28.3.08

Gallina de Guinea.

Tú estabas oculto detrás de la puerta
yo me frotaba los senos desnudos, y tú me entreviste.

En esta Arcadia de la red es posible poner rostro y voz a nuestros deseos, vestir a nuestro gusto lo que no son sino líneas torcidas y buena voluntad. Los milagros mienten y cuando la lluvia repetida de los días deja ver el auténtico color del edificio sabemos que la ventana camuflada daba a un patio trasero donde se apilan los cachivaches grises del tedio, del miedo, del hambre de los otros, de la fachada del otro.
Pero nos hemos vuelto expertos de la nada y nadamos por líneas paralelas que tienden al infinito y cortan el tiempo en planos no miscibles, en historias que nunca han ocurrido, como sueños que olvidamos al despertar, como pesadillas que vamos sustituyendo, nombre a nombre, todos ficticios, todos lobos que nos acorralan en el bosque nocturno del mismo día, repetido, siempre es lunes. Y además está lloviendo a mares.
Me aburro, queridos míos estoy harto de tanto ayer que no es, de tanto disimulo, de tanta falsedad disfrazada de poemas de otros, de fotografías de otros, de sentimientos fotocopiados, de nivel uno coma uno y de tener que cerrar las contraventanas para que no entre el humo de los bostezos. Se me está llenando el río de cocodrilos, que ríen, lloran, abren sus enormes mandíbulas, hablan en un lenguaje que no entiendo, brrr, no tengo el diccionario del Nilo, no sé, ni quiero traducir, a mí que me cuentan, que prueben en la siguiente ventanilla. Eso, que no quiero caminar sobre las aguas no transparentes, este pantano está lleno y los ahogados se han bebido el agua.



15 comentarios :

ybris dijo...

Pues entiendo que a veces te sientas harto.
Pero te aseguro que cuando paso por aquí no me siento masoquista.
No siempre me emociono pero siempre me sorprendo.

Abrazos

Nikté dijo...

A mi el tio ese con cara de cabra me da miedo papi.
La nena tiene zuzto.

Nada de bostezos y aburrimiento. Llenemos la piscina de cocodrilos, pero hinchables,que de los otros nathing de plastic.

Este comentario es como represalia a mantener un cierto nivel.
No me da la gana, eah.

¿2º quedaste en el concurso? joe, el tribunal seguro que eran unos vendios, yo te hubiese dao el primero y hasta con banda de honor.

Margot dijo...

Que te voy a decir que tú no sepas... en cualquier caso me gustan las cosas capaces de ser cuestionadas y esta Arcadia se presta de mil amores a ello.

Y ni escribir ni leer es creer. Disfrutar? mucho mejor, conocer de vez en cuando aunque sea el trastero de los cachivaches también.

Pero ya, el aburrimiento y la impotencia de las traducciones, de los malentendidos. Balanzas, como casi todo.

Un besote de cocodrilo desdentado.

ondina dijo...

Mi querido Pedro, ¿Cómo que estás aburrido? ¿Te bailo algo?
Venga, que ya es viernes, niño!
Un abrazo lleno de besos.

gaia07 dijo...

Leo sabiendo que lo que escribes no refleja tu historia personal. Aún así dudo.
Traslado lo que dices sobre la escritura a esos escritores de los que escojo sus libros en la biblioteca, o en la tienda, y coloco en mi estantería, y leo, y al cabo del tiempo releo. ¿Acabarían aburridos también de contar realidades soñadas, ficticias, escondidos tras esas páginas, pensando en mí yo cocodrilo, devorando a dentelladas su historia, traduciendo en mi lenguaje ininteligible a lo que nada tiene que ver con lo que él quería comunicarme?
Lloviendo a mares, este pantano lleno, y yo bebiendo sin parar… Pues lamento ese tiempo de aburrimiento porque a mi, el mío, me lo hacéis disfrutar. Un beso.

Coblenza dijo...

Después de leerte Pedro,

me digo:

(Búscate un espacio, un agujero en tu propia casa y échate al suelo a mirarlo, a buscar el polvo, a buscar la pelusa. Mira sencillamente hacia el techo, hacia el suelo.
Deja que tu mirada atraviese la ventana y vaya más allá del parque, más allá, y medita.
Deja volar tu imaginación, abandona un rato el sentido común y métete en el fascinante mundo de las ideas locas, de los proyectos inabarcables, de la esperanza.

