9.5.10

Shere Hite


Cuando es inapropiado enamorarse…

¿Qué debe hacer una persona cuando se enamora, pero ya tiene una relación estable? Si, al cabo de muchos años felizmente unida, conoce a alguien y se enamora, ¿es más moral que permanezca en el matrimonio y oculte esa relación y esas emociones, o que se dedique a la nueva relación y deje a su cónyuge (y tal vez a sus hijos) para vivir con honradez? La respuesta a estas preguntas es extremadamente personal.

La gente a veces bromea sobre este tipo de situación, la considera “una aventura romántica”; para las personas involucradas puede ser algo mucho más serio e importante. No siempre consiste en unas “meras vacaciones”… Imaginemos a una persona que está felizmente casada, tiene hijos y lleva varios años con su pareja. Cree que todo va bien, pero de pronto ¡bang! se enamora locamente de otra persona, no puede dejar de pensar en ella, quiere estar con ella todo el tiempo, arde de pensar en hacerle el amor… Está enamorada y quiere pasar cada instante con su amor. Imaginemos que no es un caso de simple lujuria, sino un sentimiento más profundo.

Normalmente la persona que se encuentra en tal situación está sumida en la confusión: una parte de su personalidad le advierte: “un momento, no puedes hacer eso, tienes una responsabilidad con tu familia y tus hijos, ¿quieres herir los sentimientos de tu cónyuge (¿o hacer que te odie?)? Se quieren, su relación ha sobrevivido al paso del tiempo, se habían jurado amor eterno, y ahora, mírate, ¡no puedes comportarte así! ¡No puedes largarte!”. Pero otra parte le susurra: “¡corre a encontrarte con tu amor! ¡Eso es lo único que importa! ¡Da muestras de honradez!”.

Es un dilema. ¿Qué debe hacer esta persona? ¿Es más moral que permanezca en el matrimonio y finja sentir lo que ya no siente, o que empiece a vivir con su nuevo amor, deje atrás su matrimonio y revele sus verdaderos sentimientos al mundo? Se trata de uno de los dilemas éticos más serios a los que nos enfrentamos en la vida; en muchos casos es cuestión de sentimientos honrados, y no es motivo de risa.
El asunto no puede resolverse de forma simplista. Se plantean preguntas como: ¿cuál es la forma más valiente de afrontar sentimientos tan intensos? ¿Qué conducta va a aportar más felicidad a más personas? ¿Se puede estar enamorada de dos personas a la vez? 

Hoy, los hombres no son los únicos que se enfrentan a la duda de dejar a una familia estable por un “nuevo amor”; a veces las mujeres también se encuentran en esa situación.
¿Qué sienten estas mujeres? Por un lado, consideran inmoral abandonar a la familia; por tanto, la única solución posible es mantener “la aventura” al margen y en secreto, intentar acabar la relación lo más rápidamente posible. Pero, por otro, sentimientos amorosos de una intensidad tan hermosa son poderosos y difíciles de negar. Algunas personas sienten como si acabaran de despertar, “ven la luz”, vuelven a nacer. Consideran que no pueden ser sinceras consigo mismas sin revelar a sus amigos y familiares los cambios que están experimentando y lo importante que es esa relación para ellas. En caso contrario estarían viviendo una mentira, sería algo “ilegítimo” y deshonesto. Rechazar ese nuevo amor sería una bofetada para la persona que no les ha aportado más que felicidad, de forma que eso también sería inmoral, sería una falta de respeto al nuevo ser amado.

En la segunda opción –creer que es más moral “ser quien se es de verdad” y reconocer el nuevo amor–, la persona parece adoptar el orden moral de la “monogamia sucesiva”. Cree que lo moral es tener una sola relación íntima y sexual a la vez. Otros deciden que el matrimonio es una institución que debe defenderse, sin que exista el divorcio, y que lo que conviene es la idea clásica de la sociedad: que a un esposo (que hoy puede ser el hombre o la mujer) se le consienta “tontear” fuera de la familia, pero que todo el mundo haga como que no ocurre, porque “al fin y al cabo” no es “serio”.
Dado que el ideal de hoy día es la igualdad entre hombres y mujeres, esta “versión clásica” de cómo organizarse en la vida (es decir, no tomarse el “nuevo amor” en serio, sino intentar relegarlo a la categoría de “pura lujuria”) ya no es tan “práctica” como en el pasado, porque si tanto hombres como mujeres quieren tener “derecho” (aunque sea extraoficial) a mantener relaciones fuera de la pareja, ¿provocará eso el caos? Aunque el matrimonio haya resistido, más o menos, cuando sólo era uno de los dos el que tenía “doble vida” (el hombre), si ambos están dispuestos a aceptar aventuras sexuales externas, ¿podrá seguir funcionando?

