25.6.10

In situ.


 
En estos días todo sucede muy rápido, tanto que no sé si soy Alan Ladd o Jack Palance, en qué parte de la vía estoy, si he ganado o si estoy en bancarrota. Hay cosas que pueden decirse, y es cierto. Pero esto que no puede decirse es lo que se tiene que escribir, dice María Zambrano. Por eso me sumergía en el sentimiento como un buzo entusiasmado, como un nadador por las profundidades, contando lo que veía, lo que fui, evitando levantar la sabana del hoy, la travesía de ahora la disfrazaba, es cierto. 

Coincidiendo con que veo, veo que en estos días en los que todo sucede muy rápido ya no vienen los que venían, estoy investigando si vengo yo. Aún así subo y bajo escalones intentando armonizar los brillos, la doble imagen, quién aquí viene es varium et mutabile (Eneida, IV, 569) y aunque sunt lacrymae rerum. (Eneida, I, 462) tampoco es este el lugar para contarlas. Entre nosotros, quantum mutatis ab illo. (Eneida, II 272) pero los que quedamos, llevamos tanto tiempo que números arriba o abajo tampoco nos va a causar otra alteración que un mayor estímulo. 

Pectus est quod disertos facit y de eso ando sobrado, sobre todo ahora que puedo veros ahí enfrente, con ojos nuevos pero con la misma mirada. Con todo, Cartola lo canta, preciso me encontrar. Gracias por tu visita.




Deixe-me ir
Preciso andar
Vou por aí a procurar
Rir prá não chorar...

Quero assistir ao sol nascer
Ver as águas dos rios correr
Ouvir os pássaros cantar
Eu quero nascer, quero viver...

(Cartola


27 comentarios :

Mayte dijo...

"Brevis aetas, vita fugax"



Y en la línea de un reloj marcado,se me deslizan las ganas hacia el momento más suave de mi noche. Y te leo "in situ" y me alegra coincidir en el aunque sin hacerlo.

Bikiño y si publicas de nuevo...te doy un muerdo, que ya me marcho. Bah.

Angeles dijo...

Desde hace muchos días, ando indecisa, (Por tu culpa) tengo terribles problemas con la decoración, primero pensé plantar amapolas en mi hígado, (pero son tan efímeras…y solo florecen en primavera) geranios rojos reventones fue mi segunda opción, (Pero ese rojo rabioso lo veo poco compatible con el hígado) deseche rosas rojas por las espinas, azucenas por su falta de pasión, las orquídeas resultan demasiado delicadas….no se….

Y mi aorta, no creo que soporte un exceso de deseo, quizás las tripas sean un espacio más adecuado para él, porque, siempre se puede acompañar un deseo tímido con una copa de vino, con una cerveza helada para combatir sudores que desvelan demasiado…no se…

El miedo solo me cabe en el trastero, (Ya sé que la aorta la tengo desocupada, pero no veo el miedo ahí).

Por las venas dudo entre un gotero de consonantes o quizás una trasfusión de esperanza, o tal vez, una diálisis completa que elimine algunas palabras que forman trombos en mis arterias.

Siempre escribo entradas para tus post, solo que después de hacerlo no las envió, esta es del 19 de mayo.

Un beso (Sin decoración, al natural)

mabel g. c. dijo...

Después de la tormenta que ha refrescado las calles de Madrid, a mí me entraron ganas de bailar.

No seré yo quien levante tu sábana, prefiero un striptease. Avisa cuando vaya a ser, porque con esto de ir al revés y con tanta prisa...

Bué, venga, me sumo a los besos sin maquillaje, no sea que te manche de carmín la sábana.

mirada dijo...

Entonces, ahora que nos ves bien...¿ya no nos quieres? jejeje
Vale, vale, en serio:
¿qué propones?
si hemos nacido para esto: compartir

¿Fiesta? Si, si, si, hay mucho que celebrar.

:-)

ybris dijo...

Tan rápido todo que cuando quiero escribir algo por aquí tengo que leer muchos escritos atrasados.
Un día tendré que escribir en alguna parte un homenaje a los que quedáis tras tanto tiempo.
Y es que los inconstantes necesitamos de la constancia de los constantes.

Un abrazo.

Ventana indiscreta dijo...

At cum incerta uolant caeloque examina ludunt
contemnuntque fauos et frigida tecta relinquunt,
instabilis animos ludo prohibebis inani.
nec magnus prohibere labor: tu regibus alas
eripe (Geógicas, libro IV)


Pero cuando los enjambres vuelan sin rumbo y
juguetean por el cielo despreciando los panales y
abandonando al frío las colmenas, has de impedir que
sus volubles deseos les impulsen a diversiones inútiles.


