11.5.10

Parker y su amor platónico

Yo soy un ser humano a pesar mío.

El espacio plateado de mi espíritu
penetra en el espacio gris del mundo.

¿Hasta cuándo?

Juan Eduardo Cirlot.
 2. Parker guarda un amor platónico en el estuche del pecho, desde los cerros de su alma bajan vicuñas con floridos sentimientos en las alforjas. También hay un deseo táctil sobre su cama, no tiene nada que ver con la que comparte sábanas. Para qué le va a dar vueltas, el ahora es el ahora y esto es lo que hay. No sabe si va o si viene, los cuarenta años le han dejado en el umbral de una puerta que no sabe dónde conduce. Desde un extremo del pasillo mira a las esperanzas que saltan sobre la alfombra que fue tálamo, que fue refugio, que fue una fortaleza ante la que se estrelló el sentido común, las renuncias, los recuerdos momificados, lo efímero. En la cocina se marchitan las cebollas de las falsas esperanzas, nada perdura, nada, el espejo le devuelve una frente creciente y una ilusión menguante.


9 comentarios :

ybris dijo...

Contemplo a Parker entre envidia y compasión.
Debe de ser por tener un deseo táctil y porque sea bajo su cama.
O por los cuarenta años y por la desorientación.
O por la esperanzas saltarinas y por su marchitamiento.
Respectivamente.

Un abrazo.

mirada dijo...

Lo escribes tan bonito que no parece que sea duro.
Y es igual de emocionante porque está lleno de ternura.
Muuuuuuuaaaaaacks.
Buen día.

irene dijo...

Es verdaderamente triste la situación de Parker, pero tampoco me da mucha pena, así, más o menos, estamos muchos, con recónditos amores platónicos y con realidades que no son las más deseadas.
Pero como decía alguien, si llueven limones, haz limonada.
Un beso.

Pedro dijo...

Ybris, una errata, era “sobre la cama”. Me he equivocado en el polvo que hay bajo con el polvo de sobre. ¿En qué estaría pensando? (entre tú y yo, siempre pienso en lo mismo)
Subsanado.
Este pobre Parker es puro sufrimiento.
Un abrazo.

Pedro dijo...

Tú sí que tienes ternura en tu Mirada.
Es un placer saber que me lees así.
¡Guapa!
Un beso

Pedro dijo...

Irene, es una buena manera de enfocar la vida: si llueven limones, limonada. No lo había oído. Se lo digo a Parker (aunque no me hará caso, es un cabezón…)
Gracias por tus muchos comentarios. Un beso

ana p. dijo...

Pobre Parker, miedo a la soledad??? O conformismo...? A veces es mejor quedarse solo con el platonismo en el estuche y toda la cama por delante. Un besiño Pedro

gaia07 dijo...

El único disfrute que consiste en la contemplación de la idea.
Y mientras el estuche permanece guardado la vida sigue impasible.
Ya es un hito para una vida darse cuenta de cómo pasa. Verla desfilar desde la ventanilla de un tren sin poder participar es descorazonador.
Incontables estrellad@s.

Un beso.

Mayte dijo...

Una cebolla se marchito entre las letras, se fugo el zumo hacía las lágrimas que derraman el vapor del plató-nico.

Biko.

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007