La mayoría de las personas declaran creer instintivamente que la forma más moral de actuar es “confesarlo todo” y cambiar de pareja, es decir, la monogamia sucesiva. Estadísticamente, sin embargo, la mayoría de los hombres y mujeres no “confiesan todo”. En la práctica, la ruptura con la pareja original puede ser tan dolorosa que muchas personas no están dispuestas a llevarla a cabo. No todos los que visceralmente sienten que eso es lo que se debe hacer son capaces de actuar con arreglo a sus creencias; muchos siguen casados y confían en que el nuevo ser amado no se enfade excesivamente. En otras palabras, intentan proseguir ambas relaciones al mismo tiempo.

Shere Hite 


Shere Hite está pasada de moda.
También lo está, hace siglos, esa canción (qué letra, horror).
Estas teorías, esta canción...
¿Lo están?
¿Están los blogs pasados de moda?
¿Qué rayos es la moda?
Tú que lees ¿Quién eres? ¿Qué piensas?

Hoy tengo ganas de discutir.
Anímense.



Aviso: mañana comienza la serie Parker (no se la pierdan)


18 comentarios :

petitapetitesa dijo...

Es cierto, en ocasiones es inapropiado enamorarse.

Inapropiado
adj inapropiado [inapɾo'pjaðo, -ða] que no resulta adecuado o conveniente.

¿Y cómo saber, cuál es un amor apropiado?

Apropiado, -da adj. Adecuado para el fin al que se destina. Acomodado o proporcionado para el fin a que se destina. adj apropiado [apɾoˈpjaðo, -ða] adecuado a algo, conveniente.

Y una vez cometido el error, (De ocurrir tal catástrofe) ¿Cómo enmendar el entuerto? ¿Se puede enmendar? ¿En que se basa el inadecuamiento?

¿Sería acaso conveniente elaborar un censo donde encajar proporcionalmente adecuaciones pares? ¿Se pueden adecuar las pulsiones?

Solo se me ocurre una tontería después de leer tu post, “Es imposible ponerle puertas al campo ni cercas al mar”, perderse, ahogarse, caer por un precipicio, tropezar, morir… son riesgos inherentes al simple hecho de vivir.

Vivir sin riesgos ¿Es vivir? ¿O es vivir lo que está pasado de moda?

Un beso

Pedro dijo...

" La gente aspira a encontrar su otra mitad en su ciudad, en su barrio, y hasta en su calle; no sé cómo no la buscan en su cama. Y no es así: cerca nos tropezamos con los humildes premios de consolación. Las medias naranjas verdaderas están lejos casi siempre y son costosas. Lo que hemos de pedir, además de encontrarlas, es que el hallazgo no se produzca demasiado tarde.

petitapetitesa,me he encontrado este fragmento de Gala en una de tus páginas –magníficas las dos, llenas de sensibilidad, de buen gusto, de contenido- y he sonreído.
Vivir sin riesgos no es vivir (te lo digo yo que por vivir en riesgo estuve a punto de quedarme sin un parte de mi cuerpo que mucho estimo. Efectivamente, esa)
Posiblemente vivir es lo que está pasado de moda.
Bueno, yo qué sé, solo he dejado ese artículo de Shere Hite

Un beso

Nikté dijo...

Madre mía, hoy tienes tú ganas de dicutir y me pillas de un tranquilito... pero lo voy a intentar.