Sueña. Encláustrate si es menester en una secuencia del pasado, de hace un rato, algo que te da vueltas y será mañana, y examínala.
Dedícale tiempo, minutos. Así es como se deslían las madejas, haciéndolas girar entre las manos, buscando la puntita y tirando de ella.
Vale, pues sigue pensando, permítete (que igual ni se da el caso, pero si se diera, déjate) llegar hasta el absurdo, lo perro, llega hasta pensar en negativo, barbaridades.
Esto hay que hacerlo, pobre del que no lo haga, me parece a mí)

-Síc todo ésto me digo-.


y con respecto a la jodida escritura (ejem): a mí no me parece envidiable dedicarse a ella y no puedo, porque me es imposible, mantener cierta regularidad en esto. Para escribir necesito inmersión, pisar por donde nunca antes pisé, meterme en un berenjenal que puede durar días (aunque sólo sea para escribir dos líneas tontas y malas, mi capacidad intelectual es corta y limitadísima; vamos, que me cuesta), me exija hasta para escribir un comentario buscar la soledad, el silencio del que hablaba antes que me lleve más allá de lo que mirando el reloj, soy capaz. Aislarme. Tengo que transgredirme yo, darme la vuelta yo, buscar y encontrar el camino para contarlo. Organizar dos frases seguidas se me hace muy cuesta arriba cuando voy a la carrera. Y no puedo permitírmelo. Y tampoco sé si de poder, querría. De hecho creo que estando a caballo entre la vida real y la literaria, intentando ser una buena persona (pero esto sobre muchas otras cosas ¿eh?), leyendo, es como consigo extraer el veneno que después el cuerpo me pide inocular en forma de algo, a alguien (qué soberbia más fin tengo, joder).

De hecho,

de las personas, en su trato, lo que más me gusta es calcular en lo que les ha convertido el paso de los años. Apasionante.

Y bueno, cuando se trata de un escritor, en qué grado le han influido sus lecturas.
Qué han hecho con su cerebro-Porejem-, qué es capaz de decir después y cómo.
Como conjuga su vida con esta pasión. (O la otra).

Este proceso es milagroso porque todos plagiamos a todos, escribimos un mismo libro, y ya todo está dicho. Todo. Pero no todos escogemos el mismo camino.
Y ya creo, que es ahí donde versa la diferencia.


O es así como lo veo yo -que también puede suceder-.

Pero por diosss, cierra esa compuerta que no te entren más cocodrilos de esos que describes, que no, que no es plan Pedro.

Pero tu siempre tan meloso Pedro mío que te llegan unas faldas y un Ybris a casa, y que les pones la mesa...Oíga.



¿Me permites un inciso???


No dejes de escribir Porfí.


Te beso,

Coblenza dijo...

Por cierto,

Te toca....Vamos canTáme¡¡

;P

Pedro (Glup). dijo...

Masoquista no, ybris, pero si un poco inconsciente. Leer tanto, todos los días puede producir impotencia.
Luego no digas que no te lo he avisado.
Abrazos

Pedro (Glup). dijo...

Nikté, estoy enfadado, contigo, para una vez que dejo mi foto te asustas.
No la pondré más, ea.
Por cierto, mi bañera está llena de cocodrilos y no les pasa nada, al contrario, bien simpáticos que son.
Bandas de música argelina para ti.

Pedro (Glup). dijo...

Margot, ahora que hablas de las traducciones. ¿Tú ya sabes que esta página está escrita en alemán? Es milagroso, la dejo aquí, cada día, en perfecto alemán, y la entiende todo quisqui.
Aquí pasa algo, esto no es normal.
Vamos a besarnos y dejémonos de historias.
Y si quieres te hocico (vale, vale, otro día)

Pedro (Glup). dijo...

ondina, la última vez que bailamos me dejaste los pies al pil pil. Esta vez bailamos a lo suelto ¿si?
Unos besos llenos de abrazos

Pedro (Glup). dijo...

La historia personal de cada uno , querida gaia07, se guarda bajo siete llaves.
Por ejemplo, que lee esto mi abuela y le da un yuyu.
Que entre lo imaginado y lo vivido y las anteriores reencarnaciones no gana uno para escrituras atormentadas.
Vamos p´allá.
Con los besos.

Pedro (Glup). dijo...

Coblenza, esto no es un comentario, no, esto es un tratado sobre blogología.
Ocho tomos.
Y digo sí y leo.
Sonrío.
Gracias, rubia.
Eres increíble.
Y sin embargo, cierta.
Cuando empecé a leerte –tonto que soy, pero tonto integral- me dije: ”otra señora aburrida”.
¿Ves?, no tonto, gilipollas, total, un tontolculo.
Un monumento, niña, de persona, de coco, de escritora.
Me quito el sombrero, la boina, me inclino y te doy las gracias.
Gracias.
Y un beso.

Carmen dijo...

Abro la contraventana...
Pero hoy también estoy aburrida, o triste, o desilusionada... no sé que será. No bostezo. Pero beberé el agua sucia de tu pantano. Igual me ahogo.
Será la primavera. O la soledad. O ambas.
Mejor cerraré la contraventana.

Pedro (Glup). dijo...

Ay, Carmen, sí, cierra la ventana y la contraventana pero no cierres las ilusiones.
Y, para beber, mejor manzanilla de Sanlúcar.
Besos.

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007

 photo glup20_zps43094b99.jpg