10.9.13

Efecto Zeigarnik.



Torpes, las manos torpes soltando corchetes, desabotonando, rozando otra piel. 
Sorpresa del cuerpo desnudo. 
Besos nuevos, palabras casi olvidadas, vigor renacido, estupor del abrazo.
Ella, tendida, intentó una


Volver a casa a otra hora, fuera de la rutina –me descubrirá-, con la culpa en la mirada –seguro que me lo nota-, con temblor de párpados, con su olor aún en la piel –aún no me lo creo-, intentando justificar el móvil apagado, el


La cama se ha vuelto muy pequeña. 
Se rozan aún sin quererlo. 
Ella le dice que se vaya a otro cuarto. 
Él no tiene fuerzas para protestar y pasa la noche en el sofá. 
La madrugada transcurre y


Referencias:

Bliuma Zeigarnik. (1927). Unerledigter Handlungen del und del erledigter de Das Behalten. Psychologische Forschung, 9, 1-85.
Bluma Zeigarnik (1967). En tareas acabadas e inacabadas.
En W. D. Ellis Sourcebook de la psicología de gestalt ,Nueva York

Ver también:


2 comentarios :

Magnolio dijo...


Está claro que Vd. es muy dueño de psicopatologizar sus relatos, faltaría más, pero ¿seguro que la señora Zeigarik estaría de acuerdo en incluir en su estudio esa clase de relación?

Yo opino que no.

Y que sí, que me ha gustado el relato, la forma.

Pedro dijo...

Magnolio, No se me ha ocurrido preguntarle a la señora Zeigarik.
Tampoco me importa su opinión. La tuya sí. Muchas gracias.

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007

 photo glup20_zps43094b99.jpg