¿A que tú si que nos dejas volar, a que no nos prohibes nada? Sir Peter, tu sitio es un panal y tú deberías ser la Reina, en este caso el Rey. Y procuraremos reír para no llorar. ¿Me ves, me intuyes el polen? Voy, vengo, volando voy, volando vengo.
Besos en una mañana prodigiosa donde los pájaros tras la tormenta son catapultas de alegría sonora.

Nikté dijo...

Valeeeeee.
Aquí estoy tangible a través de la palabra escrita para que conste, que sepas que te leo a diario, mientras no haya nada o nadie que lo impida (alguna vez lo hay) pero es que últimamente voy escasa, espesa, algo desamparada también.

Pero mira que eres petardito: pidiendo a gritos los besos.

Ahora que ves como nunca.

Arantza G. dijo...

Que se te quiere, y mucho, y te leo, todos los días, que me alegro que estés bien, y que algún día me volverás a ver, si me dejan.
Y te beso, con mucho cariño, como siempre.

Tinta de aterrizaje dijo...

Es preciso encontrarse.
Es preciso mutar la entrada de las palabras que leemos.
Pero para mí, lo más vital, es congregarse en la risa.

Buena mañana, Pedro.

Anónimo dijo...

Tal vez por eso tus lectoras (genérico femenino gana por mayoría) varíen en número, nombre, atención y respuestas: por tus disfraces - a veces farragosos, tan en latín como el latín de Virgilio, claro que para eso están los diccionarios ¿están? Por las contestaciones - la falta de las tuyas porque no tienes tiempo – ya sabes, a ti te gusta que te comenten y a los que te comentan que viceversa, pero si lo haces, ocurre lo otro: y ¿si me contesta mal? ¿si no estoy a la altura? ¿si me dice que me de una ducha de agua fría? Ays, los blogs, los humanos (artistas o no), sí, varium et mutabile y tan frágiles como cristal…

Pero tú, porfa, sigue viniendo.

Pedro dijo...

La cosa es que si te tocan los dentros, aunque sea mínimamente, te sientes pequeñito, frágil, vulnerable, te das cuenta que no eres nada, huesos, músculos, sensible materia sujeta al deterioro. Y, sin querer, te entra una tristeza así, como un manto, unas ganas de llorar, tristeza, deseo de que te cuiden, mimen, que te acojan en un abrazo, que te quieran. Sobre todo si siempre te toca a ti abrazar, ser fuerte, levantar la cabeza y caminar, ni un paso atrás. Eso, que gracias a todos/as, os quiero guapos/as

Pedro dijo...

Mayte, corám pópulo dejo mis sentimientos, quién los quiera aprovechar que venga ahora, por sus publicaciones les conioceréis.. Qué coincidencia, mi reloj está lleno de ganas. Mi muerdo se superpone al tuyo, miedo me da que nos comamos mutuamente.

Pedro dijo...

Angeles, me han operado de la vista pero no del cerebro, por eso he leído trasero donde has puesto trastero. Qué cosas. Discúlpame.
Tu comentario es precioso, muchas gracias. Un beso tal cual.

Pedro dijo...

mabel g. c., sábanas de fantasmas, sábanas acarminadas, sábanas que ocultan suspiros y goces, que defienden, sábanas sin afeites, limpias, para mancharlas, de amores. Avísame.

Pedro dijo...

mirada, ahora que te veo te quiero más, claro.
Compartiremos fiestas y penas (si vienen) y dentro de poco compartiremos risas. Y empanadas. Y cervezas. Y paisajes maravillosos. Y ternura. Y una amistad limpia y bella. Muchas gracias, reina, te beso.

Pedro dijo...

Que no se diga ybris, aquella agilidad que tenías, que caminabas por los más altos montes, que ibas y venías con energía, que te leías todo.
Avísame de lo del homenaje, para que vaya a la peluquería, no me vaya a pillar con estos pelos. Eres un tío muy majo, te abrazo. Gracias.

Pedro dijo...

Ventana indiscreta, tu comentario está lleno de belleza, con un justo toque poético y culto y simpático. No exento de cariño. Te lo agradezco.

Pedro dijo...

Nikté, ven, ven que te ampare, ven que te desespese, que te lea lo que lees, que no me justifique por pedir besos a gritos, ¡¡¡béééééésame!!!
Veo que veo.

Pedro dijo...

Arantza G. dices que vienes pero no vienes.
Sabes que el sentimiento es mutuo, te beso con muchísimo cariño no exento de pasión, muá.

Pedro dijo...

Encontrémonos pues, Tinta de aterrizaje, allí donde se juntan los proyectos, los recuerdos, la emoción de verse en otro/a, de sentir las palabras como un bálsamo que cura la distancia.
Te deseo un buen fin de semana.

