tan sólo una reserva mental mía que mejor es que me la guarde. Porque si no todos dirían: ¡Ahora lo sabemos con certeza, querido!, ¡en el fondo no has sido nunca uno de nosotros, nos has engañado! ¡Eres uno de los otros! Y entonces se me quitarían las ganas de reír, me retorcerían el pescuezo, eso es seguro. No debería pensar tanto en el asunto, no es sano. Quizás tuviesen los míos incluso razón. A veces yo mismo no sé si soy uno de los nuestros o uno de los otros. Eso es lo malo. Mientras más lo cavilo más difícil me resulta distinguir entre nosotros y los otros. Si se los mira con atención, cada uno de los nuestros es condenadamente parecido a uno de los otros: y viceversa. A veces yo mismo no sé si soy uno de los nuestros o soy un otro. Lo preferible sería ser yo mismo, pero naturalmente eso es imposible. ~

Traducción de Ricardo Bada



14 comentarios :

marina dijo...

Seguiremos sumando, pues...ya que el orden de los sumandos no altera la suma (eso dicen los otros), seremos (o lo intentaremos) nosotros... ¿cómo era la cosa?..ay que me quedo en blanco...

Un brindis,
salut!

alfaro dijo...

Pues a por los próximos 500, qué yuyu me dan hoy estas imágenes de animales, la mariposa me encanta pero el resto...,
uno mi brindis al de marina...

Pedro (Glup). dijo...

marina, era una mezcla entre sumar nosotros y que nos sumen los otros.
También era una primera parte, después viene eso de multiplicar y lo de ellos.
Al final queda un resultado.
El problema es saber cual es.
Mientras tanto, brindemos.

Pedro (Glup). dijo...

Esto es día a día alfaro
La mariposa está amariposada.
El resto da yuyu sí, eso he pretendido al dejarlos ahí.
Que sea todo “tan bonito” me aburre.

Mirada dijo...

Felicidades... chin .. chin...
por seguir multiplicando las sensaciones y emociones que nos produce leerte, gracias Pedro.
Un besito

gaia07 dijo...

Impresionante la señora ¿Y hay que tener esa pinta? ¿No podría ser un matriarcado con traje sastre y pelo al estilo Dietrich?
Aunque yo prefiero el pelo muy corto, y los brazos en jarras, imprime carácter pero también ternura. En fin, cada uno lo ve como lo ve.
Tengo ya una lista larguísima con tus recomendaciones de autores, y estoy encantada.

Me uno al brindis con Marina, Alfaro, Mirada, y el resto que llegará después. He calculado que llevo leyéndote unos 730 post, quitando algunos que me haya perdido, y alguno que haya contado de más, de todas, todas, me paso de los 500 ¿A ver que ha pasado aquí? Que no me salen las cuentas. ¿Tú empezaste con otro Glup? ¿Podría ser el Glup. 0 ó el Glup. 1? ¡Señor que intrigas!
He disfrutado con todos como una bendita, y seguiré haciéndolo.
Un beso de felicitación ¡guapo!

De cenizas dijo...

¿Sonará la flauta? Los 500 son una sinfonía. Yo, que sigo siendo un antiguo, disfrutaría saboreando estos 500, y más, impresos en papel. Igual un día suena la flauta... (avisa)


un abrazo, maestro.

Aury dijo...

Querido Pedro
Acostarse con la persona amada no solo es un privilegio, sino que tambien, una suerte que muchos otros o nosotros mismos no tenemos, naturalmente.
Va mi felicitación por ello y por los 500 post, el creador de todas las cosas te conceda, más imaginación, creatividad y vida para que nos sigas deleitando con otros 500 mil más, (por lo menos),eso... si la santa tegnología lo permite y tu no acabas hasta los ''webs'' de todo esto... de los unos , de los otros o de todos nosotros.

Queda dicho y bien explicao ( espero)

Un beso mu grande, va pa ti entero :D

Pedro (Glup). dijo...

Mirada, pues muy bien, te agradezco las felicitaciones. Lo mismo te digo. Un número es un número (pero me hacía ilusión).
En confianza, estos días con tan buen tiempo no me invita a escribir demasiado.
Un beso bien bonito.

Pedro (Glup). dijo...

Pues la cambio gaia07.
Ya. Ahora Marlene,
Aquí, en blogspot, 500, contados uno a uno (no, solo lo he sumado).
Me ha encantado hablar.
Beso.

Pedro (Glup). dijo...

Estaba en ello De cenizas, pero no hay tiempo para todo.
Pero si sí, te aviso.
Abrazos.

Pedro (Glup). dijo...

Querida Aury, según en qué sitios acostarse con alguien es milagroso.
Acostarse con la persona amada es, además de un privilegio, una cuestión de trabajo y constancia en los sentimientos. Pero esa es otra historia y esta es una página literaria (o así).
Muchas gracias por tu comentario.
Va mi beso para ti.

Ardi dijo...

Medio millar.
Un motivo más de admiración, sobre otros, don Pedro.
Enhorabuena.

Pedro (Glup). dijo...

Querido Ardi, un placer tenerte aquí.
Recibe mi agradecimiento y mi abrazo.

Traductor

Se quedaron

Lo que hay.

Algunas ilustraciones, fotografías, dibujos, etc, que acompañan a los textos han sido
tomadas de internet y puede que no conste su autor.
Si algún propietario no desea que figuren en este blog, me lo comunica y las retiro.

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com

counter to blogger