12.5.11

De alienistas y un zahorí (1).



Una mujer y un hombre se encuentran en la mitad de un puente de cristal sobre un río sigiloso de tiempo y aguas lentas.

Se reconocen y hablan de peces, de constelaciones, del cáliz del otoño, del aroma del bosque cercano, de la verdad, de la belleza.

Acodados sobre la barandilla, miran el discurrir de la corriente, las manzanas flotando, peces dorados que saltan entre olas diminutas.

La tarde cae.

Ella le regala una habitación roja con pequeñas cajas de caoba, cerradas, una sonrisa llena de misterios, una mirada que vuelve de una edad perdida, la piedra submarina rescatada de un entonces que clama.

Él le regala la lluvia prisionera, la luz de la luna entre las ramas de los árboles, una colección de etiquetas con orla, un corazón tallado en el tronco del magnolio, viento.

Junto al fuego señalan los extraños símbolos de las cuevas, el latido de la oscuridad, el temblor de sus venas.

Los cárabos chillan, pequeños animales de la oscuridad corren entre sus pies, a lo lejos nace una estrella.

Luego la noche les confunde y aleja, ella va hacia el norte y él hacia el cálido sur. 


(Puro simbolismo. Ella y él son el Principe Valiente, los otros...el deseo) 

11 comentarios :

Anónimo dijo...

¡Feliz día!
BELLO, muy bello...

Cualquiera dijo...

¿Cómo se van a ir en direcciones opuestas si ella le ha regalado la piedra submarina y él la lluvia prisionera y la luz de la luna entre las ramas de los árboles?

Pobres.

Joselu dijo...

Me empapo con lo que te leo en esos exquisitos nueve párrafos y pienso en las horas que gastó Sofia Coppola en intentar contar un “aroma” como este (alguna cosa menos y alguna otra cosa) en aquella Lost in Translation tan chula y corro a escuchar el Requiem, Op. 48 - IV. Pie Jesu de Grabriel Fauré . Me equivoco.Veo a Murray, si, pero esta en la peli de Jarmusch: Broquen Flowers…y claro…ahí regreso a Mulatu Astatke (Ahora que estás tan étnico...).
Benditas equivocaciónes.
Un requiem para todo lo que muere cuando dos se dan así la espalda …sin querer.
Lo peor vendrá cuando ya solo se busquen. Cuando no quieran otra cosa mas que reencontrarse... ¡buf!. Pobres.
http://www.youtube.com/watch?v=s6ePmrZDTfw&feature=related

Pedro dijo...

En eso tienes razón, Cualquiera

Pedro dijo...

Perdón, Anónimo,¿es a mí?

Pedro dijo...

Perdona Joselu, creo que es el tiempo, pero al leerte me han salido cuernos y me ha crecido el rabo (es decir me he endiablado, nada que ver con otras interpretaciones más…cómo decirlo, más bastas). El caso es que estoy alterado y a mi exquisita educación recibida en las mejores calles de mi barrio se ha opuesto una ironía que no sé de dónde me puede venir dado lo limitado de mi recorrido. Si no viviésemos tan lejos te lo diría en persona. Es decir que mi filtro no dejaría pasar un post como el de hoy (que, por cierto, sigue mañana viernes), que no me gusta demasiado (el de mañana sí) pero mi obstinación de asomarme a esta ventana hace que a veces recurra al aquí te pillo, aquí te mato, que tengo varios escritos empezados pero con esta primavera rompiendo en alegría prefiero pasear/caminar/correr/yo qué sé que escribir, oficio que me gustaría dominar mejor para poder contar el cuento de lo que no cuento, vamos a decir que me gusta más Cecilia Bartoli en el Requiem que ese chavalillo desnutrido de voz angelical, que tenía mucha manía al fantasma cazafantasmas de Murray hasta esas dos pelis, que hasta entonces no conocía a Mulatu Astatke (me lo recomendó Andrea), que estoy étnico por reconocimiento expreso de mi propia ignorancia, que se sepa que hay más que lo que había, que me gusta tanto la música que aún puedo distinguir a Jodra de Rampal (con dificultad, eso sí), que llevo tanto tiempo con que eso de darse la espalda es un autentico ejercicio de ciencia ficción, de la más desbordante imaginación (al poder). Pues eso, que es jueves y la paz del fin de semana sea con todos nosotros.
Amén.

Pedro dijo...

Joselu Jodra

http://memoriasclubdeportivodebilbao.blogspot.com/2010/09/vicente-jodra-el-flautista-de-bilbao.html

gaia07 dijo...

Asi que se encontraron precisamente allí a pesar del tiempo y el espacio que les separaba.
Lo más sorprendente es que tras detectar cada uno el flujo de la presencia del otro se reconocieran e intercambiaran tanto.

Aunque, el que sigue sorprendiéndome y agudizando mi intelecto, eres tú.

Un abrazo

Joselu dijo...

Mi querido Pedro. En este asomarte a la ventana, cada día, no estas solo. Lo siento. Mira las estadísticas. Emprendemos esta excursión tras de ti. Tu abres huella. En cierta manera, luego, por cada uno de esos peldaños subimos los demás. Yo tuve que esperar a que el diario Público regalase le peli de Jarmuch para enterarme de que existía. Ni se el tiempo que hace que no piso una sala. Vivo de los réditos miserables que pude acumular en alguna otra vida que ni recuerdo. Perdona si a la hora del bocadillo me quedo mirándote el dedo, en vez de la cima que nos señalas. O te digo ¡hum! Con la boca llena.
Disfruto enormemente con tus textos. Me encantan. Son como cosquillas. Me llegan todos a alguna fibra que me tiembla. A veces se me queda un regustillo así como por dentro del paladar porque son como esos olores que hacen aflorar otros, sentimientos, imágenes, sospechas, amores, músicas, lágrimas, nostalgias que llevo dentro y se van quedando adormecidas o aplastadas por el peso de estas rutinas.
Si te soy sincero, te comentaría siempre y no lo hago por vergüenza y por no ser pesado.
Pero cada día te envío un beso del gusto.
Dejar un enlace aquí, es cosa de gran responsabilidad. Te juro que he mirado unas cuantas versiones, incluida la Bartoli, pero he optado por esa especie de efebo (algo húmedo, porno, lo siento, debo estar tarado) porque “creo” que es la versión más parecida que recordaba de la banda sonora, y lo he hecho a pesar de los comentarios que se mofan de el en youtube.
Gracias por Jodra. Y yo que creía que eso de soplar en los soportales era un invento de pies negros para la supervivencia moderno…Si está todo inventado…
Y nada más. Que tienes razón. Menos mal que volvemos una y otra vez, que somos capaces de mirar a nuestro alrededor y escuchar otras músicas. Así descubrimos que somos ricos pero rodeados de muros que nos empobrecen.
(Me he quedado mosca con lo del rabo…¿qué era exactamente lo que me querías decir?, je, je, je)
Ya estoy loco por leerte el de mañana. Allá tus filtros. Tu post de hoy me hizo temblar.
Gracias de verdad. Un beso.

Anónimo dijo...

Estoy con Joselu...
Si te soy sincero, te comentaría siempre y no lo hago por vergüenza y por no ser pesado.
Pero cada día te envío un beso del gusto.
¡Gracias, por el tiempo que nos dedicas!

Gárgola dijo...

En la mitad del puente... justo en la mitad.
No son reyes ni reinas pero los regalos que intercambian tienen un valor inestimable, un valor que solo se puede percibir con el corazón.
Una maravilla Pedro, de un lirismo delicioso.
¡Gracias!! Besos

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007