24.1.13

No sé si queda claro

¿dónde estás tú? ¿qué decisión te elige?

el papel sólo puede crear iguales pero hay cosas
que ocurren más allá del envés
de estas mismas palabras crece la división
el plano se duplica con la simplicidad y la complicidad

de tus dos ojos

escenografía vida que se parece a la vida irrealidad
                             símbolo y certidumbre
se aparearán en este mismo espacio y cuando ocurran
simultáneamente será posible habitar en las palabras

en la figuración de lo real somos inconstatables
a veces lo que no es y lo que es decide confundirse
                                                   nos confunde
pero tampoco en la confusión habrá cobijo
                                                          volando
un cisne resbala sobre el hielo y en su reflejo cree estar
                                                          volando

De “Topología de una página en blanco”,

 Alejandro Céspedes



No sé si queda claro, lo del cisne, antes de las señoritas de Avignon está ciencia y caridad pero vamos a ver, ¿a quién le importa?, ¿a quién le importa nada?, que tengo las armas de la nostalgia descargadas, desencantadas, con el recuerdo en los ojos de MariBel, pero que sin mirarlos dan la muerte / con el puñal azul de su recuerdo, que escribía Federico en su Madrigal triste de ojos azules , es decir, la esencia de las palabras está, debe estar (¿debe?) en lo que no dicen, ocultas en su esencia, en lo oscuro, en el secreto, en el vigilante de la frontera entre lo que sí y lo que nunca, pájaros alborotados, estorninos aguas abajo del río de la vida, Elena inaugurando la esperanza, lámparas oscilando al viento del sur, hablar por no callar, las bestias negras que bajan a abrevar al arroyo que serpentea y brilla al temprano atardecer del invierno, estas son palabras para el jueves, son casi las doce (de ayer, hoy mientras escribo), es igual, nadie las leerá al derecho y al revés, pero ahí Alejandro, ayudándonos, a los sin voz, a los que hacen gestos para entenderse, este es mi gesto, hoy, esta noche lluviosa de enero, qué frío, ¿nevará mañana?, vuelve, quizás entonces esté más lúcido, entre tú y yo, me estoy alejando, alelando, aleteando como un insecto malhumorado y perdido en el empeño de hoy también estar aquí. 

Estoy, ya ves, ¿lees?, sí, estoy desorientado.



(Esta fotografía de Olaf Martens es una indecencia, ¡un mono desnudo!)






3 comentarios :

bixen dijo...

No veo las siete diferencias. Me sentiré aliviado si borras uno y luego veo: "Comentario eliminado por el autor".

P.D.: No está desnudo, le rodea con una cadena.

Pedro dijo...

bixen¿dónde estás tú? ¿qué decisión te elige? (Alejandro dice)
El mono desnudo (Desmond Morris dice)

Pedro dijo...

Ay que leches, que lo había subido dos veces. ¿Será un inicio de tontera? bixen, que no entendía qué demonios me decías. Gracias, majo.

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007

 photo glup20_zps43094b99.jpg