15.9.10

Rozándome coas plumas levemente

…Sobrevoabas un día o meu espazo aéreo
rozándome coas plumas levemente…

(Lois Pereiro)



Marie, es miércoles, pero podría ser viernes, o llover, o ser tú y yo habitantes de un mundo submarino. Abro libros donde no nos mencionan, no hay nada escrito, no nos conocen los poetas, los historiadores, los que trazan rayas para definir las constelaciones, los que inventan nombres para los árboles o los pájaros. Entro en museos y nos busco en cuadros de pintores flamencos, en grabados de orfebres florentinos, en manchas con los dedos por las paredes de cuevas cántabras, es inútil, no estamos.

Trato de inventarte y mi imaginación demuestra su incapacidad para superar la realidad, lo que no ocurre, el color de tus ojos, el tono de tu voz, tu dulzura.

Pero me obstino, cierro los ojos y salto sobre los días de este septiembre que se ha empeñado en demostrar que esto es así, que la televisión, la prensa, los comentaristas, los voceros repiten que todo va mal y puede empeorar.

¿Qué hacer?

Miro al cielo y está azul, según las predicciones el sábado lloverá.

Miro alrededor y los niños van al colegio de la mano de sus abuelos, las gentes caminan rápido de un lado a otro, los coches se detienen en los semáforos, las terrazas de las cafeterías están llenas de sonrientes consumidores de café, los enamorados se besan en los portales, una mujer pide limosna junto a unos grandes almacenes.

Me miro dentro y organizo aquello que puedo modificar, asumo lo que está fuera de mi voluntad, disfruto de la capacidad de andar, distinguir los músculos de la pantorrilla, los huesos junto a las orejas, ver, sentir crecer en el corazón todo tipo de emociones, estar sano.

Recibo llamadas telefónicas, mensajes de desconocidos, peticiones de información, sugerencias, saludos, me siento en el silencio de después y escucho crecer la esperanza.

Marie, es miércoles, pero podríamos estar en Júpiter, ser dos salmones subiendo a contracorriente por un río de Asturias, ser yo un caballo y montarme tú como una amazona en las carreras de Ascot, quizás en este momento nuestro misterio está siendo estudiado por sesudos y barbudos sabios griegos, es posible que algún aburrido y curioso vecino sospeche que mis visitas nocturnas no son las de un abogado de oficio, las de un técnico de la instalación del gas, la del cobrador de la funeraria, todo esto está muy bien y al fondo del corredor se mueven nuestras sombras, las de una mujer y un hombre que se han encontrado sin haberse perdido, que luchan por un sentimiento poderoso e intenso, por una emoción que vibra desde las uñas hasta la coronilla, que nos estremece y nos hace mejores, que nos hace crecer, creer, que nos atemoriza, que nos sacude e impulsa, que nos deja indefensos y atónitos, pobres mortales que no saben nada excepto que nuestras voces nos conmueven, nos alegran los días, pese a todo, pese a nosotros mismos, pese a que los celosos guardianes de la ortodoxia se empeñen en demostrar con cifras, estadísticas y pruebas fehacientes que todo va mal y que puede ir peor, sobre el andamio, nadando en el naufragio, subiendo y bajando la carretera que nos separa, seguimos unidos por la emoción, el sentimiento, el amor, puro y libre de sospechas, hoy también, miércoles.




11 comentarios :

Joselu dijo...

¡joder, Pedro!. Esto es precioso. Gracias.

Tempero dijo...

Ya bastantes dudas conservo en aquel bote de Cola-Cao de dos kilos que aún conservo. De algunas no te he hablado pero tú, que me sobrevuelas, sabes de ellas. Pero tú sabes destinarme a un recinto donde todo lo que fluye está a granel. Por eso te quiero, por exacerbar nuestro amor.

Arantza G. dijo...

Flotando en tus letras. Emocionada me voy. Que todos los miércoles sean así de bellos.
Besos mi guia preferido.

Pedro dijo...

Joselu, esto es mi amiga y tampoco baila (que decía un chiste antiguo). Gracias a ti por venir.


Ridiela, Tempero, ¿qué quieres decir? qu´esto es como una tienda de pueblo en las que lo mismo se venden sardinas que alpargatas, clavos que amapolas. Fluye tranquilo que al paso que vamos en vez de cerveza terminaremos tomándonos un vasito de Nesquik con leche fría y galletas fontaneda. No te exacerbes mucho que viene el otoño. Un abrazo.