Ains (suspiro para entrar en acción)

Yo tengo un amigo-por supuesto no se trata de mi, ni de nadie que conozca- que se separó no por asuntos de faldas, ni de pantalones, simplemente es que no aguantaba a su ex y se entregó tras la liberación conyugal a una vida lujuriosa. En ella y mientras tanto, iba catando de aquí y allá sin encontrar su verdadero amor o medio limón, limonero, así te quiero; pues bien, un día se topó con una mujer encantadora, muy bibaracha ella, con la que mantuvo una relación de cama y risas pero eso no lo llenaba, así que se lió con la amiga que era más seria, más maternal y de pechos excesivos.
Cabe decir que las dos, hasta entonces amigas, dejaron de serlo.

Pasó un tiempo y mi amigo halló en su camino, sin buscarlo, otra mujer de la cual creyó enamorarse realmente. Intentó terminar su relación camera-maternal con la última, la de pechos excesivos pero no pudo, se sintía triste y casi se muere de la pena(aún la quería)
¿Pero qué hacer? Se preguntaran todos. Pues bien, mantiene actualmente una relación "cuatripartita".
Su ex le discute a cada rato por teléfono las dietas del hijo en común, amén de llamarlo de todo menos bonito a la menor ocasión.
La amiga de la amiga le aconseja sobre asuntos de indole sexual, la maternal le hace pucheritos con pringá y la que realmente cree que es su amor, se ha llegado a conformar con el trozo de repartición que le ha tocado: LLamarse todos los días y verse cada dos meses en Singapur mientras ella no para de inventarse historias cada noche pa mantener su interés vivo y otros miembros.

Concluimos ( Eso tiene lo de poseer tantas personalidades)

¿A quién se ama entre tantas?

A todas

¡Me cagüen en tó lo que se menea!

Anónimo dijo...

Oye, que sí, que vamos a discutir un poco.

¿Hablamos de amor cuando queremos decir sexo y viceversa?

Allá cada cual lo que haga con sus sentidos o sentimientos (yo conozco a quien los tiene con cuatro y lo pasa chachi).

En cualquier caso, me hace gracia esa patente que acuña la Hite: “monogamias sucesivas”. Según el diccionario de María Moliner, a lo otro, a quien las tiene simultáneamente: “relaciones de pareja con más de una persona en el mismo periodo de tiempo se le aplica el nombre de polígamo/a”.

Ya, queda un poco moro y nosotros somos mucho más civilizados, claro.

La Pili.

Anónimo dijo...

Que conste que mi amigo, el de las cuatro, no es el amigo de Nikté (eres una resalá).

Por lo visto, en este mundo de los blogs y de los otros, hay muchos amigos con cuatro (y no están locos que diría Machín).

La Pili.

Nikté dijo...

A ver, que diría uno de la O.N.C.E

La diferencia entre un deso sexual y el amor es tan fácil de detectar...

Si estás con tu Pili en la cama y te duermes tan ricamente,es que estás enamorao.
Si estás con tu Pili en la cama y le haces el amor arrebatadoramente y después te duermes pero abrazado.
Efectivamente estás enamorao.
Si no estás con tu Pili y haces el amor en otra cama, con otra Mari, como una furia,y después te vas a dormir a la cama de tu Pili tan ricamente; es solo sexo.


Cobro 50 euros por hora de consulta

Pedro dijo...

Capicúa.

Nikté jamás discutiría contigo, ni loco, no por nada, si eres igual de ágil hablando como escribiendo no te duraría un asalto.
Además eres mucha señora (excepto que hayas utilizado photoshop en tu foto con tu perro) y uno está ya en franca retirada (no sabes lo duro que fue el frente de Verdún y otras batallas),
La historia de tu amigo es curiosa. Un máquina (o así). Lo que no me cuadra es los de las cuatro hermanas Silva, o tu amigo es Brad (Pitt) o tiene un pitt extremadamente habilidoso o las cuatro damas son..., vale, son, no soy nadie para opinar.
Para no ser menos yo también me cagüen en todo lo que se menea y que no haya sido salpicado por tu me cagüen.
Pues eso.

Pedro dijo...

La Pili, que no discuto, leches.
Hay quien habla de amor cuando quiere sexo. Y viceversa.
Somos tantos que cada uno va a su bola.
Mira tú qué casualidad, yo también conozco a quien tiene amor con cuatro y lo pasa chachi piruli (no me ha contado si tiene sexo con las cuatro, individualmente o a la vez).
Lo de moro suena raro.
Monogamias sucesivas me parece una definición genial.


