13.4.13

La muerte del blog.

Plinio leía a los amigos sus versos y dramas en el triclinio. Pronto estos amigos invitaron a sus propios amigos a escuchar sus versos en sus triclinios. Estos amigos construyeron auditorios en sus casas y juntaron allí no solo a sus amistades, sino incluso a las gentes que pasaban por las calles y caminos; a todos, conocidos, y desconocidos les leían sus historias, sus discursos. Llegó un día (lo cuenta Jeróme Carcopino) que había en Roma tantos triclinios que no quedaron oyente
Mantenedores de bitácoras del mundo ¡arrepentíos! el fin del blog se acerca.

Nubes agoreras pronostican la muerte de las bitácoras, la paulatina disminución de usuarios, el agotamiento de la fórmula, la falta de interés, la diversificación de páginas con contenidos profesionales, con mejores recursos técnicos, con el aburrimiento de los viajeros del espacio que piden otros diseños, otros temas, otras emociones.

Escribir es una necesidad.
Leer nunca ha estado de moda.
Ser esta anticuado.
El video mato a la estrella de la radio.

Algunos mantenedores de bitácoras abandonan, agotados, se quejan del trabajo que les lleva, de falta de respuesta, de falta de imaginación, de falta de tiempo para otros quehaceres, de incomprensión, de la fatiga de ser otros, de que, al final, detrás del escaparate solo queda silencio.
Otros pasan a formatos más elaborados.
Otros desaparecen, sin más, de sus apodos, de ellos, no queda ni el recuerdo.
Nadie sabe si ya han cumplido su objetivo, cual es su queja o su vacío, cual la motivación real.

En breve será solo otra tendencia pasajera más, una moda fugaz, un recuerdo de nostálgicos, una herramienta de jubilados, de personas con tiempo libre.



Esto lo publiqué el 15.10.2008.

Me equivoqué.
Pero solo por unos cinco años.
No sé otros, este blog se muere.
Como en tantas cosas he sido el último en enterarme.
En tres meses las visitas han bajado a la mitad.
Mientras me lo pienso seguiré viniendo aquí cada día.


6 comentarios :

virgi dijo...

Pues sí, querido, admirado Pedro, se mueren los blogs.
Carpe Diem, pues.
Un abrazo, que sepas que sigo viniendo aunque no te deje comentarios, a veces tu lucidez me sobrepasa.

Colombine dijo...

Si, tal vez se apagan , y son sustituidos por mensajes instantáneos y de longitud tasada . Una pena perderse las historias mucho más elaboradas y hermosas de los blogs como el tuyo . Un abrazo.

Isabel Barceló Chico dijo...

Facebook, twiter y otras redes sociales se presentan más descansadas, ágiles para comunicarse y no necesitan (aparentemente) tanto trabajo como un blog. Y digo aparentemente porque si se entra allí se pueden perder horas en nada: en pinchar "me gusta", en compartir lo que otro ha puesto, en dejar breves comentarios, etc. A mí me gusta un trabajo más productivo, más creativo del que ofrecen esas redes, la verdad. Cierto que ha bajado muchísimo la visita a los blogs. ¿Será una ley de selección y al final sólo quedarán los más resistentes? Nosotros ya llevamos mucho tiempo, pedro, es natural que estemos cansados. Pero yo no pienso tanto en cuántos me leen sino en lo productivo que me resulta a mí el escribir.
Un abrazo muy fuerte.

Daltvila dijo...

Me daría pena que se muriese el suyo, ciertamente.
Siempre me aporta algo enriquecedor, aunque solo sea escuchar la música de fondo...

No sé si se mueren los blogs en general o los blogs que seguimos en particular. Entramos aquí en un momento concreto de nuestra vida y Bloguer nos sirve, indudablemente, cumple una función.

Un abrazo

Mtu dijo...

¿Tú, también? Me está dejando tanta gente últimamente que sólo el consuelo de visitarte cada día y encontrar algo nuevo es un aliciente. Si te vas tú, sí que pasa algo: ronda la españada, figuradamente hablando.

Anónimo dijo...

Leyendo esta entrada recordé que Plinio “el Joven” en una carta a su amigo Cornelio Prisco le hablaba del poeta Marcial y entre otras cosas se refería a la “eternidad” de los escritos del bilbilitano, decía que aunque no fuesen eternos él los escribía como si hubiesen de serlo; y fíjese estamos en el s. XXI y seguimos leyendo los Epigramas de Marcial; difícil lo hubiésemos tenido si no los hubiese escrito…
Si me lo permite me gustaría añadir que al margen de vaivenes estadísticos siempre prevalece el gusto por lo que se hace y creo que a usted esto de las palabras se le da muy bien.
Un saludo.

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007

 photo glup20_zps43094b99.jpg