Arantza G., que todos los días sean así de bellos depende mucho de la voluntad de uno (y a veces de quién este con uno).(quién dice uno dice una).
Me alegra que flotes así, te sienta bien. Un beso.

Madame Vaudeville dijo...

Me dan ganas de ser Marie y de afradecerle estas palabras y de bailar la canción que suena de fondo en sus brazos, despacito. Gracias por tanta belleza hecha letras. Pedro, me ha rozado con sus plumas levemente y, por un instante, yo también he volado :)

Pedro dijo...

Madame Vaudeville, me alegra muchísimo que una persona que en su página demuestra tanta creatividad, tanta imaginación, tanta sensibilidad, me dedique este comentario. No sabes la ilusión que me hace.
La verdad es que si con estos escritos que compartimos unos y otros, somos capaces de alegrarnos la vida, aunque sea un poco, creo que merece la pena.
Un abrazo.

mirada dijo...

"Me miro dentro y organizo aquello que puedo modificar, asumo lo que está fuera de mi voluntad, disfruto de la capacidad de andar, distinguir los músculos de la pantorrilla, los huesos junto a las orejas, ver, sentir crecer en el corazón todo tipo de emociones, estar sano."
óxala non esquenzamos..
eu quería seguir aprendendo.
Sabes muy bien como llegar al lector.
Comunicas todo tipo de emociones y sensaciones, a veces pienso si no serás un brujo, otras que no existen las casualidades..
Y me pierdo siempre entre emociones contigo, si quería aprender, si a organizar aquello que puedo modificar...
asumir, asumo.
Yo también te quiero mucho.

Mayte ✿ܓ dijo...

erá qué él era todos los días y cada uno desgranaba sonrisas, besos a sabor fresa y un dulce canto desde sus labios hasta mi lengua, será que la semana perdió sus días y los concentro todos en su mirada, o que tan solo es esta nostalgia que se me pasea por las ganas y se moja para espavilar en la gota de leche que lamen las gatas por los tejados...No lo sé de cierto...pero te guiño el ojo, aunque sea el de vidrio ;)

Besiño, Pedro.

p.d. haz caso omiso de una de mis otras "yo"...a veces se ponen rebeldes, ya sabes multiple personalite :P

ybris dijo...

Pensaba decirte algo sobre ese impulso irreprimible de inventar personas o ambientes que superen la realidad para decirles las cosas más bellas de que seamos capaces y que no diríamos a los seres reales, pero me he puesto a escuchar de fondo a Yo-Yo Ma y a Bach y el fondo se ha hecho fachada arrebatadora.
Me callo, agradecido, para escuchar en silencio.

Un gran abrazo.

gaia07 dijo...

Entre el arte de crecer y el de no hacer nada, derramas ingenio a raudales, por lo que del arte de no hacer nada no tienes ni idea. Todo un arte que te pierdes.

Un besazo

Pedro dijo...

mirada, antes, cuando me dedicaban un calificativo amable me ponía en guardia. Me parecía poco…varonil. Me decían “eres buen chico” y lo asimilaba con poco enérgico, con cierta debilidad. Y hacía una broma de tío duro. Me decían “eres sensible”, y ahí ya perdía los papeles y soltaba algún exabrupto, una burrada. ¿Sensible yo?, ya, un tío tan macho, tan de vuelta, tan hombretón, venga ya.
Preciosa, debe ser la edad, que atempera. Ayer mi amiga G me escribió “eres muy tierno”. Y me emocioné.
Quizás es que estoy aprendiendo.
O desaprendiendo.
El caso es que me encuentro muy bien (conmigo mismo)
Lo cuento tal cual, debe ser por eso.
Un beso bajo el sirimiri.



Florida Mayte ✿ܓ , hago caso de todos tus “yo”, todos me gustan. A veces no los distingo pero como siempre vienen acompañados de bellas palabras, sonrío y sigo leyéndote. Un beso.



Mi muy querido y admirado ybris, puedo asegurarte que intento decir las cosas más bellas de las que soy capaz a aquellos a quién quiero. No me corto.
Luego también invento para esto del blog (una pequeña parte de mis actividades).
Y como tú, escucho a Bach y me quedo inmovilizado, anonadado por tanta belleza.


gaia07 tienes razón, me cuesta no hacer nada, disfrutar de la inmovilidad, el placer de estar tumbado debajo de un árbol viendo pasar las nubes. Pero estoy en ello. Lástima de tiempo pasado corriendo de acá para allá. Un beso, preciosa.

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007