Pedro dijo...

El hecho de ser Anónimo me impide decir lo que diría a Pepe, a Carmen, a don Anselmo, que el que no se embarca no cruza la mar, que el que no sale no llega, que la mejor manera de no perder una guerra es no empezar una batalla, que esta es una página pacífica en la que predomina el amor al prójimo y no te equivoques, las lectoras comentan por mayoría pero los lectores, tan machos ellos, no comentan por no dejar en evidencia a los pobrecitos blogeros mendigando cariños y bendiciones, evidenciando su fragilidad, su necesidad de mimos (qué quieres, estoy aburrido de ser tan macho, tan duro, tan guay).
Si eres una señora (o señorita) te beso, si eres un señor (o señorito), también.

Joselu dijo...

…Como pluma al viento…al final siempre al suelo. Desde que me descubriste Glup (así como a contrapelo) siempre vuelvo. Yo te leo en el metro así que siempre viajo el doble, viajo a mitad de precio a través de mundos paralelos (perdón). Y a veces me guardo la contestación para las noches de amamantamiento (hoy no es el caso). Y hasta te he echado de menos, ya ves. E incluso he llegado a echar de menos a quienes te comentan.
Y ahora, también leo los blogs de quienes te comentan… Siento que estoy atrapado. Algún día falté a la cita y me reconcomía por dentro viéndote escribir infatigable, contestar redondo, elegir imágenes mágicas y culos perfectos y ademanes turbadores. Una noché me desvelé pensando que Parker no volvía nunca y recuerdo un fin de semana que en mi cabeza no hacía más que preguntarme: “¡¿cómo se le ocurre preguntar a un babuino?!. ¿Y si le llega a responder?....”
En otra ocasión me entró pánico al ver que republicabas un artículo de prensa que yo no elegí para mi blog…Pensé..¡joder! (perdón otra vez) entonces es que estoy perdiendo criterio…
Descansa en paz, Pedro. Puede que sin certeza absoluta, pero a ti te leen. Te leemos todos. Participamos de tus experimentos y nos conectamos ocho veces cuando leemos “sexo”. Y nos apuntamos a tus rifas y tómbolas…. Totus tuus. Un beso, majo. Buen finde.

mabel g. c. dijo...

¡Rayos y centellas! ¿Qué ha pasado aquí? Si hasta te desean que descanses en paz. ¿Será tanto latín, lo que ha provocado esta avalancha?
En fin, sé que soy algo parecido al "convidado de piedra", y eso hace que mis comentarios carezcan de importancia:
"Quien avisa no es traidor".

... y para las manchas... CEBRALÍN!! Que no es lo mismo que CELEBRALÍN, jajajajaja.

Kisses, a lot.

gaia07 dijo...

Si multiplicas los días que llevas aquí, y aquí, por los que han firmado con comentario, más los que han leído sin comentar, y lo divides por las horas que le has dedicado a todo esto de aquí, y de aquí, restando tus comentarios a los comentarios, y partes entre los que han entrado por despiste, dará como resultado: ∞

”De un tiempo a esta parte
el infinito
se ha encogido
peligrosamente.

Benedetti


Y calaste.
Un placer.

Pedro dijo...

Joselu, disfrutando de este fin de semana con tantos cambios climatológicos (un chaparrón mientras luce el sol, es tan grande el cielo que hay sitio para todo), con los gorriones de la mañana alterando nuestra calle silenciosa, con películas (“Io sono l´amore”, una delicia para un domingo), música, intentando escribir lo de mañana, mañana está tan lejos, sorprendiéndome con la mirada de tu hija (pero si es tan pequeñísima y sabe, ayer me miró y sé que sabe), deleitándome con tu sensibilidad, un placer, te abrazo.

Pedro dijo...

mabel g. c., que descanses en paz es un buen deseo, por ejemplo esta noche he descansado mal, se me metió un pensamiento circular y no he pegado ojo, pensaba A, me daba la vuelta por el cerebro y volvía A, intentaba pasar a B e inútil, A otra vez, siempre A y así toda la noche, sin latí, solo A, una tortura. Intento evitarla besándote.

Pedro dijo...

gaia07, lo sé, soy un desagradecido.
Intentaré remediarlo siguiendo aquí, una tortura (para los que vienen).
Un día, S me dijo que era un egoísta. Me disculpé. No –me dijo- eso es bueno. No lo sabía, me educaron para dar.
Por fortuna estoy aprendiendo.
A combinar (recibir, dándome).
Lo siento, incluso con este cambio, siempre salgo ganado, recibo infinitamente más de lo que doy.
Creo.
Hoy déjame que me abrace sin hablar.

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007