Shere Hite se ha concentrado en entender cómo consideran los individuos su experiencia sexual y el significado que tiene para ellos.
Hite ha criticado el trabajo de Masters y Johnson por incorporar acríticamente actitudes culturales en el comportamiento sexual en su estudio. Por ejemplo, el trabajo de Hite mostró que el 70% de las mujeres no habían tenido orgasmos mediante la penetración, pero son capaces de alcanzar el orgasmo fácilmente mediante la masturbación u otras estimulaciones clitoridianas. Sólo un 30% de las mujeres participantes en su estudio habían experimentado alguna vez un orgasmo durante el transcurso del coito. Ha criticado el argumento de Masters y Johnson de que durante el coito debería haberse proporcionado la suficiente estimulación clitoridiana para alcanzar el orgasmo y de que el que no llegue a alcanzarse es un signo de "disfunción sexual". Sin negar que tanto Kinsey como Masters y Johnson han sido un paso crucial en la investigación sexual, Hite cree que debemos entender la construcción cultural y personal de la experiencia sexual para hacer el importante estudio del comportamiento sexual fuera del laboratorio. Criticó el hecho de que limitar los tests a mujeres "normales" que notificaban orgasmos durante el coito estaba basado en el falso supuesto de que tener un orgasmo durante el coito era algo típico, cosa que su propio estudio rechazó vehementemente.

Pedro dijo...

La Pili, preséntame a tu amigo (por si aprendo algo, que soy un soso)
Por la parte que me toca (de este mundo de los blogs y de los otros), debo ser un antiguo, me toca una y gracias (además me toca poco)

Ay, si esto tuviera una cámara de vídeo. Pa vernos, digo.
Jajajajajajajajajaja

Pedro dijo...

Nikté, perdona, no lo he pillao.
Eso de que es solo sexo se refiere a lo que se hace con Mari o a lo que no se hace con Pili. Con eso del sexo tántrico y tantos inventos me lio mucho.
Y con el tiempo que no.
Por cierto, fuera aparte de este tema, la Mari me ha llegao a cobrar hasta 74 € (ahora, bien pagaos ¿eh?) (bueno, y la cama, claro)

La Mari dijo...

Lo que no cuenta El señorito Pedro, es que eso le cobro por limpiarle la casa.

El perro de Nikté dijo...

Mi ama nunca me ha retocado con fotoshop de ese. Soy así de guapo,aunque no muy inteligente.

Mis relaciones con las perras ha sido siempre muy frustrantes, aunque confieso que no siempre fue sexo, hubo una vez que me enamoré. A esta me gustaba lamerle el hocico antes de; Después de, no es que no me gustara, es que mi ama tiraba de mi porque se tenía que ir al trabajo y le oía hablar con el amo de la perra de la que estaba enomarao, de lo que tardaba en algo tan simple, y es que soy mu sibarita pa esas cosas, me gusta tomarme mi tiempo.
Solo fui de una perra, las demás era porque olían de maravilla.
Mi ama dice, que si ella siempre gana en las discusiones es porque como no deja de hablar ni aunque la amordacen, no da pie al otro para su defensa.
Es su táctica.

La quiero mucho.
Hay que quererla pa aguantarla.

Una vida de perros, mi querido Pedro, una vida de perros.

Pedro dijo...

Mari, reina, ¿cómo quieres que te lo diga? no me llames señorito en público, que luego dicen que soy un estrecho.
Y te has dejado el baño sin hacer.

Pedro dijo...

El perro de Nikté, solo puedo añadir: guau, guau, guuuuuau.
¿Guau, guau?
Guauuuuuu, grrrr, guauauu, grr, guauuuu.
¿Entendido?, pues eso.

gaia07 dijo...

Ya en un nuevo siglo metidos, seguimos sin poder desvincular el alma del cuerpo. Siguen pues coincidiendo los placeres del cuerpo con los del alma, y sigue siendo el alma la que se hace placenteramente consciente del placer del cuerpo.
Dicho esto ¿qué moral sensata, es capaz de separar el placer que siente el uno y reconoce la otra? Seguimos con la misma respuesta: ninguna.

Discutamos más.

Un pedazo de beso.

Pedro dijo...

gaia07 hay placeres del cuerpo que comparto con mi alma y placeres del alma de los que el cuerpo ni se entera (me refiero al mío)
Eso…dijiste moral, vale, esa es otra liga.
Son las 11 H, dejo este tema (por hoy) y me voy a la cama
Te dejo con unos amigos, pero antes te beso (sin moral ninguna)

El pensamiento occidental recayó en el dualismo entre cuerpo y alma.

• Descartes define alma como cosa pensante opuesta a cosa "extensa" (res cogitans versus res extensa).
• Espinoza habla del alma como atributo y modo de la substancia divina.
• Leibniz la llama mónada cerrada en sí misma.
• Lessing, como aspiración infinita.
• Kant la califica de imposibilidad de aprehender lo absoluto.
• Fichte, como saber y acción.
• Hegel dice que el alma es el auto desarrollo de la idea.
• Schelling la define como potencia mística.
• Nietzsche, invención y ente imaginario del común de la gente, que ayuda a fortalecer las creencias de la existencia de un dios o mas específicamente de "Dios".
• Freud, como diferencia entre el "yo" y el "super-yo".
• Jaspers la define como "existencialidad".
• Heidegger, como "ser-ahí".
• Bloch, como realización originaria del futuro.[]
• Trujillo la cataloga como aquello que solo puede encontrarse en lo profundo de la mente la "conciencia" aislada de todo lo físico.

irene dijo...

A Shere Hite:
No creo que una relación forzada sea satisfactoria para nadie. Lo más valiente es ser sincero con los demás, y sobre todo con uno mismo.
Creo que sí se pueden querer a dos personas a la vez y no estar loco, como dice la canción, aunque lo más probable es que se termine así.
Lo ideal sería que hubiese tantísima comprensión en el trío, que se aceptase la situación y se repartiesen los tiempos, qué dificil, pero sería lo mejor, al fin y al cabo, sólo se vive una vez.
A Pedro:
Estará todo pasado de moda, pero a mí me gusta, será que yo también lo estoy.
Las modas..., van y vienen, van y vienen, siempre igual, sólo tienes que esperar a que llegue la que a ti te gusta, a la que tú eres fiel, y estarás a la moda, el resto del tiempo... pasando.
Ahora leo, Cuentos de Eva Luna de Isabel Allende. Soy lo que soy aunque hubiera querido ser algo más y pienso que es inútil lamentarse por lo que pasó, por lo que fue, y por lo que pudo ser y no fue.
Creo que no planteo ningún tema digno de ser discutido, lo siento.
Un pelín plasta estoy, pero ya no pido más perdón.
Mis mejores deseos para ti, Pedro.

Shandy dijo...

Los sentimientos y la reflexión sobre ellos nunca pasa de moda.
¿Qué es lo más constructivo en estos casos, lo que hace menos daño a las personas? Difícil dilucidarlo, porque siempre habrá alguna de ellas que está en desventaja, que sufra más.
Si la persona se ha enamorado y esta relación influye en su pareja debería decirlo. A partir de ahí, o se va, o su pareja acepta la situación desde la libertad que le da saber de la otra relación. Pero como esto último es muy complicado (la razón va por un lado y las emociones por otro), a veces se opta por mantener la segunda relación en secreto. También caben otras posibilidades: reconducir la segunda relación, cuando la persona merece la pena, a una amistad que lleve implicita complicidad, enriquecimiento y afectos, y que no pase necesariamente por el sexo (difícil también, se requiere voluntad por ambas partes, esfuerzo y tiempo).
Entrar a calificar los distintos comportamientos como morales o inmorales ( siempre desde unos parámetros establecidos por la cultura en que vivimos)es tema complejo.
Lo más inmoral es hace sufrir a las personas. Eso destruye cualquier relación.
Vamos, que una vaina, esto del vivir. Podemos teorizar, no es que la razón no entienda, que sí, que en frío se entiende casi todo, pero los sentimientos y emociones campan por sus respetos. Y ahí está el individuo: ¿qué coño hago con estos y aquellas para que no destruyan?
No hay recetas, amigo, cada cual debe elaborarlas teniendo en cuenta que hay muchos ingredientes y que la alta cocina es para los grandes Chefs.
Besos

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007